Cómo liberar tu dolor con Magia de Fuego

A veces, para deshacerte de algo, solamente debes quemarlo.

Durante meses, estuve arrastrando la pena, el dolor y la traición sobrantes de algunas rupturas particularmente tumultuosas en mi vida personal. Llegó un punto en el que este equipaje interrumpía e interfería todos mis pensamientos.

Así que una luna oscura, decidí dar un vistazo a mi sombra, abrirme de par en par al dolor y dejarlo ir en las llamas.

Empecé reuniendo todo lo que tenía rastros y recuerdos de los motivos de mi dolor y pena. Cartas, mementos, entradas en diarios, todo fue condenado al fuego. Al mirar todo eso empecé a sollozar.

Mientras mis lágrimas caían, saqué boli y papel, y escribí una carta a las fuentes de mi dolor. Plasmé todas las cosas que había querido expresar en los meses pasados, pero que no había sido lo suficientemente valiente para darles voz.

A medida que mis sollozos se acallaban, reuní mi caldera, las cosas para quemar, hierbas, y salí a la oscuridad.

Poco a poco dibujé mi círculo. Respiré profundamente, elevando mis brazos con intención. La brisa de la noche de invierno sopló contra mi mejilla y me alborotó el pelo.

Me senté en el centro de mi círculo, me enraizé, reuniendo y centrando mi energía. Y abrí mis ojos, leí una afirmación y empecé  a despedazar mis papeles. Cada uno de ellos se rendía rápido, rompiendo fácilmente, creando una buena base para mi fuego.

Fuente de la imagen

Encendí una cerilla y la dejé caer en mi caldero, observando, mistificada. Las llamas lamían y consumían cada palabra, convirtiéndolas en nada más que cenizas y un glorioso y ascendente humo. Mientras subía hacia la cara oscurecida de la luna, dejé que mi dolor se desvaneciera con él.

Mi pecho y mi corazón se sintieron libres. Me senté bien recta y respiré profundamente. Una sonrisa se dibujó en mis labios, estallando en risas.

Eché mi cabeza hacia atrás y solté el aire con alegría e incredulidad. Observé las estrellas. Me había liberado a mí misma en el fuego, me había elevado de las cenizas.

Ahora que te he contado mi historia, he aquí cómo puedes liberarte de lo que necesites dejar ir con la magia del fuego.

Previo

Centra tu mente en los sentimientos, pensamientos y sensaciones emocionales que quieras liberar. Pon un contenedor que te permita ver tus sentimientos de manera calmada y relajada y sumérgete en ellos.

Mientras haces esto, reune todo lo que quieras quemar que esté asociado con las emociones que estás liberando. Puedes escoger escribir una carta a la causa de todos tus sentimientos, sobre esos sentimientos, o al universo o al poder al que tu honres. Esto te ayudará a esclarecer la intención de lo que quieres hacer a través de este conjuro.

Nota: Si quieres recitar una afirmación antes de quemar o un encanto mientras quema, ¡esta fase previa al conjuro es perfecta para escribirlo!

El Conjuro

Tu conjuro puede tener los mismos pasos que el mío, descrito arriba, o ser totalmente diferente. Usa tu creatividad y haz lo que sientas más auténtico y brujeril para tí.

Necesitarás un lugar seguro para quemar las cosas. Yo uso un contenedor a prueba de fuego para mi caldera, pero una chimenea o un fuego en el exterior también son contenedores perfectos para magia con el fuego.

Enraízate emocional y energéticamente. Medita o siéntate en silencio hasta que te sientas segura/o, calmada/o y atenta/o de tu intención y poder.

En este punto, puedes escoger recitar una afirmación declarando tu intención al hacer el conjuro. Dado que la magia del fuego implica un simbolismo bastante violento y poderoso, me gusta declarar que no tengo ninguna intención en dañar a nadie con este conjuro. También uso ese momento para planear los resultados de mi conjuro.

Prepara tu fuego y enciéndelo. Obsérvalo consumir todos tus recuerdos y visualiza tu dolor o angustia quemándose por completo. Sé testigo de la destrucción de todo aquello que querías liberar.

Fuente de la imagen

Vuelve a enraizarte. La magia con el fuego a menudo me lleva a un lugar demasiado intenso y nervioso. Este es un momento para relajarme y reforzar mi sentimiento de seguridad.

Ahora deja que el sentimiento de cambio te llene. ¡Regocíjate! Pon mucha atención en cómo te sientes física y emocionalmente. Expresa cualquier necesidad que tengas; ¡ríe, salta, carcajea, aülla, llora o baila!

Límpiate, vuelve a enraizarte si lo necesitas, y cierra el círculo si has creado uno. El incienso y las hierbas pueden ayudarte en el proceso de limpieza.

Toma nota de tus emociones en las siguientes horas y días. El cambio puede ser inmediato o gradual; sea como sera, ¡Celébralo! ¡Lo hiciste, tú, bruja astuta, tú!

¿Por qué mágia con el fuego?

El fuego es a la vez un importante símbolo y herramienta en la brujería. Lo encontramos como agente de la magia en conjuros con velas, escudriñar el fuego y otras formas de adivinación, así como en la magia de quemar cosas, a menudo usada como catalizador para la manifestación.

Con este tipo de magia, el proceso de quemar puede usarse para simbolizar la muerte y el renacimiento -muy parecido al arquetipo del fénix.

Quemar representaciones u objetos conectados con aquello que necesites liberar es un proceso tanto físico como simbólico. Cuando ves esas representaciones reducidas a cenizas, tu psique puede liberar lo que te angustia.

Además del fuego, la luna también puede echarnos una mano y actuar como un poderoso símbolo de conjuros de liberación. Realizar este conjuro en la fase oscura de la luna (a veces llamada «nueva») ayuda a liberar el bagage emocional.

Quemad con valentía. ¡Felices brujerías!

Una nota final para la seguridad:

No quemes nada que no sea seguro quemar, como el plástico, ni nada explosivo, o hierbas que no conozcas. Siempre quema las cosas en una chimenea o en el exterior en lugares seguros y a prueba de fuego. Para extremar precauciones tener un extintor o un cubo con agua y una manta contigo.

 

EN CONCLUSIÓN

Si este ensayo resuena en tí, únete a nuestra lista de correo WITCH Hispana, usando el formulario que aparece en nuestra página para que podamos mantenernos en contacto.

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Madeleine L. Keller

Madeleine L. Keller es escritora y organizadora. Cree en la gente, las plantas, la justicia y la magia. En su blog, disfruta escribiendo sobre cómo crear un mundo mejor, encontrando recursos que nos permitan vivir una vida más sostenible e inspirando a otros para que se unan en el importante trabajo de hacer un mundo nuevo. También es fundadora e investigadora en The Radical Mapping Project una perspectiva etnográfica de los modos de vida y las tácticas de resistencia en la cultura radical de los activistas de los Estados Unidos, ¡incluyendo la brujería!  Dadle un vistazo a su blog y contratadla para que escriba, de conferencias o actúe de facilitadora. Podéis contactar con ella a través de Facebook.

 


 

Tags:

You May Also Like

10 Rasgos de una bruja

Hay muchas, pero muchas, más brujas que aquellas personas que se identifican como tales ...