3 Grandes malentendidos acerca de la Astrología

Por Veronica Smith.

En todos los años que llevo hablando de Astrología, me he dado cuenta de que, siendo sinceros, la mayoría de personas no acaban de entender qué es o en qué consiste en realidad.

Así que creo que ayudaré a aclarar algo las cosas hablando acerca de los tres principales malentendidos astrológicos que he encontrado.

1. La Astrología muestra exactamente cuál es tu destino y, en ocasiones, simplemente estas “jodido” por tus estrellas.

Hum, no.  Este malentendido es, a menudo, cosa de buscadores super fluffy que en realidad simplemente están esperando algo o alguien que les diga lo que deben hacer, dado que en su mayoría consideran las circunstancias de su vida como algo “fuera de control”.

Creo que este malentendido dice más de las personas que lo sostienen que de la Astrología en sí.

Se basa en la que creencia según la cual si algo difícil sucede es a causa de una falta externa, nunca propia.

En mi experiencia, la astrología es prácticamente lo opuesto a esto.

En lugar de una sentencia “gravada en piedra”, es más bien como un suave empujón en la dirección correcta, o un suave empujón en la dirección equivocada.

Se parece más a un sistema de GPS, si haces un giro a la derecha y necesitabas hacerlo a la izquierda, se detiene y luego ‘recalcula’ para crear una oportunidad diferente para que lo vuelvas a intentar.

Si escuchas estos “empujoncitos” (también conocidos como la verdad de tu alma y seguir la luz de tu propia guía), la Astrología puede ser una herramienta para ayudarte a vivir una vida vida colmada de tanta plenitud como tu Alma pueda imaginar.

Si no escuchas, bueno, simplemente seguirás ‘recalculando’ una y otra vez (es decir, seguirás repitiendo los mismos patrones disfuncionales ).

 

2. La Astrología no tiene sentido y es algo completamente inventado

Este malentendido se produce a menudo entre el tipo opuesto de personalidad a la de los “destinados” antes mencionados.

Estas son las personas que sienten que su vida está COMPLETAMENTE bajo su control, y sientes que hay una firme frontera que separa el “libre albedrío/ciencia” de la “espiritualidad/creencia”.

Aunque este argumento tiene sentido a primera vista, basta con echar un ojo a la psicología básica para darnos cuenta de que el «libre albedrío» y la «creencia» están mucho más entrelazados de lo que nos gustaría creer.

Nosotros, humanos, tenemos una capacidad limitada para asimilar aquello que nos rodea, y por lo tanto, regularmente «editamos» lo que vemos (es decir, lo filtramos) en función de lo que consideramos «importante.

Lo que es importante para nosotros se basa en la forma en que orientamos nuestras vidas, es decir, nuestras creencias.

La mayoría de las veces vemos intensamente lo que encaja en nuestra estructura de creencias y, literalmente, ni siquiera vemos lo que consideramos «no importante» (también conocido como lo que no encaja en nuestra estructura de creencias).

Un buen ejemplo de esto sería una multitud de personas que explicado lo que vieron después de una leve colisión entre dos coches.

Tal vez una mujer que estaba caminando por la calle cuando ocurrió el accidente vió que uno de los conductores era una atractiva pelirroja. Como recientemente su pareja la había dejado por una pelirroja, esto desencadenó que, de forma inconsciente, culpe a esa conductora como responsable del accidente.

Es posible que otra persona tenga un sesgo inconsciente hacia «las personas ricas que sienten que pueden hacer lo que quieran» y en consecuencia culpa al conductor del coche caro antes que al conductor del coche económico.

Puede que un tercer testigo tenga un sesgo inconsciente hacia las «personas pobres que se hacen la víctima» y por eso culpa al conductor del coche barato.

Tal vez el conductor que *realmente* causó el accidente tiene la creencia de ser un conductor fantástico, y literalmente crea que la otra persona fue la causante.

Y puede que el conductor que técnicamente no causó el accidente crea que es un conductor terrible y esté convencido de ser el responsable del golpe.

Al final, ¿qué tan probable es que todos estén de acuerdo con quien fue el culpable?

Si bien este es un ejemplo un tanto tonto, muestra que la «realidad» no es tan en blanco y negro como nos gustaría pensar que es. (¡Pregúntale a la física cuántica moderna!)

Así que vamos a llevar todo eso un paso más allá.

¿Qué pasaría si en lugar de mirar las cosas objetivamente, las miráramos psicológicamente, incluso simbólicamente?

¿Qué ocurriría si partiéramos desde la comprensión de que las personas y los eventos que nos rodean «ven» la realidad (también conocida como filtro de la realidad) de diferentes maneras, y puede ser imposible aplastar todo en una «verdad» que lo abarque todo?

¿Y si entendiéramos que las personas que tienen el filtro A siempre requieren tal o cual cosa para tener éxito, y las personas del filtro B requieren exactamente lo contrario?

¿Cómo sabríamos quién tiene filtro A y quién filtro B?

Lo sabrías observando sus reacciones.

Cuando tal cosa sucede, responden de esta manera.

Y al reunir miles, incluso millones de ‘filtro A hace esto, y filtro B hace lo otro”, terminarías con un perfil psicológico bastante sustancial, uno que te permitiría, de manera constante, saber cómo interactuar con ellos, e incluso ayudarles a cambiar su realidad hacia una que creas que tiene más sentido.

(Ten en cuenta que seguirás siendo parcial).

Esa reunión de miles, incluso millones de ‘filtro A hace esto, y filtro B hace eso’, es exactamente lo que ha hecho la Astrología.

Es como echar un vistazo al perfil psicológico de la humanidad.

Muestra las categorías de «filtros» que nosotros, como humanos, hemos mantenido y continuamos manteniendo.

El filtro A podría ser un signo solar específico, ya que las personas comenzaron a darse cuenta y tomar registros que las gentes nacidas en esa época del año siempre parecían sostener un filtro particular de la realidad a través del cual habían visto todo.

Y luego probaron eso con las personas que nacieron en ese mismo momento al año siguiente, y al siguiente y al siguiente, así durante miles de años.

En cierto modo, la Astrología es como el estudio psicológico más antiguo y prolongado en el tiempo, jamás realizado.

Puedo prometer que hay MUCHA más lógica e investigación en esto de lo que conocemos.

3. La Astrología se reduce al Signo Solar

Permitidme dejar esto perfectamente claro, tu eres MUCHO MAS que tu Signo Solar.

Si sólo conoces la Astrología a través de tu horóscopo mensual (Estoy hablando a los fluffys del malentendido #1), entonces aún no tienes idea de lo que la Astrología es capaz.

Soy astróloga profesional – literalmente he dedicado mi vida a entenderme a mí misma y a otros a través de este antiguo arte, y aún así creo que los horóscopos mensuales son una tontería fluffy.

Simplemente son demasiado pequeños.

Sí, tu eres tu Signo Solar, pero vamos a suponer que tienes 6 Planetas en otro Signo, definitivamente resonarás con ese otro Signo más que con aquel en el que se encuentre tu Sol.

O si tu sol se encuentra en tu doceava casa y no estás orientado a nada espiritual o humanitario, definitivamente no vas a resonar con nada de lo escrito acerca de tu Sol (Etc, etc).

Este es el motivo por el que algunas personas realmente resuenan con sus horóscopos y otros no lo hacen nunca.

Es simplemente un filtro demasiado restringido para explicar a alguien a través de él.

Este es el motivo por el que se necesita ver tu Carta Natal al completo, no sólo tu Signo Solar. En ella hay más información acerca de lo que eres, lo que necesitas, y que has venido a hacer aquí de la que serás capaz de emplear.

Puedes estudiar Astrología por VIDAS ENTERAS, y aún tener más que aprender, de modo que ¿cómo pueden un puñado de frases, o, aún peor, un meme fluffy, acercarse si quiera a explicar quién eres?

Aunque las divisiones en Signos Solares pueden ser en ocasiones divertidos “resúmenes” no te dejes engañar creyendo que esto es todo lo que hay.

Hay otros 9 planetas principales por encima de tu Sol (y cientos de Asteroides) que se añaden a los significados de tus 12 Casas y Signos.

Cada Planeta, Casa y Signo (por no mencionar todos los ángulos, nodos y otros puntos) se combinan con los demás para crear una compleja sinfonía acerca de lo que tú, singular, único en tu tipo, eres y estás llegando a ser.

Definitivamente la Astrología es mucho más que simplemente tu Signo Solar.

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Veronica Smith

Veronica Smith trabaja con individuos para ayudarles a encontrar claridad en el propósito de sus vidas y reforzar su poder personal a través de sus habilidades astrológicas y empáticas. Para conocer más acerca de su trabajo y acceder a sus cursos podéis visitar su  página web: Soulmapmandalas.com


Tags:

You May Also Like

10 Rasgos de una bruja

Hay muchas, pero muchas, más brujas que aquellas personas que se identifican como tales ...

4 Formas de obtener Poder Saturnino trabajando con otros Planetas

Por Monefa Walker. Las personas temen aquello que no llegan a entender. Cuando se ...