3 Herramientas de Trabajo con la Sombra

Por Catherine Liggett.

Imagina tener una relación tan íntima contigo mismo que te sientas entero y pleno, tanto estando sólo como acompañado.

El mundo ya no te amenaza o te irrita. Vives completamente liberado como tu auténtico, singular y poderoso ser.

Esta es la magia del trabajo con la sombra.

Como practicante y maestra del trabajo con la sombra, me he dado cuenta de que muchas personas han escuchado hablar de este misterioso proceso, que puede sonar vagamente siniestro, pero no tienen idea de cómo emplearlo.

El abuelo filosófico del trabajo con la sombra, Carl Jung, vivió en la torre de marfil de las abstracciones alemanas; proveer guías simples y prácticas, simplemente no era lo suyo.

La buena noticia es que tenemos una hermosa oportunidad de crear nuestras propias prácticas.

El propósito de mi alma y el tema de este artículo es enseñar técnicas de trabajo con la sombra simples y directas que puedan cambiar tu realidad desde dentro, generar más complicidad contigo mismo de la que crees posible imaginar, y desatar tu propia y única magia.

El término sombra hace referencia a aquellos aspectos de nosotros mismos que nuestros cuidadores no consideraron “buenos” cuando éramos niños.  

Inconscientemente rechazamos esas partes vitales de nuestra identidad para ganar la aprobación y así sobrevivir como seres dependientes.

Cada ser humano tiene una sombra, porque todos hemos tenido cuidadores. De no haberlos tenido, no hubiéramos sobrevivido.

En oposición a la sombra está nuestro ego, el cual es aquello que creemos que debemos ser, y la forma en que queremos que otros nos vean.

El ego es nuestro “buen/a chico/a” internalizado, mientras que la sombra es «el mal/a chico/a”. Necesitamos al ego para sobrevivir como criaturas sociales.

La tragedia en el inevitable proceso de la creación de la sombra es que, en él, también rechazamos aspectos de nosotros que simplemente no fueron valorados por nuestros cuidadores, como nuestro propio genio, los talentos salvajes, los dones intuitivos, y mucho más.

La sombra es el lugar en el que se encuentra nuestra magia. Es allí donde huyen los aspectos más singulares, poderosos y preciosos.

Todos estamos en este planeta para vivir desde nuestros seres más plenos, radicales y auténticos, y el trabajo con la sombra es el camino para descubrir que significa eso en realidad.

Es adentrarse profundo en la oscura mina de oro para encontrar tu resplandor.

Lo que encuentres te maravillará.

 

Esto nos lleva al uso de las herramientas. Lo que sigue son los métodos originales que he desarrollado, inspirados por mi propio camino de sanación a lo largo de casi veinte años.

Llamo a estos métodos “Explora”, “Expande” y “Encuentra”.

 

Mi acercamiento a la sombra asume algunas cosas acerca de la realidad:

Todo lo que encuentras es un espejo de ti mismo.

En otras palabras, creamos nuestras realidades a cada momento, y lo que vemos, sentimos, y percibimos a nuestro alrededor es una proyección continua de nuestro paisaje interior, tanto consciente como inconsciente, pero principalmente inconsciente.

También asume que todo en el universo conspira por tu compleción.

Esto significa que las experiencias desafiantes son a menudo “llamadas de atención” acerca de la necesidad de integrar en tu psique consciente algo inconsciente.

De esto trata el trabajo con la sombra.

Usa estos métodos cuando sientas una emoción que parece superarte, cuando te des cuenta de que estás obsesionado o sientes repulsión por alguien o algo, o cuando quieras indagar en la causa raíz de un problema emocional, de comportamiento, de relaciones o incluso físico.

Una buena manera de practicar esto por ti mismo es grabarte leyendo lentamente las instrucciones, con muchas pausas intercaladas para que puedas relajarte en el proceso y ser guiado por tu propia voz, en lugar de tener que mirar el texto a cada segundo para leer los siguientes pasos.

Para una experiencia más profunda, usa estas herramientas en orden, de la manera en que llevan naturalmente una a la otra. O bien, puedes usar cada una por sí misma.

Sólo asegúrate que puedes disponer de un lugar privado y silencioso por al menos 20 minutos antes de adentrarte en el trabajo.

***

1) Explora

Cierra los ojos, y realiza algunas respiraciones profundas. Permite que cualquier cosa que estés explorando se manifieste vívidamente en tu imaginación.

Si es una persona, obsérvala frente a ti.

Si es una situación, participa en ella como si la estuvieras viviendo.

Mientras respiras, presta atención a tus emociones y al cuerpo. Hazte las siguientes preguntas con suavidad y permite las respuestas surjan de manera intuitiva:

  • ¿Qué sentimientos o sensaciones corporales surgen? Podría haber uno, o muchos. Nombra los que puedas.
  • ¿Estos sentimientos tienen color (es), textura (s), forma (s) o imagen (es)?
  • ¿Están estos sentimientos ubicados en tu cuerpo? ¿Si es así, dónde se concentran?

Tras completar esta exploración, tendrás una impronta de sensación. Seguiremos esta sensación al siguiente paso.

2) Expande

Visualiza la impronta de sensación intensificándola con la respiración, como si estuvieras soplando sobre brasas para añadir poder a la sensación.

Siente cómo se intensifica con cada respiración, y permítelo.

Percibe la resistencia en el cuerpo, y haz lo que puedas por suavizarla.

Aplica los pasos de “Explora” a cualquier resistencia a tu experiencia.

Visualiza las sensaciones tomando más espacio, expandiéndose más allá de tu cuerpo, llenando la habitación, la ciudad, y más allá, hasta que el final de la expansión resulte natural. Puedes incluso ver cómo llega al espacio.

3) Encuentra (Dialoga)

Imagínate a ti mismo como una reina o rey soberano, o tal vez como tu Ser Superior. Siéntete fuerte y en pie, sabiendo que nada puede herirte. Respira en esa fuerza.

Permite que la impronta de sensación de los pasos 1 y 2 se convierta en una figura o en una cara con la que puedas dialogar. Lo que sea que se muestre como primera impresión es perfecto.

Desde tu posición de soberanía, pide a la figura que exprese lo que sea que necesite decir. Por ejemplo “Puedes decir cualquier cosa que necesites decir ahora”.

Date cuenta de cómo la figura responde. Puede hablar, o comportarse de alguna manera.

Permítele hacer o ser cualquier cosa que muestre. Este es el paso más importante. Debes seguir permitiendo cualquier cosa que suceda, incluyendo la violencia.

Sabe que esto no puede dañar a nadie, lo cual te incluye. Debe expresarse en su completo e intenso potencial.

Ocurra lo que ocurra, di “¿Qué más?” de una forma muy neutral. ( Esto puede llevar un largo tiempo).

Dile, “Perteneces” o bien “Perteneces a este reino.” Presta atención a cómo responde. Dilo varias veces, hasta que parezca aceptarlo.

Desde la compasión, pregúntale “¿Qué necesitas de mí?”. Observa lo que dice o hace en respuesta a tu pregunta.

Desde tu posición de invencible soberanía, imagínate a ti mismo satisfaciendo sus necesidades cualesquiera que estas sean.

Continua hasta que el proceso se sienta concluido para ti.

***

Estas herramientas son una magia poderosa. Con la práctica, se convertirán en una segunda naturaleza a medida que te muevas a través de la vida siendo consciente de tus respuestas internas, y viéndolas como portales a la sanación más profunda que se pueda imaginar.

Cuanto más las practiques, más paz encontrarás en ti y en tu vida.

Aquello que solía amenazarte y molestarte, ya no tendrá el mismo impacto, porque has profundizado en las raíces de tus reacciones.

Y en la medida en que tus reacciones no te condicionen, serás libre de descubrir y acrecentar tu magia.

Empezarás a descubrir quien eres tú realmente, al margen de tu experiencia reactiva.

Es más, aquellos que aceptan sus sombras son las personas más seguras, auténticas y mágicas.

Todo el juicio y la violencia en el mundo provienen de la proyección inconsciente de material de la sombra sobre otros.

Cuanto más exploramos y aceptamos los aspectos rechazados de nosotros mismos, más descubrimos la verdadera paz y compasión.

Más que nada, nuestro mundo de hoy necesita personas que estén dispuestas a integrar sus sombras y desatar esta profunda magia en el planeta.

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Catherine Liggett

Catherine Liggett es Shadow Worker, canalizadora y guía. Ofrece sesiones privadas de trabajo con la sombra online y de forma presencial en el área de Seattle, y es maestra del curso online Shadow Work 101. Catherine realiza conferencias y talleres a nivel regional, y sostiene una práctica en constante desarrollo. Puedes conectar con ella y aprender más acerca del trabajo con la sombra a través de su web catherineliggett.com, su canal en YouTube, y su página en Facebook.

 


 

Tags:

You May Also Like

3 Grandes malentendidos acerca de la Astrología

Por Veronica Smith. En todos los años que llevo hablando de Astrología, me he ...

Cómo liberar tu dolor con Magia de Fuego

A veces, para deshacerte de algo, solamente debes quemarlo. Durante meses, estuve arrastrando la ...