Alimentar a los Demonios

Por Laura Lleonart.

¿Qué es esto de alimentar a los demonios? En el libro que lleva ese mismo título “Alimentando a los demonios”, escrito por la budista Tsultrim Allione, se hace una adaptación al mundo occidental de una serie de técnicas iniciadas en el siglo XI por Machig Labdrön, yoguini tibetana.

Según el relato mítico, tras haber estudiado con un maestro, en el momento de su iniciación Machig, en un estado profundo de trance, empezó a hablar en sánscrito y se elevó en levitación. Danzando, salió levitando del templo y se situó ante un árbol cercano al estanque del monasterio. Las gentes del lugar temían aquel estanque y lo evitaban, pues allí vivía una poderosa Naga. Las Nagas – masculinas y femeninas- son las serpientes míticas de la India, poderosos espíritus acuáticos que, como los dragones, tienen una naturaleza ambigua y pueden causar desgracias a la población, pero también son guardianas de tesoros y pueden otorgar determinados dones.

Cuando la Naga vió a Machig en meditación allí, lo sintió como un desafío, de forma que reunió a otras Nagas con el fin de atacarla. Sin embargo, cuando las Nagas se acercaron a ella con la intención de devorarla, fue la propia Machig quien se ofreció a sí misma, convirtiendo su cuerpo en una ofrenda de néctar.  Según el relato, las Nagas se nutrieron de este néctar y quedaron tan satisfechas que se convirtieron en sus aliadas, asumiendo el compromiso de proteger a todo aquel que siguiera las enseñanzas de Machig.

Del mismo modo que sucede con la hagiografía, es decir, los relatos de las vidas de los santos cristianos, las vidas de los grandes maestros orientales también están mezcladas con elementos míticos. En cualquier caso, Machig Labdrön existió, tuvo una vida plena, no exenta de polémica,  y es considerada la “madre” del Chöd, una de las vías tántricas del budismo tibetano.

Machig se caracterizó por su comprensión acerca de los demonios. Al respecto, Maching dijo a uno de sus discípulos: «Puedes creer que los Dioses son aquellos que otorgan bienes y que los Demonios causan daños; pero podría ser todo lo contrario. Aquellos que causan dolor te enseñan a ser paciente y aquellos que te conceden regalos pueden mantenerte alejado del Dharma. De modo que, el que se trate de Dioses o Demonios, dependerá del efecto que tengan en ti”.

Naga Kanya Bestowing Treasures, Silk Alchemy

El sistema formulado por Tsultrim Allione – quien es considerada una emanación de la propia Machig- simplifica la práctica y da una serie de pautas fáciles de seguir en el mundo occidental contemporáneo. Sin embargo, al momento de hablar del mundo occidental, como suele suceder en estos casos, Allione sólo habla del enfrentamiento con el demonio propia del héroe occidental, ya sea éste Hércules o San Jorge, olvidando, por un lado, que en las tradiciones orientales la imagen del enfrentamiento violento con los demonios es tan común como nuestros Hércules y nuestros dragones, y, por otro, que en las tradiciones occidentales, aunque de forma residual, aún se conserva el recuerdo de esas prácticas de familiarización con los demonios.

En el folklore de la Península Ibérica encontramos, por ejemplo, las leyendas acerca de las Encantadas, Xanas o Moras, un tipo de espíritus femeninos normalmente vinculados a las fuentes, ríos o pozos, que a menudo se presentan a pastores y viajeros para presentarles un enigma iniciático. Como las Nagas, estas entidades tienen la facultad de provocar males, pero también son guardianas de tesoros y otorgadoras de dones para aquellos que saben cómo tratarlas. Muchas variantes de los relatos populares presentan a las Encantadas en forma de serpiente, de manera que aquel que las encuentra ha de saber identificarlas como lo que en realidad son, venciendo su miedo o repulsión.

Al fin y al cabo, la brujería, entendida aquí como una vía iniciática y no sólo en su faceta operativa, es una manera alternativa a la común de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo, sus criaturas o sus energías.

Una manera de hacer que, de entrada, puede parecer contra intuitiva (pues nuestro primer impulso frente al miedo es atacar o huir) pero que nos lleva a disolver nuestros límites, esos límites de la personalidad y la visión ordinaria dentro de los cuales, a menudo, nos ahogamos al mismo tiempo que nuestras vidas palidecen y se plagan de preocupaciones triviales. Cuando, en ocasiones, se habla del camino contra-natura, no es porque se tenga nada en contra de la Naturaleza, sino porque la conciencia es como un fuego que se enciende en medio de la trama de patrones y automatismos con los que nacemos o que heredamos en las primeras etapas de la vida, y ese fuego nos recuerda que es posible modificar estas predeterminaciones.

En la definición de Machig Labdrön, un demonio es todo aquello que se interpone en nuestra liberación. Tal vez esta noción resulta demasiado abstracta, para nosotros, sobretodo para los que nos gusta sentir el contacto de la tierra en nuestra piel, pero podemos redefinirlo como toda aquella potencia que ha acabado atrapada en un patrón y que, en vez de fluir con el resto de energías vitales, está causando algún tipo de conflicto.

Ya sea que hablemos de demonios o monstruos, o de aspectos de la Sombra, cuando contemplamos el tema desde la perspectiva del individuo, se trata de todas aquellas cosas en nuestra vida que parecen habernos atrapado, o mordido un pie, impidiéndonos avanzar: Las obsesiones, los miedos, las adicciones, etc. pueden ser consideradas monstruos o demonios, pero, en lugar de sucumbir al espejismo del poder que ejercen sobre nosotros, podemos invertir esta visión, liberar el patrón, y recuperar estas energías estancadas.

En el último programa de Encrucijada Pagana contamos con la participación de Margit Glassel, a la que seguramente conocéis por su trabajo como astróloga, haya accedido a la entrevista que vais a escuchar. Una entrevista en la que, dado el bagaje de nuestra invitada, aparecen muchos y variados temas: astrología, tarot, trabajo con la Sombra, mitología, magia ceremonial o budismo tántrico. Además, Margit nos hablará de sus próximos proyectos.

<iframe width=»560″ height=»315″ src=»https://www.youtube.com/embed/hrVJQl9A6xc» frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>

 

Imagen principal


Para saber más:

Podéis conocer el trabajo de Margit a través de su  Web, Facebook o Instagram.
Para la suscripción al grupo de Trabajo con la Sombra (inicio 13/10/19) es necesario escribir a: grupos.margitglassel@gmail.com

TERRA : Una oportunidad de re-conexión con el Territorio

Por Laura Lleonart.

Acabo de pasar uno de los cumpleaños más tristes de mi vida. Sola en casa, haciendo limpieza, tratando de recuperarme de una serie reciente de sismos existenciales, mi feed se llena de noticias acerca de los incendios en el Amazonas.

La alarma ha tardado en llegar a los medios, y mientras se derrumban los árboles, los animales tratan sin éxito de huir de las llamas y las comunidades indígenas asisten a la destrucción del territorio en el que enraízan sus vidas, desde el resto del mundo se alzan las voces por lo que está sucediendo en el “pulmón del planeta”.

Entiendo que se quiera subrayar la importancia del caso apelando al más puro etnocentrismo occidental. Sin embargo, teniendo en cuenta la manera en la que muchos tratamos nuestros pulmones – o a cualquier otra parte de nuestros cuerpos-, dudo que surta algún efecto duradero.

Se apunta a culpables, se identifica a los monstruos: La culpa siempre es de “otros” (si podemos pintarlos del color político del adversario, tanto mejor). No falta, tampoco, la mortificación: El ser humano es una basura que haría bien en extinguirse, en desaparecer de la faz de la tierra… Al fin y al cabo, es más cómodo desaparecer que trabajar por alguna forma de reparación del daño cargando con el peso de que ésta no pueda ser completa.

Aparecen los reproches y discusiones acerca de cuál de las causas anotadas en nuestra agenda común resulta más urgente o legítima: Que como no es Nôtre Dame no remueve conciencias, que nadie habla de los incendios en Siberia, que no está bien mirar tan lejos cuando aquí al lado tenemos bastantes problemas o, al contrario, que los problemas de aquí al lado no son nada comparados con lo que pasa allí.

Lo cierto es que hay trabajo para todos. Todo gesto útil debería ser bienvenido.

Aquí y allá florecen plegarias y propuestas de acción mágica comunitaria. Sin despreciar ni una sola de las buenas intenciones, resulta inevitable preguntarse qué fuerza va a apoyar esas acciones mágicas, qué poder en ellas puede compararse al de aquellos que respiran y laten con las selvas, forzosamente desterrados, quienes, además de apelar al mundo invisible, se están dejando literalmente la piel sobre el terreno.

En el fondo, corremos el peligro de que la intención de fondo de esas plegarias no sea otra que la de tratar de acallar a los demonios que asaltan nuestras conciencias en un momento puntual.

¿Dónde está nuestro (auténtico) poder para transformar la realidad? ¿Cuándo fue la última vez que nuestra magia dió un resultado contundente?

La noticia  de los incendios se convierte en tendencia, se abre camino como un caudal desbordado al que se suman los ríos de aquellos avisos y recordatorios acerca del estado de las cosas que hacemos todo lo posible por ignorar en nuestro día a día.

Cuando algo nos recuerda que el tiempo se nos acaba y nuestros mecanismos de defensa no consiguen ignorar el llamado, se despliega en nosotros un amplio surtido de emociones: rabia, culpa, miedo, impotencia, desesperación. Estas emociones, que deberían movilizarnos a la acción, nos superan, acaban proyectadas contra «el mundo» o «los otros», o nos ahogan en un mar de auto derrota que normalmente cubrimos con una densa capa de autocomplacencia.

Esta manipulación del caos emocional no deja de ser una forma de control y alienación por parte de un sistema que se alimenta de esto para seguir arrasando a sus anchas.

Queremos (necesitamos) hacer algo, pero no sabemos cómo, un Monstruo araña nuestras entrañas, nos agotamos, lo emborrachamos, le damos sedantes, hasta que conseguimos devolverlo al sótano del que ha escapado. Sus pasos nerviosos, el rascar de sus zarpas en el suelo de la prisión a la que lo hemos confinado, seguirán cuestionándonos desde las sombras.

Invertimos mucha energía en mantener al Monstruo encerrado.
Y, tal vez, ese no sea su lugar.

No entendemos lo que está pasando en realidad, ni nuestro papel en el escenario. Una parte de nosotros se ciega de manera refleja ante el dolor de la conciencia. Hemos perdido la referencia de lo que significa ser humanos y habitar un territorio que está tan vivo como nosotros.

Cuando extendemos nuestros vínculos a la tierra que nos sostiene, al aire que respiramos, al resto de seres que laten en un lugar concreto, el Territorio responde. Formamos parte de una realidad que va más allá de los límites de nuestra piel y, al mismo tiempo, es capaz de permearla y afectarnos.

A medida que tomamos conciencia de los vínculos que nos unen al entorno, empezamos a identificar los intercambios que se producen en esta relación, y del mismo modo que la afinidad puede hacer que dos personas ajusten el ritmo de sus pasos, de sus respiraciones, o del latido de sus corazones para sincronizarse, el Territorio nos acompaña.

Mientras el vínculo con el Territorio permanezca olvidado, nos perseguirá la insidiosa y criminal idea de que nada de lo que intentemos será suficiente. Al fin y al cabo, ya estamos bastante convencidos de no ser lo suficiente en otras áreas de la vida.

Hay otras maneras de hacer las cosas.

He dedicado toda mi vida al estudio y la práctica mágica, pero nada en este recorrido puede compararse a lo que supuso la reconexión con el Territorio y el trabajo con la Sombra. Literalmente, me llevaron a reconfigurar mi visión de la realidad y, de paso, a obtener resultados bastante maravillosos en la práctica mágica, que perduran en mi cotidianidad.

Con el objetivo de iniciar el rescate de los vínculos perdidos, orientar nuestra intención y cargar de poder nuestra palabra a través de un intenso trabajo con la Sombra, he decidido ofrecer TERRA, un entrenamiento de tres meses en trabajo con el Territorio.

Tomaremos como base la brujería tradicional, pero va a ser lo suficientemente abierto para que pueda acercarse un practicante de cualquier corriente. Sin embargo, la práctica y la participación serán esenciales para llegar a la clase de experiencias a cuyo encuentro salimos.

Vamos a salir de casa, a mancharnos las manos de tierra, e invitar a algunos de nuestros demonios a nuestra mesa. Hay que hacer el trabajo y nadie obtendrá un diploma al final… Ni lo echará de menos.

Más información en las próximas semanas. Por el momento:

TERRA es un entrenamiento en trabajo mágico con el Territorio y los espíritus que lo pueblan, incluyendo el Territorio urbano. Inicia el 21 de Septiembre y la duración estimada es de 3 meses, en los que se recibirán dos entregas de material por mes, realizando un seguimiento a través de un grupo privado en Facebook.

Puede participar cualquier persona desde cualquier lugar, sólo debe escoger el territorio con el que trabajar y un proyecto en defensa de la naturaleza, del patrimonio o de carácter humanitario con el que colaborar, ya sea a nivel global o local.

TERRA es una iniciativa altruista, tiene un precio y pagarlo es parte del mismo entrenamiento. 2/3 del importe irán destinados a la causa escogida por el participante, el 1/3 restante servirá para el mantenimiento de los proyectos Encrucijada Pagana y WITCH Hispana. El precio se determinará en función del sueldo mínimo interprofesional del país en el que resida el participante. Existe también la opción de convalidarse por horas de voluntariado.

Más información en:  www.encrucijadapagana.org/terra/
O escribiendo a encrucijadapagana@gmail.com

Imagen principal


Autoría:

Laura Lleonart ha dedicado los últimos 20 años de su vida a la investigación y difusión de las tradiciones mágicas y espirituales… Con unos cuantos más en la práctica, actualmente se dedica a hacer de editora de WITCH Hispana, y llevar los podcasts Encrucijada Pagana y Torre Negra.

 


 

 

 

Brujas

Por Myriam Wigutov.

                    Al igual que la palabra “salvaje” la palabra “bruja” posee un matiz peyorativo, pero hace tiempo era un calificativo que se aplicaba a sanadoras…
Franca Sachi De Vecchi. Tantra Espiritualidad y Armonía Sexual, 1999.

…Gin-Ecología es la habilidad de la mujer para describir la ciencia, es decir el proceso de saber, en el que las mujeres eligen ser sujetos y no meros objetos en esta búsqueda. Es el descubrir y desarrollar las relaciones de amor y de vida (dentro) de nuestra propia especie y género.
Mary Daly. Gyn/Ecology: The Metaethics of Radical Feminism, 1978.

 

Llamaré Bruja a la función de desarrollar ciencia por fuera de la “academencia” de la academia, saberes, oficios y pragmatismos para desarrollarnos, entrenar capacidades ocultas y misteriosas, trabar amistad con los mundos invisibles, sanarnos a nosotras mismas y, eventualmente, a las y los demás.

Llamaré Bruja a todas aquellas intuiciones, visiones y pensamientos que son nuestro instinto, nuestro olfato, “charme”, encantamiento, el famoso sexto sentido que en nombre de la civilización ha quedado degradado y desterrado, pero que no ha muerto ni quemándolo en la hoguera.

Llamaré Bruja a ese territorio recuperado de mitos, creación de viejos-nuevos ritos, tecnologías femeninas, internas o externas; a ese espacio de unicidad de todos los mundos, de inclusión en un todo ecológico. Al continuo de la creación y su interconexión.

A cada mujer, reprimir su Bruja, provoca un sinfín de enfermedades, a sí misma y a todo su alrededor: depresión crónica, insociabilidad, melancolía y otros males fisiológicos. Desde aquí clamo por nuestro poder autocurativo, sanador, y su re-sacralización.

El poder femenino de las chamanas, brujas y comadronas de las comunidades de orientación matrística se basaba en los Misterios de la Sangre: Menarquia, Florecimiento sexual, menstruaciones durante más o menos cuarenta años, maternidades, partos, puerperios, lactancias, climaterio y menopausia.

Las mujeres, al compartir espacios comunitarios realizaban sus sanaciones y entrenamientos grupalmente, menstruaban juntas (y aun hoy nos sigue pasando). Descubrieron la relación entre el sangrado de las humanas y las fases lunares; que su propia fertilidad respondía a un patrón relacionado con los ciclos de la Tierra, la Luna, el Sol; Vicky Noble, en su libro El poder Natural de la Mujer, propone la hipótesis de que el Yoga fue creado por estas mujeres intentando conducir y aprovechar estas energías en favor de sus comunidades.

La ciudad de Delfos fue famosa por sus oráculos, y Delfos significa útero. Las antiguas Sibilas y Sacerdotisas preclásicas y clásicas consultaban sus oráculos exclusivamente durante sus sangrados, porque era el momento de mayor sensibilidad hacia el mundo oculto y sutil. (SCHUTTLE, Penelope y Redgrove, Peter, The Wise Wound – Menstruation & Everywoman (1978) )

La próxima vez que sientas la Sagrada Ira o Furia, sobre todo si sucede antes o durante tu sangrado, trata de que tu Bruja se exprese libremente.

En “esos días” se disuelve el velo entre la aparente “realidad” y la realidad real, vemos la verdad de las cosas y no toleramos eufemismos, hipocresías ni condescendencias. Al poder de la Bruja lo llamaré el “Don del Disfemismo” que es lo contrario del eufemismo: ser deliberadamente brava y filosa, oscura y densa, limitante, desafiante. ¡En tu próxima menstruación ejerce el tuyo!

El Patriarcado ha querido manipular y forjar a su antojo a las mujeres brujas de estos últimos seis mil años. Lo ha hecho influyendo en todos los planos de sus cuerpos, sobredimensionando los valores de bondad, sumisión, recato, abnegación y entrega, argumentando que ESOS SON los valores femeninos, como una venenosa intoxicación de sus cuerpos físicos y no físicos con químicos industriales y terrores brujomaniacos. Esos valores forjaron la esclavitud brujeril convirtiendo a las mujeres-brujas en “donantes” permanentes yque se agotan en la entrega de sus energías, bienes, tareas y cuidados.

La cultura ha desacreditado, perseguido, desterrado, castigado y literalmente penalizado a los valores menstruales, más “brujeriles”, de fuerza, insumisión, astucia, poder, agresividad, independencia y soberanía. Todos estos bienes morales son adjudicados, con exclusividad, a los hombres. Valores intolerados en una mujer-bruja en el patriarcado.

Seguramente si pudiéramos ser más agresivas, poderosas e insumisas, no soportaríamos tanta sujeción al “orden” en el que nos educan e imponen y luego nos auto imponemos.

Si pudiéramos ser más agresivas, poderosas e insumisas, más Brujas, este sería otro mundo.

El poder de la Bruja es el poder del conocimiento de lo cíclico, de la renovación, de la sabiduría para empezar de nuevo de “otro” modo: La sabiduría de dejar morir lo que tiene que morir, matar lo que ya ha vivido demasiado y hacer lugar para que nazca lo que debe que nacer.

El poder de la Bruja es su sabiduría: el conocimiento de los ciclos naturales de todo lo que fue es y será.

 

BRUJAS

Si te sientes diferente desde siempre y no encajas completamente en ningún lado…

Si tienes intuiciones espirituales que no te ha enseñado nadie…

Si te sientes «llamada” por el Antiguo Arte, en lugar de llamarlo, y te es irresistible…

Si el llamado tiñe toda tu vida de una intensa emoción…

Si el llamado te produce, al mismo tiempo, éxtasis y sensación de falta de mérito…

Si te da miedo que piensen que estás loca, porque tu entorno te desconoce y desacredita…

Si el llamado sigue haciéndose oír por múltiples caminos y al desatenderlo te enfermas…

Si conoces la enfermedad física o psicológica que los métodos tradicionales no pudieron curar, y te has curado metiéndote lo suficientemente hondo dentro de vos misma…

Si en tu familia son más de una…

Si en sueños tus guías te entrenan e informan…

Si has recibido un nombre «verdadero” en sueños o visiones…

Si puedes alterar tu estado de conciencia y el de los demás…

Si reconoces tanto a tus guías internos como a los externos…

Si has experimentado la capacidad de sanar…

Si produces buena suerte…

Si puedes reconocer las sincronías…

Si puedes leer los símbolos…

Entonces has recibido la verdadera Iniciación

todas las demás serán menores…

No lo dudes ¡ya eres una bruja!

 

Fragmento corregido y actualizado para WITCH HISPANA del libro sobre Saberes Menstruales LA RUEDA PÚRPURA – Taller de Conocimiento Femenino Myriam Wigutov © editorial La Quimera, Buenos Aires (2004)

Imagen destacada: John Tracy


Autoría:

Amaya Laura Arruabarrena de A+R Expertos en Miradas: https://www.facebook.com/expertosenmiradas/
Fotografía: A+R Expertos en Miradas

Myriam Wigutov es teatrista y docente de Técnicas Corporales. Instructora de Yoga, Bruja y Mujer Medicina. Coordina retiros y talleres sobre el Sagrado Ciclo Menstrual con perspectiva de Género y por la No Violencia hacia las Mujeres.
Autora de La Rueda Púrpura (2004). Puedes conocer más de su trabajo a través de sus blogs Myriam Wigutov y La Rueda Púrpura, y contactarla vía Facebook o escribiendo a myriamwigutov@yahoo.com.ar

 

 

 


 

5 Terribles errores en la vida mágica

Por Carolyn Elliott.

Si acabas de empezar a explorar el mundo de la magia, quiero ofrecerte un mapa de algunos de los escollos y peligros para que tu sendero sea más rápido y fácil que el que yo he transitado.

Hay una razón por la que la magia nos pone algo nerviosos y tiene cierta  mala reputación. Incluso en épocas anteriores a que los dogmas del cristianismo institucional y posteriormente el materialismo científico, se convirtieran en los paradigmas dominantes de la sociedad occidental, se sabía que la magia era potencialmente mortal, no porque sea intrínsecamente errónea o mala, sino porque involucra relaciones con energías que son mucho mayores que aquello con lo que nuestros insignificantes cerebros humanos están acostumbrados a tratar.

Me di cuenta de que las soluciones y estrategias para enfrentar estos escollos están un poco más allá del alcance de un ensayo, por lo que las enseño en INFLUENCE.

Mucho está en juego en la magia. Cuando estás alterando tu mente y tu cuerpo y tu relación con fuerzas profundas, estás incrementando tus posibilidades de iluminación y también tus posibilidades reales de daño, locura y muerte.

Sin más preámbulos, aquí hay algunos escollos importantes de los que quiero que tomes consciencia a medida que recorras el camino mágico:

1. Inflación arquetípica.

El pionero psicólogo Carl Jung propuso el término «inflación arquetípica» para describir a alguien cuyo ego humano normal ha sido secuestrado por una fuerza arquetípica (por ejemplo el «trickster», el «anciano gurú» o la «madre tierra»). Es un fenómeno que las personas que realizan prácticas mágicas intensivas (trabajar con energía kundalini, practicar meditaciones tántricas, realizar rituales públicos) están especialmente predispuestas a experimentar. También puede suceder fácilmente a artistas y actores (las bellas artes, después de todo, se originaron en la humanidad como una dimensión de la magia en lugar de como un pasatiempo o profesión maravillosos).

El principal problema con la inflación arquetípica es que se siente tan increíble y es tan divertida que Jung descubrió que era casi imposible disuadir a alguien de lo contrario.

Quiero decir, gran parte del punto de la práctica espiritual / mágica es la pérdida del ego, ¿verdad? Entonces, si tu ego humano normal y sucio es reemplazado de repente por la conciencia arquetípica de un dios, es una absoluta ganancia, ¿verdad?

Bueno, sí. Sientes que estás triunfando, eso seguro, sólo que pierdes tu habilidad para hacer esas pequeñas tareas sucias y humanas que resultan ser muy necesarias para un funcionamiento normal y saludable – cosas como leer, escribir, hablar con personas –no en pentámetro yámbico-, pagar las facturas de la electricidad, ir a trabajar.

Los dioses no tienen que hacer esas cosas, así que cuando te encargan uno, tampoco lo haces. Y eso se convierte en un problema, porque, de hecho, no eres un dios, ni un arquetipo. Eres un pequeño y sucio humano como el resto de nosotros (bendito seas) y, si quieres prosperar, la conciencia que está habitando tu cuerpo debe estar en armonía con ese hecho.

La inflación arquetípica me tomó por sorpresa en el verano de 2013, después de una primavera de intensa práctica de kundalini. Mi yo, generalmente de modales corteses, fue poseído por una diosa de la tormenta. No voy a mentir, me sentí muy bien: definitivamente fui una con Ella. No percibía distinción entre mi cuerpo y emociones, y la lluvia, el trueno, el relámpago o el viento. Cuando hablaba, lo hacía en de una forma profética impresionante. En lugar de seguir mi regla anterior de «si no puedes decir nada agradable, no digas nada en absoluto», hablé a algunas personas de mi círculo social con toda audacia.

Mis ojos brillaban con la abrasadora chispa del cosmos. Casi todos los que se encontraban conmigo me ofrecían regalos y alabanzas. Estaba feliz y llena de poder. Pero aquello también me dejó en un estado casi infantil a la hora de cuidar de mí misma.

Hacia el final del verano, había convertido mi vida financiera en un gran caos y también había hecho estallar algunas amistades de la manera adecuada. En retrospectiva, la experiencia de ser poseída por una divinidad valió la pena en última instancia, pero definitivamente fue un viaje muy difícil y no es algo que quiera arriesgarme a experimentar de nuevo.

2. Resistirse a la noche oscura del alma.

La noche oscura del alma es una forma de depresión mágica en la que pierdes tu capacidad de disfrutar de los placeres sensoriales de este mundo. Incluso tus comidas favoritas no saben demasiado bien, la música no te conmueve, el sol brillante y las pequeñas flores alegres parecen completamente irrelevantes, y el sexo se queda en poco más que roce. Esto se debe a que tu alma es la parte de tu ser energético que está conectada con el mundo sensorial y terrenal. Por lo tanto, cuando se “oscurece” y pierde su iluminación, es imposible disfrutar del mundo sensorial.

La noche oscura del alma es áspera, y también es una parte previsible y necesaria para experimentar el crecimiento mágico. En el proceso alquímico de integrar y refinar tu ser, hay períodos en los que tu sistema apaga la iluminación del alma para transferir esa energía a otros procesos evolutivos.

La resistencia es inútil. Simplemente hace que dure más tiempo.

3. Resistirse a la noche oscura del espíritu.

La noche oscura del espíritu es en realidad mucho más dolorosa que la noche oscura del alma. En la noche oscura del alma, son solo tus placeres sensoriales los que se debilitan. En la noche oscura del espíritu, generalmente son tus placeres sensoriales y tus placeres espirituales los que también se oscurecen; lo que resulta mucho más aterrador y desolador.

Esto significa que incluso los libros espirituales más duros te aportan poco consuelo. Tus oraciones no te confortan ni te alivian. Tu meditación se siente carente de sentido. Te sientes solo en el universo, sin propósito y derrotado.

Sin embargo, lo que sucede en la noche oscura del espíritu es muy similar a lo que sucede en la noche oscura del alma. Tu ser está desviando la energía que usualmente ilumina tu percepción espiritual y, en cambio, la está aplicando al proyecto evolutivo de expandir e integrar tu yo mágico.

Al igual que con la noche oscura del alma, resistir la noche oscura del espíritu solo prolonga la lucha.

4. Pensamiento grupal y abuso.

Técnicamente, cada comunidad religiosa o espiritual no tradicional es un «culto». Los cultos no son necesariamente cosas horribles, son solo pequeñas culturas. Sé de algunos cultos que son inequívocamente impresionantes. Sin embargo, al igual que las comunidades religiosas tradicionales, pueden joder seriamente a la gente (¿Has hablado con algunos excatólicos últimamente?) las pequeñas comunidades religiosas también pueden joder seriamente a la gente y, a menudo, incluso de maneras más profundas, dado que actúan a una escala más reducida e íntima.

Un delicado efecto secundario de la marginación de la magia en nuestro mundo actual es que muchas de las personas que pretenden enseñarla son simplemente peligrosos victimistas. Si has visto los documentales de Jonestown y David Koresh, puedes creer que estás a salvo, que sabes a qué se debe prestar atención, no serás víctima de un grupo liderado por un tipo barbudo y de ojos locos que quiere convencerte de que es la reencarnación de Jesús.

Bueno, la mala noticia es que los grupos espirituales abusivos son más sofisticados en estos días. Tienen un marketing mucho mejor y no empujan el suicidio tan directamente. Por ejemplo, ¿qué pasaría si en lugar de un tipo barbudo de ojos enloquecidos, la maestra que encontraras fuera una dama sexy y elegante de Los Ángeles?

Piensa en esto: ¿qué sucedería si te encontraras con el supuesto maestro y el grupo se viera realmente unido y atractivo, si esas personas tuvieran todo lo que tú crees que pudieras querer y muchos de tus amigos se estuvieran involucrando por completo en el grupo? ¿Qué pasaría si el grupo fuera exclusivo,   tuviera un lenguaje y una visión del mundo propios y te hiciera sentir privilegiado e importante por formar parte de la manada?

Es posible que pronto te encontraras sujeto a abusos emocionales y espirituales tan envueltos en un  velo mágica y espiritual que son muy difíciles de detectar hasta que todos tus recursos físicos y espirituales se han agotado y estás prácticamente muerto. Te descubrirías repetidamente haciendo cosas que realmente dañan tu salud y felicidad solo porque tu maestro lo dijo. Vi cómo esto le sucedía a una amiga cercana este invierno, y fue algo devastador. Estuvo a punto de morir a causa del estrés y requirió descanso intensivo y atención médica para recuperarse.

Por favor mantén esto en mente: incluso las brujas y los magos con maravillosas intenciones (declaradas en voz alta y con elocuencia) pueden causar terribles efectos. Las buenas intenciones no equivalen a buena magia. Buenos resultados equivalen a buena magia. Una vez quedas atrapado en una organización mágica que se dedica más a controlarte que a empoderarte y liberarte, el proceso rescatarte y recuperarte puede ser largo. El proceso de volver a reunirte con los tuyos puede ser difícil.

(Un buen consejo del Siglo de las Luces)

5. Efecto retroceso de la magia pública.

El efecto de retroceso de la magia pública es la reacción fascinante, y, a menudo, dramática, a la que te vuelves vulnerable si sigues adelante y haces magia de forma pública. Me ha ocurrido dos veces, tras las grandes celebraciones rituales públicas del solsticio de verano. El efecto de retroceso de la magia pública se produce cuando tu magia se encuentra con los campos de la creencia y los campos de la incredulidad de varios espectadores. Todos tenemos campos de incredulidad y campos de creencia; la cuestión es que nuestros campos pueden ser muy diferentes de los de las otras personas que nos rodean.

Debido a que estos campos de creencia / incredulidad son en sí mismos fuerzas mágicas, cada vez que hacemos magia pública (la magia teatral se realiza frente a una gran cantidad de personas con las que no estamos íntimamente familiarizados, quienes pueden tener estructuras de creencias muy diferentes a las que nosotros tenemos) se produce un choque bastante inevitable que puede ser contraproducente y herirte.

Una vez, avivé un poco de ira con mi magia pública que terminó en una auténtica caza de brujas, implicando  una calumnia increíblemente inventiva y amenazas de muerte. No he realizado un ritual público desde entonces. Es triste, porque echo de menos todo el teatro y el drama, pero también aprendí mi lección sobre las virtudes de ser sutil con mi trabajo mágico .

(Mi magia pública probablemente se parecía a esto para los espectadores. Estaba desnuda y había fuego. Ya sabes, lo usual).

 

En conclusión

Como puedes ver, hay un buen número de escollos que debes tener en cuenta en la vida mágica. Con el fin de ayudarte a navegar más allá de ellos y alcanzar un empoderamiento mágico próspero, he creado un curso que comenzará este otoño.

INFLUENCE es un curso de inmersión profunda en la dimensión más básica (¡y sin embargo desafiante!) de la vida mágica práctica, tal como la conozco: la capacidad de cambiar nuestras vidas por el mejor camino habitando y relacionándonos con el mundo y otras personas a través de nuestra profunda autoridad interior y conocimiento.

NOTA: El curso estará orientado explícitamente a aquellos que recién comienzan, pero también se diseñará para que sirva como un curso de actualización inteligente y poderoso para veteranos de la vida mágica, o para aquellos que buscan aprender más sobre el estilo WITCH de Magia y participar más en nuestra comunidad.

Debido a que quiero que este curso de inmersión profunda, INFLUENCE, sea accesible a una amplia franja de la comunidad, la inversión será modesta (sobre el precio de llevarte a ti y a un amigo a cenar y tomar una copa en una ciudad de EE.UU).

Aquí tienes un vistazo de lo que obtendrás si decides cursar INFLUENCE:

  • Eliminación de capas gigantes de vacilación, conflicto y vergüenza en torno a tu poder
  • Una prudente sabiduría sobre cómo fusionar mejor la acción mágica y práctica (esto es algo de lo que normalmente solo hablo con mis clientes privados)
  • habilidades para reclamar con confianza y ejercer su identidad y herencia en la magia, ¡el final de la duda!
  • La pertenencia a una red de practicantes sorprendentes y comprometidos de todo el mundo
  • Una práctica mágica diaria simple que produce enormes beneficios notables tanto de forma inmediata como a largo plazo
  • Capacidad de interpretar de manera confiable tu guía interna (es decir, la intuición) y actuar de acuerdo con ella para que puedas vivir la mayor parte de tu vida en un estado de fluidez y facilidad.
  • Una dosis gigante de inspiración y motivación para ayudarte a habitar tu magia.

… Como puedes ver, terminarás con muchos más beneficios duraderos que lo que la cena y las bebidas pueden ofrecer. De hecho, mi objetivo es que a través de INFLUENCE des un salto masivo en tu nivel de habilidad: lo suficiente como para permitirte llevar a tus amigos a cenar con mayor frecuencia.

NOTA: INFLUENCE definitivamente no es una clase de Wicca o brujería tradicional o Magia ceremonial o Hoo Doo o Magia del caos o lo que sea que tengas en mente, aunque podemos involucrarnos con elementos de algunos o todos estos. Esencialmente, INFLUENCE es un curso de inmersión profunda en lo que yo considero como “magia práctica contemporánea”, cuyos fundamentos se encuentran sobre todo en el arte, la imaginación, la acción estratégica, la autoridad interna y la diversión.

Artículo original


Autoría:

© BELLATRIX PHOTOGRAPHY | CAMILA MENDES

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.

 

 


 

 

3 dolorosas dificultades para la gente mágica y qué hacer con ellas

Por Carolyn Elliott.

En los años que llevo trabajando con gente mágica, me he dado cuenta de que tendemos a batallar con problemas similares.

Hoy voy a tomarme algún tiempo para hablar de ellos en caso de que alguno de vosotros, lectores habituales, pueda necesitar unas palabras de ánimo.

1. Obsesionarse con el amor no correspondido

La gente mágica generalmente profundiza abrazando mitologías elaboradas, interpretando símbolos ocultos, realizando adivinaciones y deteniéndose en los recuerdos de vidas pasadas que se agitan en los sueños.

¿El amor saludable y correspondido es especialmente atractivo para tales ocupaciones?

No, en realidad no. Está demasiado abarrotado de cosas humanas normales, como las relaciones reales y la intimidad.

Sin embargo estar obsesionado con un amor no correspondido … ¡eso sí que brinda amplias oportunidades para todas nuestras actividades favoritas!

He pasado muchas horas fantaseando con personas que no querían tener nada que ver conmigo, meditando en la sinastría de nuestras cartas, sacando cartas del Tarot y reflexionando sobre el significado oculto de aquello que me dijeron esa vez.

Si alguna vez ha pronunciado las palabras «Alma gemela», es probable que haya estado en estas aguas turbias.

(Hecho divertido pero impopular: toda la noción de «almas gemelas» surge de una parte del Simposio de Platón narrado por Aristófanes, un comediante famoso por sus obras de teatro que involucraba a personas practicando sexo con burros …

… en otras palabras, las Almas gemelas, en su contexto original, fueron vistos como una broma cruel).

Si esto es algo con lo que batallas, debes saber que es un efecto secundario natural de ser una persona intuitiva e imaginativa.

No estás solo en esto, y tampoco te hace único.

De hecho, es un pasatiempo muy absorbente y de gran calidad.

El inconveniente es que tiende a evitar que estés abierto a asunto humanos ordinarios como las relaciones reales y la intimidad.

El único remedio que conozco para esta aflicción, cuando es grave, es ir a toda velocidad a la búsqueda del objeto de amor no correspondido.

En otras palabras, no te quedes callado, no seas tímido, cántalo desde los tejados. Publica anuncios en los periódicos.

Es probable que el dolor resultante de la humillación te despierte del trance.

Y es probable que con esta herida venga una mayor disposición a abrirse …

… al arduo trabajo de estar en relaciones reales y recíprocas con personas que no son fantasías idealizadas.

2. Crear identidades entorno al victimismo

Las costuras de la historia estallan con injusticias de todo tipo, y las injusticias contra la gente mágica y las brujas son abundantes.

Incluso al margen de los eventos históricos, muchas personas mágicas sufrieron abusos en su infancia.

Esto es algo que me sucedió, y de hecho es algo que sucedió a casi todas las personas mágicas que conozco (excepto unos pocos afortunados).

Es muy importante reconocer, entristecerse, enojarse y buscar la curación de las heridas. Y saber que el proceso de curación puede ser largo.

Eso es una cosa.

Otra cosa es detenerse constantemente en el propio dolor, sentirse perpetuamente resentido hacia el mundo, sentirse obligado a ello, ver traidores en todas partes y aferrarse a una identidad construida por entero entorno a ser los más oprimidos o abusados.

En pocas palabras, el primer modo es mágicamente eficaz y el segundo, no lo es. Lo sé por experiencia de primera mano.

Dicho de otro modo, la primera ruta conducirá a que las cosas en tu vida mejoren, mientras que la segunda perpetuará el mismo estado asqueroso de las cosas, al tiempo que logrará atraer a tu alrededor a un conjunto completo de amigos y amantes que también se consideran víctimas. …

… y, por desgracia, las personas que se ven principalmente como víctimas tienden a sentirse totalmente justificadas en dañar a otros, así que, no hace falta decir más.

Hay un cierto tipo de justificación exultante al identificarse como víctima, acariciando tiernamente la orgullosa lista de heridas.

Puedes ir por ahí fuera cargando contra todos los victimarios, y seguro que hay millones contra los que cargar.

Pero… Esa exultante justificación es todo lo que obtienes.

Tal vez no sea justo … pero es verdad que experimentas sucesos que significan más de lo mismo en la línea del significado que atribuyes a los eventos de tu vida.

¿Por qué? Porque la magia y la sincronicidad funcionan en una máquina de sentido.

Es por esto que el perdón es una práctica mágica tan poderosa:

… Cambia todo el contexto de significado en el que te ves a ti mismo y los eventos de tu vida, y cuando cambia tu contexto de significado, cambia el tipo de sincronicidades que se muestran para ti.

3.Sentirse alienado de la propia magia

En un mundo de trabajos diurnos y fregaderos llenos de platos sucios, es muy difícil sentirse «mágico» todo el tiempo. Incluso la mayor parte del tiempo.

Entonces, acudes a Instagram a por algo de información y te desesperas aún más porque tu colección de cristales no es tan buena, además tu casa está desordenada y no tiene ese glamur de “la bruja chic californiana”.

… a lo que se suma que cuando tu vas a visitar los cementerios bajo los árboles épicamente antiguos, sabes que tu aspecto es mucho más cercano a alguien de luto ordinario que a una Stevie Nicks de resplandor sobrenatural maquillada a la moda de 1975.

No temas.

Tu potencia mágica  no depende de si te sientes o pareces mágico; más bien, todo depende de la disposición que tienes para seguir entrando en aguas peligrosas y desconocidas.

Por difícil que sea creerlo a veces, todos tenemos magia en nosotros, y todos estamos configurando mágicamente nuestros mundos a cada momento,

… Sólo que la mayoría de la gente hace magia muy aburrida, una y otra vez.

Hacen la magia aburrida de aceptar como «verdaderas» determinadas creencias sobre ellos mismos y el mundo que heredaron de la familia y la sociedad …

… y así recrean los mismos resultados tristes y aburridos para ellos mismos, día tras día, año tras año.

Lo que nos hace únicos a las brujas es que estamos dispuestos a asumir activamente la responsabilidad de nuestra magia, abriéndonos una y otra vez a profundizar en el trabajo con lo desconocido.

Si te sientes un poco adormecido y alejado de tu propia magia, no te preocupes por obsesionarte con tu colección de cristales o la decoración de interiores … (a menos que eso sea irresistiblemente divertido para ti) …

… en lugar de eso, date una auténtica dosis de lo desconocido.

Prueba algo de esto:

Ve a realizar un pacto con un espíritu en una encrucijada a medianoche – sugerencia: ofrece algo a cambio de los servicios del espíritu que no sean tu alma, como una ofrenda, arte o licor.

Visita un grupo de encuentro espiritual local que aún no hayas agraciado con tu presencia.

Inscríbete a un curso de medicina herbaria y empieza a crear tus propias tinturas.

Comprométete a una práctica de sueño lúcido de 30 días e intenta hacer un ritual onírico.

Empieza a tomar un té legal visionario todas las noches como Artemisa o Calea Zacatechichi y fíjate en qué sucede (s plantas fuertes, investiga antes las contraindicaciones)

Memoriza y aprende a pronunciar correctamente una invocación a tu deidad antigua favorita en su lengua original.

Usa la imaginación activa / viaje para iniciar un diálogo con un gran mago muerto. Aleister Crowley es una opción popular perenne, pero Dion Fortune o Jack Parsons probablemente serían mucho más amigables.

… Hagas lo que hagas, prueba algo fuera de tu zona de confort que realmente te asuste un poco.

Es la ruta más rápida para subir el nivel mágico que conozco.

Artículo original


Autoría:

© BELLATRIX PHOTOGRAPHY | CAMILA MENDES

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.

 

 


 

Chamanismo, Brujería y Psicología

Por la Dra. Catherine Winther.

Se han escrito muchos artículos excelentes sobre enfermedades mentales y psicología.

Es muy importante mantener abierta esta discusión porque muchas personas viven con una enfermedad mental.

Sin embargo, a pesar de la omnipresencia de los problemas de salud mental, el estigma que los rodea es inquietantemente real. El sistema médico occidental falla con frecuencia ante la salud mental, a menudo porque la salud mental es un reflejo de nuestra salud espiritual.

El mundo occidental carece de comprensión espiritual y respeto por la experiencia espiritual vivida.

Vivo con varios problemas de salud y salud mental. También soy psicóloga retirada y actualmente trabajo como consejera espiritual.

Tengo tumores cerebrales terminales y varios otros problemas de salud incapacitantes, incluidos problemas de salud mental como depresión y estrés postraumático complejo, que trae consigo alucinaciones, ataques de pánico, etc.

Mientras tomo medicamentos para tratar ciertos síntomas, honro muchos aspectos de lo que yo experimento como mi viaje espiritual.

Mi enfermedad mental puede ser una carga que amenaza la vida real. Algunos días todo lo que puedo hacer es aferrarme y sobrevivir.

Mi victoria es respirar. Pero esta excesiva presión de mis problemas de salud mental puede también producir epifanías como diamantes.

No estoy en guerra con mi enfermedad mental, estoy en conversación con ella.

Explicaré cómo la combinación de psicología y espiritualidad me ha ayudado a lograr esa paz mental.

La psicología intercultural es la rama de la psicología que analiza la intersección de la psicología con las diferencias culturales, incluido el chamanismo y la brujería.

Este brazo vital de la psicología explora y enseña cómo unir nuestra comprensión de la psicología con las perspectivas y creencias de los clientes acerca de sus experiencias.

Este enfoque complementario y cooperativo es esencial para la salud mental de las personas. Ignorar las creencias y perspectivas de una persona la invalida y aísla.

También limita nuestra comprensión del mundo.

Lo triste es que, cuando un cliente llega a mi consulta, ya ha vivido toda una vida de persecución, acoso y malentendidos por ser brujo, chamán, etc.

No es sólo el sistema médico el que necesita cambiar, sino la sociedad en su conjunto.

Hay una frase que dice: «La magia es sólo una parte del mundo que la ciencia no entiende …todavía«. Esto es, en general, correcto. Siempre habrá cosas que están más allá del alcance de la comprensión científica, pero que son importantes para mantener la mente abierta y respetuosa hacia la experiencia vivida de otras personas y otras culturas.

Si cerramos nuestras mentes a explorar y comprender otras culturas, también estamos cerrando nuestras mentes a la verdad y al conocimiento.

Independientemente de cómo se presente un cliente, si tiene una visión del mundo en la que experimenta visiones y voces chamánicas, entonces, a menos que los perjudique a ellos o a otros, no hay razón para desafiar la visión del mundo de otra persona.

Porque, seamos sinceros, lo que está experimentando un chamán, una bruja, un mago, un druida, etc., podría muy bien ser real.

Sé que muchas de las visiones y voces que escucho, especialmente cuando trabajo mis oráculos, son reales, aunque en gran medida no sean verificables.

Mis creencias en torno a la brujería dan a mi vida un significado profundo, tradición y riqueza. Mis creencias me salvaron la vida. Cuando estaba sola en el hospital, entrando en pánico, llena de dolor y sintiendo que estaba muriendo, lo único a lo que podía aferrarme era a mi brujería.

Comprendí que estaba en la parte más tenebrosa de mi viaje, las Tierras Sombrías, la larga noche oscura del alma. Mis creencias en la naturaleza y sus ciclos me recordaron que la luz vendría de nuevo. Y lo hizo.

Las creencias como el chamanismo y la brujería y todas las visiones y experiencias que vienen con estos puntos de vista dan sentido al mundo.

El significado es parte integral de una buena vida. Es la estructura sobre la que construimos nuestros sueños y esperanzas.

Robarle el significado a una persona es perjudicial y no es aquello para lo que los psicólogos se han entrenado … Pero sucede con regularidad.

La psicología intercultural es una rica área de estudio. También es compleja y puede ser difícil abordar todo cuando se trabaja con alguien desde una perspectiva cultural diferente.

Es por eso que hacer sesiones basadas en el cliente son tan importantes.

En un sistema ideal de salud mental podríamos dirigirnos a cada cliente de forma individual y tener en cuenta todas sus diferencias culturales en lugar de tratar de colocarle nuestras etiquetas y obligarlo a ingresar en un hospital psiquiátrico.

Lamentablemente, no hay tiempo ni recursos para hacer esto. Incluso los mejores psicólogos que conozco están bregando por ofrecer el tratamiento, el tiempo y la atención que necesitan los clientes, debido a la falta de recursos.

Eso no quiere decir que no haya casos en que una persona, chamán o no, pueda ser un riesgo real para sí mismo y para los demás.

Mantener a estas personas en un lugar seguro hasta que ya no estén en riesgo es simplemente sentido común. Los problemas sólo surgen cuando los psicólogos tratan el chamanismo, la brujería, etc., puramente como problemas de salud mental.

Las creencias espirituales son sólo un asunto de salud mental si tienen un impacto negativo en la funcionalidad diaria de una persona, por ejemplo, escuchar voces que le dicen que renuncie a su trabajo, que regale todo lo que posee, que dañe a alguien que ama, que se convierta en un mesías en un país extranjero cuyo idioma desconoce, etc.

El sistema de salud está lejos de ser perfecto y con frecuencia falla ante problemas de salud mental.

Se han realizado experimentos en los se trató a un paciente con esquizofrenia llevándolo a África para trabajar con chamanes y como chaman, lo cual aportó un verdadero sentido a su experiencia de salud mental.

Funcionó para él y resultó más eficiente que meterlo en una institución de salud mental.

Esto no quiere decir que funcionaría para todos, pero sí sabemos que cosas como la tradición, el ritual, las creencias, la comunidad, los mitos personales ricos y la creatividad, todo esto ayuda a proporcionar a las personas un significado para su vida.

De por sí, un enfoque de la salud mental que sea espiritual, culturalmente respetuoso y abierto,  es vital para resultados positivos.

No olvidemos que el chamanismo y la brujería tienen mucho que decir para ayudar con los problemas de salud mental.

Sabemos que los estados alterados de consciencia a través de la meditación, el canto e incluso las micro-dosis de alucinógenos pueden ayudar a aliviar el estrés de la mente y a construir un significado.

Los rituales pueden enfocar y calmar la mente y brindar una sensación de arraigo. Tener un sistema de creencias rico y dinámico puede ser muy estabilizador y una buena defensa contra los aspectos negativos de la enfermedad mental.

Pasar tiempo en la naturaleza reduce inmediatamente las hormonas del estrés y puede inspirar asombro, la emoción más curativa de todas.

También he tenido éxito con la recuperación del alma para trabajar con el trauma.

Lamentablemente, en occidente no tenemos los recursos para implementar este enfoque.

Sólo podemos hacer lo mejor que podamos para equilibrar los temas de creencias culturales, salud mental y seguridad junto con el cliente a medida que construimos un significado.

Como psicóloga jubilada, soy consciente de cómo me afecta mi enfermedad mental.

Tomo medicamentos para ataques de pánico, pesadillas y depresión. También tomo medicamentos para el dolor. Y eso está bien.

Esos medicamentos tratan y calman los aspectos de mi ansiedad y depresión que no son útiles y que disminuyen mi poder y mi presencia en el mundo.

Al hacerme cargo de mi salud mental y mis creencias espirituales, diseñé junto con mis médicos y mis mayores un sistema personal de atención para mí.

Incluso en un sistema imperfecto, puedo dar luz y aliento a mis experiencias espirituales para poder compartir esa parte de mí misma con el mundo.

Tú eres el encargado de tu salud mental y espiritual. Tienes el poder, ahora mismo.

El sistema médico es imperfecto, pero tú tienes el poder de hacer uso de ese sistema.

Si estás luchando con la salud mental, intenta encontrar un psicólogo de mente abierta que pueda trabajar contigo para desarrollar tratamientos que respeten tus creencias.

Esto puede llevar tiempo, es posible que veas a varios psicólogos antes de encontrar uno a tu nivel. Recuerda, hay psicólogos que también son chamanes y brujos.

Yo era una psicóloga bruja e incorporé con éxito el tarot y los familiares en mis sesiones clínicas. Independientemente de lo que creas, puedes aprovechar el sistema en tu beneficio y vivir la mejor versión de tu vida, donde la salud mental se maneje de manera adecuada en todos sus aspectos de luz y sombra.

Y si esto suena excesivo, entonces busca a un amigo que te ayude a asistir a las sesiones. No estás sólo.

Mantén esta verdad en tus horas más oscuras, confía en que tienes el poder, tú no estás definido por tus problemas de salud mental, como tampoco por tus visiones chamánicas.

Debajo de todo esto estás tú, tu alma pura, tu poder y tu fuerza. Puedes hacerlo.

Y, finalmente, la medicación no es mala. Si te ayuda, te ayuda.

No importa cómo retorzamos y cambiemos la sustancia por medio de la ciencia, todo lo que los humanos crean proviene de la naturaleza, incluidos los medicamentos.

Parte del papel de una bruja era ser herborista y saber cómo usar plantas, tinturas y pociones para ayudar a la gente.

La sociedad ahora está haciendo eso a una escala mucho mayor y precisa.

Tomar medicamentos no disminuye tu poder.

La salud mental y la espiritualidad pueden ser complementarias.

Nosotros, la gente, las brujas y los chamanes, tenemos la capacidad de conjuntar estos dos sistemas y hacer que funcionen para que podamos vivir nuestra mejor vida.

En la actualidad el poder y la responsabilidad recaen en nosotros. Hazte cargo. Se poderoso. Abraza todo lo que eres.

Tienes derecho a esta vida y derecho a tener una mente sana y un rico tapiz cultural.

Escucha a tus médicos, escucha a tus mayores y, finalmente, escucha a tu instinto.

Artículo original
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Catherine Winther

La doctora Catherine ‘West’ Winther es psicóloga retirada y apasionada feminista LGBTQIA, y proviene de una larga línea familiar de creadoras, brujas y lobos. A través de su coven online  en WeaverTarot.com, ofrece lecturas, hechizos, curiosidades y asesoramiento. Su pasión es mantener espacios sagrados de sombra y fomentar la alquimia a través de la conversación. Ayuda a la curación y el crecimiento potenciando de la gran obra, la gran magia, la gran naturaleza, la risa, la sensualidad y la creatividad.


 

El Ascenso del Fénix. Títeres, Prisiones y Dolores del Despertar

Por Karolina Boldt.

¿Cuántas veces has rogado misericordia? ¿Cuántas veces has muerto hasta ahora?

Y aún así estás aquí, leyendo estas palabras. Porque sabes cómo levantarte de las cenizas. Siempre con la esperanza de que la siguiente ronda fuera más suave.

Y cada vez tu alma escoge la “vía dura”. ¿Te acabo de oír suspirar?

Bien, entonces, abróchate el cinturón, vamos a examinar la trastienda del pasado.

Se sentía como ser un títere, con otros sintiéndose autorizados a tirar de las cuerdas, hacer caminar tus pies en determinada dirección, haciendo que hicieras e incluso sintieras las cosas que proyectaban en ti.

Ofreciéndote su experiencia y maestría, intentando aleccionarte acerca de sus estándares: “¡Los títeres no dicen estas cosas maleducadas, obedece como un buen títere y no seas irracional!”

Si alzabas la voz o pedías un guion diferente, rasgando “tus” cuerdas, ellos te sacaban del escenario, y te escondían tras las cortinas, en una caja oscura y polvorienta, cubriéndote con papel arrugado y un paño negro: “Cállate de una vez”.

Tú sabes de lo que hablo.

Estás familiarizado con la experiencia de sobrevivir con poca luz y oxígeno, en un entorno que debería haberte asfixiado. Que hayas sobrevivido ya es un milagro.

Aquello que podría haberte roto, te ha convertido en un espíritu aún más fiero.

Tu anhelo por aire fresco y luz, por espacio, no es comprendido fácilmente por aquellos que no saben lo que es ser criado en la oscuridad y el dolor.

Fuente de la Imagen

Puedes haberte acostumbrado tanto a la incomodidad y al sufrimiento que aún tiendes a esconderte en ellos, asustado del brillo del sol, y de tu propia y resplandeciente luz.

El dolor es algo en lo que puedes confiar y lo sabes muy bien.

Emprender el viaje hacia aquello “más” que existe en la vida da miedo, y es arduo: La prosperidad requiere trabajo y compromiso.

Es por esto por lo que resulta difícil moverse de la mera supervivencia a un espacio de prosperidad:

Todo lo que viene con el lazo del compromiso evoca esa sensación de cadenas alrededor de tus tobillos y tus muñecas.

¿Esta sensación de asfixia en tu garganta?

Es el recuerdo de haber sido atado y silenciado en tu pequeña caja de títeres, completamente despierto, sin poder gritar o correr, sin tener ni siquiera la oportunidad de mover tus extremidades para mover la tapa.

Y ahora es lo mismo, pero con pánico y terror en tu corazón. «¿Cuánto tiempo podré respirar aquí? ¿Cómo se sentirá morir? ¿Ya estoy muerto? ¿Esto es solo un sueño? ¿Una pesadilla?»

Ha sido tu realidad y un sueño e ilusión al mismo tiempo.

Tu alma es poderosa. Es tu esencia, el centro, tu verdadera vibración.

Es por eso que puedes soportar tanto sin romperte: Tu alma quiere vivir. Quiere crecer y expandirse.

El deseo del alma es prosperar. Mientras tanto sobrevivirá, hasta que llegue el momento -tu momento- de romper el cascarón.

Hace mucho que has superado y dejado la maldita caja de títeres, pero has creado nuevas cajas y estructuras que te mantienen empequeñecido.

Ya sea que esta vez sea otra caja, o una jaula, o cualquier otra cosa, te has asegurado de tener nuevos confinamientos con poco espacio y fuertes puertas, cadenas o grilletes.

Fuente de la Imagen

Sigues preguntándote porqué aún te sientes miserable, a penas capaz de respirar, y con una sensación de malestar y vacío en el vientre.

Te desesperas porque parece que nunca vas a deshacerte de la vida enjaulada.

Aunque dolorosamente consciente, no puedes escapar.

Las preguntas siguen cruzando tu mente repetidamente, rodando por tu cabeza como si fueran monstruos: «¿Por qué tengo que pasar por esto?», «¿No es suficiente ya?», «No soy capaz de soportar esto un día más, ¿no puede terminar pronto, por favor?”

Entonces tu momento, tu tiempo, finalmente se acerca.

Pero no de una forma gloriosa, en absoluto. Tal vez alguien que amas, muere. O se te diagnostica un cáncer.

Puede ser incluso una hermosa sincronía que hace que tu alma establezca una conexión increíblemente profunda con otra, lo cual es maravilloso.

Solo para darte cuenta de que no sois compatibles o no podéis estar juntos por alguna razón, lo cual se siente como si te arrancaran el corazón del pecho.

Eso es lo que me pasó a mí, todo lo anterior. En un breve periodo de tiempo.

Tú has tenido tus propias experiencias, esas que te hacen estremecer con sólo pensar en ellas.

El Universo tiene una habilidad especial para interactuar con tu alma (también conocido como el Universo experimentándose a sí mismo en forma humana) de maneras muy efectivas, brindándote un poco de amor duro, sacudiéndote despiadadamente para que despiertes.

A menudo hay una ruptura antes de un avance.

Del mismo modo que la pequeña semilla no sabe que se convertirá en un poderoso árbol cuyas ramas besarán los cielos, no sabes lo que la vida tiene para ti en el futuro.

La prueba es real, y a veces puede sentirse como un golpe definitivo y mortal.

Pero no te va a matar. Renacerás por enésima vez, gracias a tu ardiente alma de Fénix .

El desasosiego de la muerte y el renacimiento pueden hacer que quieras regresar corriendo a la seguridad de tu prisión, especialmente si eres un Fénix con amnesia (¡No es tan inusual!).

Fuente de la imagen

Pero una vez que se vislumbra la luz, es prácticamente imposible retirarse y volver a la piel de la semilla.

Tienes que expandirte y crecer. Puedes hacerlo de dos maneras diferentes:

O bien eliges regar el suelo en el que estás creciendo, dedicas tiempo y esfuerzo, dices a la vida, a tu transformación y a toda esta locura de experiencia.

O eliges la negación y resistencia, porque quieres que el proceso se detenga. Ya has sufrido lo suficiente y no quieres seguir luchando. Ya sientes que de todos modos no habrá fin. ¡No, esto no es para ti!

Te diré un secreto:

Vas a convertirte en ese maldito árbol de todos modos.

No puedes resistirte a la vida. Bueno, puedes, es tu elección vivir o no vivir, pero serás devuelto una y otra vez, hasta que hayas aprendido aquello que tu alma vino aquí a aprender. Depende de ti.

Al menos no puede escapar de los planes de tu alma, de una manera u otra te llevará donde quiere que vayas.

Pero puedes arreglártelas para mantenerte en un nivel que no vaya más allá de la supervivencia.

Tus ramas no llegarán a lo alto. Estarás tan concentrado luchando contra lo que estaba destinado a salvarte y servirte; te perderás todo lo que significa estar vivo.

No aprenderás lo que es prosperar. Esto es trabajar contra tu alma, viviendo una vida agotadora y vacía. No alineada con tu alma.

Una batalla de por vida.

Y lo peor de todo: como en tu caja de títeres, tu alma estará completamente despierta. Serás consciente del desastre y sabrás lo que sería posible si abandonaras tu defensa.

Aquello que te enjauló y torturó en el pasado ya no tiene poder sobre ti.

Sobreviviste. Tiraste de las cuerdas, se volvieron delgadas, invisibles al final. Esos lazos no te frenan físicamente.

Solo son energía almacenada. La memoria de los títeres.

Puedes cortar los lazos de una vez por todas y liberar el sufrimiento y la sensación de impotencia que has estado arrastrando detrás de ti como una capa húmeda y embarrada, durante siglos.

Una pesadez que te ha estado agotando. DÉJALA IR.

Arranca la constricción, el sabor a hierro y polvo, que habita tu garganta.

Quema el papel arrugado, la caja completa y observa cómo las llamas devoran tu prisión, mientras bailas de forma gozosa y salvaje.

Eres un Fénix, el fuego es tu elemento. Permite que queme la basura. Deja que arrase y consuma los últimos restos de tu infierno interno.

No tienes que olvidarte del infierno para seguir adelante. Pero recuerda tu nombre y el hogar que llevas dentro de tu corazón.

Es el hogar del amor, el pozo de tu tremenda energía y tu fe inquebrantable. Recuerda tu misión. El sufrimiento ha cumplido su propósito.

Es posible que hayas sentido que te empequeñecía y te hacía más débil, cuando, en realidad, ha sido todo lo contrario.

Solo las almas excepcionalmente fuertes son puestas a prueba a través de los intensos procesos de martillado, pulido y purgado.

La fortuna te favorece, de lo contrario no estarías aquí, no habrías llegado tan lejos. Es una afirmación desafiante, lo sé.

Ahora es el momento de reconocer la completa, aterradora e inmensa magnitud de tu poder y magia.

Has pasado por el infierno. Eso es porque estás aquí para compartir lo que has aprendido en tu viaje.

Cae el telón final. Aquí está, el fin de los títeres. Eres libre.

El mundo no necesita títeres y robots, necesita desesperadamente seres humanos reales con corazones vulnerables y almas poderosas.

Fuente de la Imagen

 

Resulta que eres un alma extraordinariamente sabia y fuerte y estás súper cargado de energía, compasión e intensidad.

Tus heridas son tus reservas de sanación : pueden verter oro líquido en las grietas de las almas de los demás.

Es posible que no se sientas preparado, aunque puedes escuchar tu llamado alta y clara.

Créeme, si lo oyes, estás listo. Sin idea o no, sigue adelante, paso a paso. El pasado se ha ido para siempre y estás recibiendo sugerencias y señales a cada momento.

Déjate guiar por tu alma, ella sabe. ¿Puedes oír su largo suspiro?

«Por fin» , dice, «Por fin escuchas. Confía en mí, querido. A partir de aquí, avancemos”.

 

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Karolina Boldt

Karolina Boldt es Coach, Sanadora, y Escritora.  Tiene un récord Ninja de supervivencia  (i.e. cáncer en etapa final), y, a menudo, se la puede encontrar en medio de un trabajo de transformación profunda, lo que  le ha permitido ganar bastante experiencia en fracasos y avances. Siente un gran amor por los cristales y los sigilos, y no puede vivir sin el chocolate. Puedes conectar con ella a través de su web Disobey With Grace o en Instagram.


 

 

3 Herramientas de Trabajo con la Sombra

Por Catherine Liggett.

Imagina tener una relación tan íntima contigo mismo que te sientas entero y pleno, tanto estando sólo como acompañado.

El mundo ya no te amenaza o te irrita. Vives completamente liberado como tu auténtico, singular y poderoso ser.

Esta es la magia del trabajo con la sombra.

Como practicante y maestra del trabajo con la sombra, me he dado cuenta de que muchas personas han escuchado hablar de este misterioso proceso, que puede sonar vagamente siniestro, pero no tienen idea de cómo emplearlo.

El abuelo filosófico del trabajo con la sombra, Carl Jung, vivió en la torre de marfil de las abstracciones alemanas; proveer guías simples y prácticas, simplemente no era lo suyo.

La buena noticia es que tenemos una hermosa oportunidad de crear nuestras propias prácticas.

El propósito de mi alma y el tema de este artículo es enseñar técnicas de trabajo con la sombra simples y directas que puedan cambiar tu realidad desde dentro, generar más complicidad contigo mismo de la que crees posible imaginar, y desatar tu propia y única magia.

El término sombra hace referencia a aquellos aspectos de nosotros mismos que nuestros cuidadores no consideraron “buenos” cuando éramos niños.  

Inconscientemente rechazamos esas partes vitales de nuestra identidad para ganar la aprobación y así sobrevivir como seres dependientes.

Cada ser humano tiene una sombra, porque todos hemos tenido cuidadores. De no haberlos tenido, no hubiéramos sobrevivido.

En oposición a la sombra está nuestro ego, el cual es aquello que creemos que debemos ser, y la forma en que queremos que otros nos vean.

El ego es nuestro “buen/a chico/a” internalizado, mientras que la sombra es «el mal/a chico/a”. Necesitamos al ego para sobrevivir como criaturas sociales.

La tragedia en el inevitable proceso de la creación de la sombra es que, en él, también rechazamos aspectos de nosotros que simplemente no fueron valorados por nuestros cuidadores, como nuestro propio genio, los talentos salvajes, los dones intuitivos, y mucho más.

La sombra es el lugar en el que se encuentra nuestra magia. Es allí donde huyen los aspectos más singulares, poderosos y preciosos.

Todos estamos en este planeta para vivir desde nuestros seres más plenos, radicales y auténticos, y el trabajo con la sombra es el camino para descubrir que significa eso en realidad.

Es adentrarse profundo en la oscura mina de oro para encontrar tu resplandor.

Lo que encuentres te maravillará.

 

Esto nos lleva al uso de las herramientas. Lo que sigue son los métodos originales que he desarrollado, inspirados por mi propio camino de sanación a lo largo de casi veinte años.

Llamo a estos métodos “Explora”, “Expande” y “Encuentra”.

 

Mi acercamiento a la sombra asume algunas cosas acerca de la realidad:

Todo lo que encuentras es un espejo de ti mismo.

En otras palabras, creamos nuestras realidades a cada momento, y lo que vemos, sentimos, y percibimos a nuestro alrededor es una proyección continua de nuestro paisaje interior, tanto consciente como inconsciente, pero principalmente inconsciente.

También asume que todo en el universo conspira por tu compleción.

Esto significa que las experiencias desafiantes son a menudo “llamadas de atención” acerca de la necesidad de integrar en tu psique consciente algo inconsciente.

De esto trata el trabajo con la sombra.

Usa estos métodos cuando sientas una emoción que parece superarte, cuando te des cuenta de que estás obsesionado o sientes repulsión por alguien o algo, o cuando quieras indagar en la causa raíz de un problema emocional, de comportamiento, de relaciones o incluso físico.

Una buena manera de practicar esto por ti mismo es grabarte leyendo lentamente las instrucciones, con muchas pausas intercaladas para que puedas relajarte en el proceso y ser guiado por tu propia voz, en lugar de tener que mirar el texto a cada segundo para leer los siguientes pasos.

Para una experiencia más profunda, usa estas herramientas en orden, de la manera en que llevan naturalmente una a la otra. O bien, puedes usar cada una por sí misma.

Sólo asegúrate que puedes disponer de un lugar privado y silencioso por al menos 20 minutos antes de adentrarte en el trabajo.

***

1) Explora

Cierra los ojos, y realiza algunas respiraciones profundas. Permite que cualquier cosa que estés explorando se manifieste vívidamente en tu imaginación.

Si es una persona, obsérvala frente a ti.

Si es una situación, participa en ella como si la estuvieras viviendo.

Mientras respiras, presta atención a tus emociones y al cuerpo. Hazte las siguientes preguntas con suavidad y permite las respuestas surjan de manera intuitiva:

  • ¿Qué sentimientos o sensaciones corporales surgen? Podría haber uno, o muchos. Nombra los que puedas.
  • ¿Estos sentimientos tienen color (es), textura (s), forma (s) o imagen (es)?
  • ¿Están estos sentimientos ubicados en tu cuerpo? ¿Si es así, dónde se concentran?

Tras completar esta exploración, tendrás una impronta de sensación. Seguiremos esta sensación al siguiente paso.

2) Expande

Visualiza la impronta de sensación intensificándola con la respiración, como si estuvieras soplando sobre brasas para añadir poder a la sensación.

Siente cómo se intensifica con cada respiración, y permítelo.

Percibe la resistencia en el cuerpo, y haz lo que puedas por suavizarla.

Aplica los pasos de “Explora” a cualquier resistencia a tu experiencia.

Visualiza las sensaciones tomando más espacio, expandiéndose más allá de tu cuerpo, llenando la habitación, la ciudad, y más allá, hasta que el final de la expansión resulte natural. Puedes incluso ver cómo llega al espacio.

3) Encuentra (Dialoga)

Imagínate a ti mismo como una reina o rey soberano, o tal vez como tu Ser Superior. Siéntete fuerte y en pie, sabiendo que nada puede herirte. Respira en esa fuerza.

Permite que la impronta de sensación de los pasos 1 y 2 se convierta en una figura o en una cara con la que puedas dialogar. Lo que sea que se muestre como primera impresión es perfecto.

Desde tu posición de soberanía, pide a la figura que exprese lo que sea que necesite decir. Por ejemplo “Puedes decir cualquier cosa que necesites decir ahora”.

Date cuenta de cómo la figura responde. Puede hablar, o comportarse de alguna manera.

Permítele hacer o ser cualquier cosa que muestre. Este es el paso más importante. Debes seguir permitiendo cualquier cosa que suceda, incluyendo la violencia.

Sabe que esto no puede dañar a nadie, lo cual te incluye. Debe expresarse en su completo e intenso potencial.

Ocurra lo que ocurra, di “¿Qué más?” de una forma muy neutral. ( Esto puede llevar un largo tiempo).

Dile, “Perteneces” o bien “Perteneces a este reino.” Presta atención a cómo responde. Dilo varias veces, hasta que parezca aceptarlo.

Desde la compasión, pregúntale “¿Qué necesitas de mí?”. Observa lo que dice o hace en respuesta a tu pregunta.

Desde tu posición de invencible soberanía, imagínate a ti mismo satisfaciendo sus necesidades cualesquiera que estas sean.

Continua hasta que el proceso se sienta concluido para ti.

***

Estas herramientas son una magia poderosa. Con la práctica, se convertirán en una segunda naturaleza a medida que te muevas a través de la vida siendo consciente de tus respuestas internas, y viéndolas como portales a la sanación más profunda que se pueda imaginar.

Cuanto más las practiques, más paz encontrarás en ti y en tu vida.

Aquello que solía amenazarte y molestarte, ya no tendrá el mismo impacto, porque has profundizado en las raíces de tus reacciones.

Y en la medida en que tus reacciones no te condicionen, serás libre de descubrir y acrecentar tu magia.

Empezarás a descubrir quien eres tú realmente, al margen de tu experiencia reactiva.

Es más, aquellos que aceptan sus sombras son las personas más seguras, auténticas y mágicas.

Todo el juicio y la violencia en el mundo provienen de la proyección inconsciente de material de la sombra sobre otros.

Cuanto más exploramos y aceptamos los aspectos rechazados de nosotros mismos, más descubrimos la verdadera paz y compasión.

Más que nada, nuestro mundo de hoy necesita personas que estén dispuestas a integrar sus sombras y desatar esta profunda magia en el planeta.

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Catherine Liggett

Catherine Liggett es Shadow Worker, canalizadora y guía. Ofrece sesiones privadas de trabajo con la sombra online y de forma presencial en el área de Seattle, y es maestra del curso online Shadow Work 101. Catherine realiza conferencias y talleres a nivel regional, y sostiene una práctica en constante desarrollo. Puedes conectar con ella y aprender más acerca del trabajo con la sombra a través de su web catherineliggett.com, su canal en YouTube, y su página en Facebook.

 


 

3 Puntos de Autodefensa Psíquica contra los muggles «racionales»

Por Amanda Yates García.

Hace años, mientras jadeaba por aire cerca de la ventana de una fiesta abarrotada en Brooklyn, hablé con una atractiva morena que terminó por sacarme de mis casillas.  Estudiante de diseño en Pratt, me explicó que ella era una persona «científica» y dejó caer el nombre de Niels Bohr. Una hora más tarde, mientras yo estaba en la habitación de al lado, ella se lió con mi (ahora ex) novio.

Sí, fue molesto que otra besara a mi hombre mientras yo estaba peleando por las últimas reservas de Modelo lejos de algún productor de televisión, pero, seamos sinceros, esa fue probablemente la idea de mi hombre. Después de todo, era músico.

Lo que realmente me molestó fue que, después de que yo mencionara mi práctica de tarot, ella se declaró «científica», dando a entender que yo no lo era y, por lo tanto, que yo era una idiota.

Una vez sobria y tendida en la cama al lado de mi mujeriega y superada otra mitad, aquella noche fui capaz de encontrar todo tipo de argumentos por los que ella no tenía ni idea de lo que estaba hablando. Lamentablemente mi ingenio llegó demasiado tarde.

Escribo ahora, querido lector, para evitarte esa forma especial de sufrimiento.

Aquí van algunos puntos de autodefensa psíquica que puedes usar la próxima vez que te encuentres con un “científico” Smuggle (de smug -engreído- y muggle) despreciando tu práctica mágica, quien en realidad sólo quiere usar su lealtad al racionalismo posterior a la Ilustración para echar el cebo a tu costa. O lo que sea.

I. La Magia es erótica

Uno de los primeros y más efectivos “trucos” que aprendes como practicante de magia es cómo cargar un sigilo usando magia sexual.

Primero, usas el lenguaje para identificar aquello que estás llamando: “Tengo un amante grande y sexy”.

Luego, das forma al lenguaje convirtiéndolo en un símbolo.

Finalmente, lo cargas llevándote a un intenso estado de excitación, entonces visualizas el sigilo explotando en el mundo cuando alcanzas el orgasmo. El ABC de la Magia.

Pero la carga de sigilos mediante el orgasmo no es la única razón por la que la magia es erótica. En su libro “The Gift,” Lewis Hynde define eros como el principio de atracción, unión y participación que vincula a las cosas.

Eros conecta cosas, mientras que logos ( la razón, la lógica y el impulso de distinguir) las separa.

Los sistemas capitalistas dirigidos por los mercados como el nuestro, funcionan sobre la base de logos porque reconocer las conexiones entre las cosas no ayuda a la cuenta de resultados.

¿Acaso ayuda a Charmin que recuerdes que tu papel higiénico súper suave viene de la destrucción de ancianos bosques pluviales?

En sistemas de magia simpática, tanto aquello de lo que un producto está hecho, dónde se ha hecho como la persona que lo ha hecho contribuyen permanentemente a la energía de ese objeto a medida que se mueve por el mundo.

Considera esto: ¿Preferirías comer tu helado en un bol hecho con arcilla de río por una mujer embarazada o en un bol de plástico que sale de una fábrica realizado por alguien con un salario de esclavo?

Creer en la magia no se trata solo de hacer aquello que es “irracional”, se trata también de reconocer que nuestro sistema de creencias determina la clase de mundo que creamos. Personalmente, quiero que el mío sea un mundo erótico.

(Si te sucede los mismo, puede que quieras leer el artículo de Carolyn Elliot acerca de Eros).

Autodefensa Psíquica Punto 1:

No dejes que tu oponente defina la pregunta.

Tan pronto como los Smuggles pregunten si la magia es “real” o no te atrapan en su red de “racionalidad” te toca a ti demostrar que la magia está a la altura de su sistema de verificación.

La pregunta no debe ser si la magia es “real”, sino si resulta “útil”.

Para personas que quieren vivir una vida de conexión erótica ciertamente lo es. Si tu “racional” oponente es demasiado convencional para apreciar la belleza erótica de la magia, ese no es tu problema.

II. La Magia es Rebelde

Es raro encontrar un americano que se jacte de mucho que pasa por el aro. Pero si los americanos aman tanto apostar al divergente, ¿Por qué nuestra cultura popular siente esa vergonzosa fascinación por las figuras de autoridad?

¿Podemos simplemente admitir que el “inconformista” Policia/Marine/Piloto Militar/tipo de Wall Street aún está en conflicto con el patriarcado corporativo? En otras palabras, no es el outsider que cree ser.

¡El ejército está dentro! ¡La policía está dentro! Incluso el excéntrico artista que hace arte acerca de testículos está dentro (ver Matthew Barney).

Si realmente quieres saber cómo es flotar a través de las sombrías tierras agrestes, lanzando ranas venenosas al status quo, intentar ser una bruja.

Al igual que en la mayoría de prácticas místicas, no hay doctrinas en la brujería. No hay Papa. No hay Biblia. Aunque las prácticas mágicas sean una de las actividades más antiguas de la humanidad no hay una autoridad última en la magia.

Incluso un patriarca jerárquico como Aleister Crowley basó toda su filosofía mágica en el axioma: “Hacer tu voluntad será toda la Ley”.

En el fondo, la mayoría de brujas son anarquistas.

La Magia es una práctica mística basada en la revelación directa. Nadie te pide que aceptes algo por fe. La fe procede de la experiencia. No crees en la Diosa porque la Biblia te lo dice, sino porque hablas con Ella, la ves, porque Ella está a tu alrededor.

Porque trabajar con Ella de diversas maneras enriquece tu vida.

Ninguna autoridad llega a declarar el valor absoluto de la magia. La magia no se compra ni se vende en Wall Street, ni está sujeta a las regulaciones de la Fed.

Cuando experimentes la magia por ti mismo, las razones para participar se te harán claras.

Autodefensa Psíquica Punto 2:

Dada la lealtad a la figura del inconformista en nuestra cultura, posiblemente tu oponente se considere a sí mismo un pensador libre e independiente.

Sin embargo, como probablemente nunca habrá practicado magia, él en realidad no sabe de lo que está hablando y está aceptando que la magia es “irracional” (es decir, inútil, falso y vergonzoso) basado en su fe en los ideales de la Ilustración: razón, ciencia y libertad.

El problema es que la Ilustración y todos sus elevados ideales concurren con la Edad del Imperialismo; ya sabes, cuando todos esos tipos racionales europeos amantes de la libertad colonizaron y explotaron a muchos de los “irracionales” practicantes de magia del mundo en nombre del progreso.

Es curioso que ese patriarcado corporativo imperialista siempre se encuentre del lado de la razón y el progreso, mientras que las personas que encuentran la divinidad en la naturaleza y celebran el potencial espiritual de la imaginación sean primitivos “irracionales” necesitados de educación.

Es posible que tu oponente no se vea a sí mismo como un agente del Patriarca, querido lector, pero si el traje es de su talla…

III. La Magia no es Ciencia (Últimas noticias)

El otro día conocí a un chico que me dijo que, como era periodista, él sólo creía en las cosas que estaban verificadas por hechos (implicando que yo, bien, sabes cómo va esto).  Los científicos necesitan eso también. De hecho, un montón de gente lo necesita.

Algunas personas ponen los ojos en blanco cuando oyen hablar de magia porque no está verificada por hechos. Los hechos son supuestamente esas cosas objetivas que existen en el mundo; cuando los científicos hacen pruebas en el laboratorio los hechos salen a la superficie.

Por supuesto nosotros sabemos que si tu realizas un hechizo en un laboratorio una y otra vez posiblemente no funcione de la manera en la que un hecho científico lo hace.

De acuerdo, pero ten en cuenta un par de cosas:

Primera – La Magia no es Ciencia.

La Magia es asociativa, poética, basada en el significado y las relaciones. La Magia trabaja a través de la sincronicidad, a través de cambios en la percepción. Es subjetiva.

Muy cercana a las problemáticas artes de la mitología, la alquimia y la poesía, cuando la ciencia dice “salta”, la magia no responde “¿Cuán alto?”. En lugar de eso las brujas elevamos el vuelo en nuestras escobas y nos enfocamos en el laboratorio de pruebas con simios de Monsanto.

Nuestro vuelo puede tener lugar en un trance, pero, aun así, sucede. (Ver el punto #2 – la magia es antiautoritaria, y esto incluye a las autoridades científicas)

Y segunda – Nadie tiene que escoger jamás entre magia y ciencia. Se trata de una falsa dicotomía.

Puedes creer en la magia, practicarla, disfrutarla y aún creer que la tierra gira entorno al sol y que el hidrógeno es el elemento más ligero de la tabla periódica.

En cualquier caso, ocurre que todos esos hechos científicos de los que el avanzado capitalismo industrial está tan orgulloso no son tan confiables como creemos que son.

El crítico teórico Bruno Latour realiza una sólida argumentación acerca de que los hechos son construidos como creencias, reclamando que sí, nosotros creamos a los dioses, a la astrología, etc. pero que también creamos a los átomos y a las bacterias – lo cual no los hace menos “reales”.

Tanto el constructo de la astrología como el de los átomos nos permiten observar realidades a las que previamente no teníamos acceso. Y una vez hemos creado estos constructos, éstos van más allá de nosotros, cobran una entidad propia. Es algo complejo, pero si quieres saber más de esto, pulsa aquí.

Y si quieres ser cabroncete mientras hablas con un Smuggle, tú simplemente pon los ojos en blanco, suspira y dile “Lee a Latour.”

Autodefensa Psíquica Movimiento 3:

Juzgar a la magia por los mismos criterios que usamos para la ciencia es ridículo. Es cómo leer una obra científica y decir que es malísima porque no rima y no está escrita en pentámetro yámbico.

La ciencia no necesita ser poesía. La magia no necesita ser ciencia, etc. Pon a una pareja en un laboratorio y hazlos tener sexo una y otra vez – si su sexo es triste ¿Significa que no se aman? ¿Significa que nunca tendrán buen sexo? No. Significa que hay algo equívoco en tu experimento.

Algunas cosas no se pueden cuantificar, esto no significa que no sean bellas. No significa que no tengan valor. No significa que no sean efectivas

Sólo significa que no encajan en el marco que las personas “racionales” inventaron en orden de extraer sentido del caos.

No todo el mundo usa el mismo marco, Smuggles. Aceptadlo.

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Amanda Yates García

Amanda Yates Garcia es escritora, artista y bruja profesional en Los Angeles. Su principal misión es empoderar a sus clientes para vivir suntuosas existencias llenas de creatividad y gozo. Dirige talleres, lee el tarot, conduce ceremonias chamánicas bajo el sello de the Oracle of Los Angeles.


 

7 Asombrosas verdades que me hicieron ganar 18.000$, vía internet

Afortunadamente este mes he conseguido suficientes contratos  para sumar dieciocho mil gordos y sucios dólares americanos.

Estoy que me salgo. Se siente genial.

No estoy diciendo esto sólo para presumir (¡sólo en parte!).

Te lo hago saber porque durante mucho tiempo, de verdad, de verdad no he tenido éxito alguno, ni económico ni profesional, en absoluto. Me encontraba miserablemente desconcertada pensando en qué hubiera hecho cualquiera para encontrar una solución.

Solía leer artículos fatuos de autofelicitación, como uno que hablaba de cómo lograr grandes ingresos  desde el portátil en Bali y pensaba cosas como:

“Sí, pero sólo eres capaz de hacer eso porque eres un imbécil y de alguna manera todos los demás imbéciles de este asfixiante mundo asqueroso quieren comprarte cosas.”

Pues resulta que eso es lo que se conoce en el mundo empresarial como «una mentalidad no ganadora».

Para ayudarte a que no te quedes estancado en ese estado mental tan confuso, como me pasó a  mí durante mucho tiempo, quiero compartir contigo algunas verdades impactantes que he aprendido sobre lo que realmente necesitas para llevar a cabo la transición de la bancarrota a montarse en el dólar.

Y por cierto (sólo para que lo sepas), en verdad a menudo en mi vida sigo siendo una imbécil.

Me esfuerzo por intentar arreglar las cosas y hacerlas mejor, pero muchas veces no puedo conseguirlo. Así que si estás buscando a una imbécil que trabaje desde lugares chulos y exóticos para odiarla, ¡felicidades! Me acabas de encontrar.

¡Hola!¡Soy Carolyn Elliott!

Esta es mi cara de «Acabo de ganar $18,000 desde la cama!».

Pero primero ,  ¿hasta qué punto era una fracasada?

Bueno, en 2013, me pasé el año durmiendo en los sofás de mis amigos, y comiendo de los bancos de alimentos para sobrevivir.

Sip, no tenía casa, ganaba unos 500$ al mes haciendo trabajos como escritora freelance. Nada divertido.

Y ese fue solamente el bajón después de una década entera viviendo bajo el nivel de pobreza como escritora y profesora.

Un diciembre casi me muero a causa de una estúpida infección de muelas por qué no tenía ni seguro médico ni dinero para pagar un dentista.

Vale, suficiente plomazo sobre lo malditamente pobre que era –vamos a por las verdades chocantes que tuve que aceptar gradualmente y que me llevaron a conseguir hacer 18.000$ en un mes como empresaria solitaria.

1. A internet le interesan una mierda tus credenciales.

Resulta que yo tengo muchas credenciales. Tengo un doctorado en Estudios Críticos y Culturales, y un máster en Inglés, y un grado en Artes y Escritura Creativa.

Y a nadie en absoluto le importa dos mierdas esto cuando estoy vendiendo productos y servicios en internet.

Esto es el Salvaje Oeste, amigos.

Seré vuestra guía.
Seré vuestra guía.

Lo único que importa, antes de que alguien te suelte su dinero, es si confía (o no) en que puedas hacer el trabajo tal como ellos lo quieren.

Ya sea que ese «trabajo» les esté ayudando a aclarar sus vidas amorosas, leyéndole las cartas de tarot, diseñando cubiertas de libro o, como en mi caso, enseñándoles a escribir en las redes sociales, aumentar su audiencia, y cobrar…

…lo que sea, no importa. Lo más importante es: ¿confían en ti?

Y las credenciales no son la clave para ganarte esa confianza.

Enfatizo esto porque a veces cuando hablo con mis amigos cercanos y les cuento que no es tan difícil crearse una presencia y vender cosas online, y que yo les podría enseñar cómo hacerlo, ¡y podrían venirse conmigo a Bali!, me sueltan tonterías del tipo:

“¡Ay, yo nunca podría hacerlo! ¡No tengo un doctorado como tú!”

Y me quedo en plan, “¿Cómo? Probablemente solo el 10% de la gente que se convierte en cliente sabe lo del doctorado. No les importa.”

Decir “Oh, ¡yo nunca podría hacerlo! ¡No tengo un doctorado como tú!” es como decir “Oh, ¡yo nunca podría hacerlo! ¡No estoy obsesionada con Benedict Cumberbatch como tú!”

Porqué si bien es cierto que tengo un doctorado y una obsesión un poco hardcore con Benedict Cumberbatch, ninguna de estas cosas es en absoluto relevante en mi capacidad para ganarme la confianza de la gente online.

Entonces, ¿qué es lo relevante?

Mostrarse. Dejar que la gente te vea, escuche y te sienta de distintas formas: escribiendo, en fotos, vídeos, podcasts.

Compartiendo con ellos lo que sabes y lo que crees, y cómo la has cagado también.

La confiabilidad y la excelencia en la presentación de lo que ofreces a las primeras personas que te dan la oportunidad, de modo que tengas testimonios llamativos que compartir.

Así es como se construye la confianza. Y requiere tiempo, pero se puede hacer.

El Salvaje Oeste de Internet es bastante sorprendente, ya que realmente te ayuda a que el proceso de negocios se vuelva similar a lo que solía ser en los pueblos y en las ciudades pequeñas:

Sirves a una comunidad; a medida que la vas sirviendo para bien, la comunidad aprende a confiar en ti y con gusto te avalan, y entonces las personas que visitan «la ciudad» deciden confiar en ti porque pueden ver que ya hay toda una comunidad de gente que lo hace, así que tiene que estar bien.

Es un ciclo virtuoso.

2. La mayoría de emprendedores cobran de menos porque tienen una relación de codependencia con el mundo.

He pasado 12 años en rehabilitación por adicción a la heroína, así que sé algunas cosas acerca de la adicción y las relaciones codependientes.

En un patrón de relación clásico entre un adicto y su socio codependiente, el adicto va a salir, usar drogas (o se va a dar al juego, o exprimir al máximo las tarjetas de crédito, o ir de prostitutas, o lo que sea), provocar consecuencias terroríficas (conducción bajo los efectos del alcohol, enfermedades de transmisión sexual, y todo el catálogo de horrores de la vida), mentirá sobre ello, y se negará a aceptar la responsabilidad real de sus acciones.

Mientras tanto, el socio codependiente del adicto se esforzará por tratar de encubrir las transgresiones del adicto, e intentará manipularlo para que se comporte mejor.

La dinámica en una relación así no es intimidad.

Es más parecido a algo echado a perder que más bien tendría lugar en un dueto entre Rihanna y Eminem.

[EMINEM – LOVE THE WAY YOU LIE FT. RIHANNA]

Ambos en un patrón que evita la intimidad consigo mismos (el adicto la evita mediante la obsesión con las drogas, el codependiente mediante su obsesión con el adicto), la intimidad entre ellos, y la intimidad con el mundo. La relación estará basada en el control y la violencia (emocional, verbal, financiera, si no física).

En lugar de una intimidad real, los dos individuos aceptan el drama de perseguir la fugaz sensación sentirse en control. Son co-dependientes porque están co-laborando en su dependencia a buscar algo que les ayude a evitarse a sí mismos.

La mayoría de nosotros, gente con buen corazón e inclinaciones espirituales, interesados en construir un negocio online, tendemos a convertirnos en la puta codependiente del mundo.

Toda la sociedad es el adicto en esta relación. Y el adicto hace lo que el adicto siempre hace: recibir.

Como codependientes, dejaremos que el adicto reciba y reciba, y reciba de nosotros eternamente porque tenemos miedo de que nos deje. No queremos estar solos, porque entonces no tendremos a nadie que nos distraiga de nosotros mismos.

Así que manipulamos al adicto para que se quede con nosotros. Nos hacemos responsables de cosas que no nos atañen.

Y haremos cualquier cosas por ella, queremos su aprobación, queremos su amor, y estamos dispuestos a hacer lo que haga falta para tener una muestra de ello.

Eso significa que: nos devaluamos a nosotros mismos y nos agotamos con la esperanza de volverla como nosotros.

Le pedimos mucho menos de lo que nos haría sentir bien compensados, y a veces hasta nos llegamos a sentir culpables por cobrar.

Tratamos de hacernos responsables de proteger al mundo (nuestra audiencia y clientes potenciales) de sentir la intensa sensación de intimidad real con nosotros y lo que somos, y lo que en verdad valemos.

Así que te reto a acabar con la relación de codependencia disfuncional con el mundo.

Deja de intentar manipular al mundo, de obligarlo a que le gustes y a que se quede contigo a base de devaluarte a ti mismo y trabajando tan duramente.

3. La fuerza de voluntad es la cosa más atractiva del universo.

Decide en tu corazón que mereces que te paguen bien por lo que haces, y que no importa que le gustes o no a la sociedad (el adicto).

Cuando llegas a este punto, ocurre algo curioso: te vuelves radicalmente muy atractivo (tener fuerza de voluntad es salvajemente atractivo) y a la gente empieza a parecerle bien pagarte lo que pides…

…porque ya no estás proyectando esa vibración rara del «¿Te gusto?¿Te parece bien que te cobre esta cantidad?¿Apruebas lo que hago?¿Me quieres?¿Piensas que puedes llegar a quererme?”

Cuando me di cuenta de que al cobrar precios tan bajos por mis servicios lo que estaba haciendo era participar en la sórdida dinámica de codependencia y búsqueda de aprobación de todo el jodido mundo entero, fui capaz de parar, y empezar a poner sin miedo precios a mis servicios que me nutrieran de verdad.

Hacerlo da miedo, porque significa tener intimidad conmigo misma: tengo que volverme íntima y completamente consciente de quién soy y de lo que necesito para dar lo mejor en mi trabajo.

Entonces, con mucho dolor (va contra todos mis instintos adictivos y codependientes) tengo que mantenerme firme en la realidad de esa intimidad conmigo misma y mi autoestima.

Mantenerse firme en la realidad de esa intimidad conmigo misma y mi autoestima, es exactamente lo que da miedo y lo que la mayoría de nosotros pasamos la vida evitando.

Por eso, cuando consigues el coraje suficiente para dominarlo, te convierte es un faro brillante, y nunca te faltarán clientes, u oportunidades para crear redes de contactos.

Si crees que vas a tener que aprender esta lección, te recomiendo que veas la Leyenda del Viejo Gregg.

Mientras que la identidad trans marinera de Old Gregg, amante del Bailey’s irlandés es maravillosa, su necesidad al estilo codependiente y el rapto es una estrategia ineficiente para conseguir el amor que desea.

[BEST OF OLD GREGG]

¿Me amas? ¿Crees que podrías llegar amarme?

Aprender a salir del ciclo de evitar intimar con uno mismo es algo que trato en INFLUENCE: el curso en el dominio de la magia práctica que cambiará tu vida.

4. Estás fingiendo que no sabes cómo ganar un montón de dinero.

Oigo lo siguiente todo el tiempo: “Me encantaría trabajar online, pero no sé qué vender o a quién.”

Pamplinas.

Sí, sí que lo sabes.

Sabes perfectamente lo qué venderías y a quién. En lo más profundo de ti, hasta sabes cómo conseguir rápidamente la atención de todas esa gente que se convertirían en tus mejores clientes.

Y mientras lees estas palabras que te dirijo, sientes como se despierta esa sensación, la parte de ti que lo sabe.

¿Qué dices? “Oh, pero Carolyn, no, de verdad que no lo sé, estoy confundido.”

Bueno, pues no te creo.

Creo quelo sabes, pero que en estos momentos no estás dispuesto a dejarte saber que lo sabes.

Esto puede sonar algo loco, pero piensa en ello por un momento.

Hay una parte de ti que ya sabe todas las respuestas de esta complicada y pegajosa maraña sobre cómo crear y hacer crecer una audiencia online y lanzar una empresa.

Pero normalmente no escuchas a esa parte de ti, porque tienes cosas mejores que hacer, como mantener tu relación de codependencia con el mundo, ganarte la aprobación de la gente (te recuerdo rápidamente: la aprobación no paga las facturas de ningún modo que no te absorba hasta el alma) y preocuparte por tu falta de credenciales.

Así que te sugiero que te pongas manos a la obra con el proyecto de permitirte saber lo que sabes.

Empieza a escuchar a esa parte de ti que normalmente silencias, porque está llena de verdades incómodas.

5. Debes familiarizarte con tus propios secretos de oro.

Tus “secretos de oro” son esas incómodas verdades que has encerrado bajo llave en tu inconsciente porque te dan miedo.

Estos secretos son parte de lo que Jung llamaba “la sombra de oro” — esos conocimientos y cualidades asombrosas en nuestro propio ser que reprimimos y proyectamos en otros porque sentimos que no nos merecemos poseerlos.

¿Cómo entramos en contacto con nuestros secretos de oro? He aquí ejercicio rápido que a mí me sirvió:

Abre tu diario. Rellena los espacios en blanco de estas afirmaciones:

“Esto es lo que en secreto sé acerca de cómo crear un negocio online divertido, muy rentable que de ninguna manera me permito saber que lo sé __________________________________.”

“Esto es lo que en secreto sé sobre cuál es la audiencia a la que me quiero dirigir, que de ninguna manera me permito saber que lo sé __________________________________.”

“Esto es lo que secretamente sé sobre lo que quiero vender, y que de ninguna manera me permito saber que lo sé __________________________________.”

Dejarnos saber que sabemos exactamente cómo tener un éxito rotundo, es algo que los humanos evitamos rigurosamente porque el hecho de tener ese tipo de conocimiento conscientemente conlleva una disrupción dolorosa para nuestras identidades presentes como personas que no saben y que no tienen ningún éxito rotundo.

La identidad es lo más precioso para los seres humanos.

Lo que odiamos por encima de todas las cosas, es que se desafíe nuestra identidad. Luchamos guerras por nuestra identidad todo el tiempo, así de importantes son para nosotros. Más importantes que la vida misma.

Moriríamos antes de cambiar profundamente lo que creemos que somos.

Y aún así, ese fundamental, desorientador y doloroso cambio de identidad es exactamente lo que necesitamos para mutar en alguien que experimenta el éxito de manera rotunda, consistente y satisfactoria.

¿Sabes quien no tenía miedo de hacer cambios de identidad pública dramática y profundamente? San David Bowie. Él mismo.

[DAVID BOWIE – CHANGES (OLYMPIA)]

6. Sí, vas a tener que ensuciarte y aprender a tener conversaciones de ventas.

Pertenezco a bastantes grupos de emprendedores en Facebook, y siempre veo gente que tiene como plan «atraer cliente» sólo a través del marketing.

En mi experiencia, los clientes no se atraen. Las oportunidades se atraen. Los clientes se hacen.

Y los clientes solo se hacen mediante conversaciones de ventas, y a mí me parece que pocos aspirantes a emprendedores solitarios saben cómo encararlas.

Cuando era una niña, mi padre vendía seguros de salud a largo plazo desde una oficina en el ático de nuestra casa. Tenía multitud de libros con títulos espeluznantes como Ventas Hipnóticas Instantáneas, y Vender para ganar!

Y como yo crónicamente leía todo lo que se me pusiera delante, leía los libros de mi padre, una parte de mí estaba fascinada (¡es posible influenciar a la gente!, ¡con palabras!, ¡para ganar dinero!), mientras que la otra parte de mí estaba asqueada.

(video)

Alec Baldwin hablando muy intensamente sobre ventas en Glengarry Glen Ross, con un rítmo funky.

Odiaba la idea de vender. La odiaba. Principalmente porque es algo muy vulnerable, el pedir a alguien que te compre algo! ¡Cómo si tu fueras el Primark! ¡Qué horror!

Mi odio y mi miedo a vender se hacía muy evidente también: a los 11 años de edad era una Chica Scout, y era pésima vendiendo galletas.

¿Y sabes qué? Es muy difícil ser mala vendiendo galletas de Chicas Scout. A la gente le encantan las galletas, y además les encanta comprarlas a las Chicas Scout, porque el valor de la causa que representan compensa el sentimiento de culpa por comerte todas las galletas. Es una apuesta segura.

Aún así, era pésima vendiendo galletas de Chica Scout.

Odiaba sentirme expuesta pidiendo a la gente que me comprara algo. Cada vez que lo hacía me sentía como si estuviera poniendo mi valía como ser humano por medio para que me juzgaran.

A los veinte años, cuando firmé para obtener un doctorado en Inglés, formaba parte de una campaña para evitar mancharme con la suciedad del comercio y la vulnerabilidad de las ventas y los negocios.

Quería vivir muy, muy por encima de la refriega del mundo orientado al mercado, apartada, segura y limpia, en una torre de marfil llena de puras y brillantes ideas.

Poco a poco me di cuenta de que el mundo de la academia estaba tan sucio y manipulado por el mercado como cualquier otro rincón del planeta. No sólo eso, sino que se me ocurrió que mi intelecto era el principal recurso que la brillante torre de marfil estaba diseñada para explotar sin piedad.

Y me niego a vivir la vida como un recurso de explotación ajeno.

Así que decidí que si me iba a ensuciar pasara lo que pasara, podría igualmente ensuciarme y ser rica al mismo tiempo.

(video)

«Que le paguen es su punto fuerte», no muy cierto para mi hasta hace relativamente poco 😉

Lo cual significaba, que tenía que volverme humilde y aprender cómo tener conversaciones de ventas.

Y así lo hice. Pagué cientos de dólares para que gente muy buena en eso me enseñara.

Ahora es extraño: actualmente tengo una tasa de conversión del 90% en conversaciones de ventas. Eso significa que el 90% de las personas con las que tengo conversaciones para explorar una venta acaban comprando mis servicios.

Claro que esa tasa de conversión tan alta es una combinación de varios puntos:

  1. Lo que vendo es increíble y creo totalmente en su efectividad.
  2. Hago marketing (la mayoría son ensayos que escribo) lo cual atrae clientes potenciales.
  3. Me he ganado la confianza de la comunidad (por escribir ensayos, y por algunos vídeos y podcasts), de modo que la gente de mi comunidad está dispuesta a pedir cita para tener sesiones conmigo.
  4. Soy muy selectiva en las conversaciones  — mi criterio es que sólo hablo con gente cuyas solicitudes me energizan genuinamente.
  5. Realmente no me importa si hago la venta o no  — lo hago por el placer del proceso — y requirió mucho trabajo interior el poder llegar a este punto.
  6. Trato cada conversación de ventas como una oportunidad para dar a la persona con la que estoy hablando una experiencia completa de lo que significa tener toda mi atención sin ataduras y liberada.

Y mi atención es exquisita.

La atención exquisita es el lujo más raro en el mundo a día de hoy, y si acaso lo dudas, piensa en ¿cuándo fue la última vez que alguien puso toda concentración en ti sin ninguna agenda, simplemente para apreciarte en tu totalidad, con compasión y cariño?

Por lo tanto, el tema es: conversaciones de ventas. Debes aprender a tenerlas.

Y exactamente a cómo tenerlas de manera excelente, es lo que voy a tratar en la próxima ronda de THRILL: un curso acerca de la escritura en redes sociales, construir tu negocio y que te paguen por ello.  Mientras tanto, he aquí un consejo: la forma más rápida de entusiasmarte para hacer ventas cuando te aterroriza por naturaleza, es pretender que eres un gángster.

7. De verdad está bien contratar a un mentor.

Siempre pensé que solamente las personas patéticas tendrían que contrar un mentor.

Quiero decir, ¿no es un mentor alguien que solo parece que te guía, al estilo de Obi Wan, atraído por tu obvia y predeterminada extraordinariez?

Y si no has atraído ya a un mentor poderoso, probablemente signifique que no estás destinado para grandes aventuras y no eres tan extraordinario y que en verdad sólo deberías sentar cabeza de una puta vez, y volver a centrarte en tu patético trabajo diario, ¿no?

Pues no. De ningún modo.

Como muchas cosas malas e inútiles que a mi cerebro le gusta decir, esta línea de pensamiento no es de ninguna manera verdadera o útil.

Para empezar, tradicionalmente a los mentores siempre se los pagaba. La misma palabra «mentor» proviene de un personaje llamado Mentor en la Odisea de Homero, que era amigo del rey Odiseo, y el tutor pagado de su hijo, Telémaco.

Básicamente, si eras el hijo del Rey, se te adjudicaba un mentor. ¿Y si no fueras el hijo del rey?

Bueno, en la Antigua Grecia, si eras un chico adolescente atractivo sin contactos con la realeza, todavía podías encontrar un mentor sabio y útil (que esperaba tener relaciones sexuales contigo a cambio de su tiempo y sus excelentes consejos).

Lo cual, si piensas en ello, realmente es sólo otra forma de «pago» más, aunque de un naturaleza más íntima, ¿no?

Entonces.

La cuestión es que, es poco probable que las personas exitosas y ocupada en el mundo de los negocios online que no están en la nómina de tu grupo o familia, tengan  tiempo de hacerte de tutores a menos que les pagues (puede que consigas encontrar a uno con quien tener sexo, si te va eso), lo cual está genial en verdad.

Esto significa que no tienes que sentarte a la espera de que algún holograma de Obi Wan aparezca en tu vida.

En su lugar, puedes buscar por ahí, decidir de quién quieres aprender, ponerte en contacto con esa persona, y contratarla.

Eso es lo que yo hice cuando contraté a mi mentora y coach Christina Berkeley a principios del 2015 , y acabé consiguiendo cinco veces más dinero en 2015 de lo que había hecho en cualquier año anterior. Eso es, fue pasar de ganar 20.000$ al año a 100.000$.

Así que, estoy feliz de poder ofrecerte un servicio de coaching y mentoría yo misma  — sé de primera mano lo valioso que es.

En Resumen

Si estás planeando escapar de cualquier enredo en el que estés metido (corporativo, académico, o simplemente la dura rutina del desempleo), te deseo la mejor de las suertes.

Quiero que sepas que es posible hacer una vida maravillosa trabajando para ti mismo online.

El proceso para convertirse en el tipo de persona con una audiencia de miles, es una enorme aventura que puede expandir y hacer crecer excelente y dolorosamente cada faceta de tu ser — emocional, física y espiritual.

Y porque estoy muy agradecida por la vida que tengo hoy día y quiero que mucha gente pueda aprender exactamente cómo dar un salto similar, te ofrezco  THRILL: un curso acerca de la escritura en redes sociales, construir tu negocio y que te paguen por ello. 

Imágen de portada de aforestfrolic.com, encontrada en Flickr Creative Commons.


Autoría:

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.