El Ascenso del Fénix. Títeres, Prisiones y Dolores del Despertar

Por Karolina Boldt.

¿Cuántas veces has rogado misericordia? ¿Cuántas veces has muerto hasta ahora?

Y aún así estás aquí, leyendo estas palabras. Porque sabes cómo levantarte de las cenizas. Siempre con la esperanza de que la siguiente ronda fuera más suave.

Y cada vez tu alma escoge la “vía dura”. ¿Te acabo de oír suspirar?

Bien, entonces, abróchate el cinturón, vamos a examinar la trastienda del pasado.

Se sentía como ser un títere, con otros sintiéndose autorizados a tirar de las cuerdas, hacer caminar tus pies en determinada dirección, haciendo que hicieras e incluso sintieras las cosas que proyectaban en ti.

Ofreciéndote su experiencia y maestría, intentando aleccionarte acerca de sus estándares: “¡Los títeres no dicen estas cosas maleducadas, obedece como un buen títere y no seas irracional!”

Si alzabas la voz o pedías un guion diferente, rasgando “tus” cuerdas, ellos te sacaban del escenario, y te escondían tras las cortinas, en una caja oscura y polvorienta, cubriéndote con papel arrugado y un paño negro: “Cállate de una vez”.

Tú sabes de lo que hablo.

Estás familiarizado con la experiencia de sobrevivir con poca luz y oxígeno, en un entorno que debería haberte asfixiado. Que hayas sobrevivido ya es un milagro.

Aquello que podría haberte roto, te ha convertido en un espíritu aún más fiero.

Tu anhelo por aire fresco y luz, por espacio, no es comprendido fácilmente por aquellos que no saben lo que es ser criado en la oscuridad y el dolor.

Fuente de la Imagen

Puedes haberte acostumbrado tanto a la incomodidad y al sufrimiento que aún tiendes a esconderte en ellos, asustado del brillo del sol, y de tu propia y resplandeciente luz.

El dolor es algo en lo que puedes confiar y lo sabes muy bien.

Emprender el viaje hacia aquello “más” que existe en la vida da miedo, y es arduo: La prosperidad requiere trabajo y compromiso.

Es por esto por lo que resulta difícil moverse de la mera supervivencia a un espacio de prosperidad:

Todo lo que viene con el lazo del compromiso evoca esa sensación de cadenas alrededor de tus tobillos y tus muñecas.

¿Esta sensación de asfixia en tu garganta?

Es el recuerdo de haber sido atado y silenciado en tu pequeña caja de títeres, completamente despierto, sin poder gritar o correr, sin tener ni siquiera la oportunidad de mover tus extremidades para mover la tapa.

Y ahora es lo mismo, pero con pánico y terror en tu corazón. «¿Cuánto tiempo podré respirar aquí? ¿Cómo se sentirá morir? ¿Ya estoy muerto? ¿Esto es solo un sueño? ¿Una pesadilla?»

Ha sido tu realidad y un sueño e ilusión al mismo tiempo.

Tu alma es poderosa. Es tu esencia, el centro, tu verdadera vibración.

Es por eso que puedes soportar tanto sin romperte: Tu alma quiere vivir. Quiere crecer y expandirse.

El deseo del alma es prosperar. Mientras tanto sobrevivirá, hasta que llegue el momento -tu momento- de romper el cascarón.

Hace mucho que has superado y dejado la maldita caja de títeres, pero has creado nuevas cajas y estructuras que te mantienen empequeñecido.

Ya sea que esta vez sea otra caja, o una jaula, o cualquier otra cosa, te has asegurado de tener nuevos confinamientos con poco espacio y fuertes puertas, cadenas o grilletes.

Fuente de la Imagen

Sigues preguntándote porqué aún te sientes miserable, a penas capaz de respirar, y con una sensación de malestar y vacío en el vientre.

Te desesperas porque parece que nunca vas a deshacerte de la vida enjaulada.

Aunque dolorosamente consciente, no puedes escapar.

Las preguntas siguen cruzando tu mente repetidamente, rodando por tu cabeza como si fueran monstruos: «¿Por qué tengo que pasar por esto?», «¿No es suficiente ya?», «No soy capaz de soportar esto un día más, ¿no puede terminar pronto, por favor?”

Entonces tu momento, tu tiempo, finalmente se acerca.

Pero no de una forma gloriosa, en absoluto. Tal vez alguien que amas, muere. O se te diagnostica un cáncer.

Puede ser incluso una hermosa sincronía que hace que tu alma establezca una conexión increíblemente profunda con otra, lo cual es maravilloso.

Solo para darte cuenta de que no sois compatibles o no podéis estar juntos por alguna razón, lo cual se siente como si te arrancaran el corazón del pecho.

Eso es lo que me pasó a mí, todo lo anterior. En un breve periodo de tiempo.

Tú has tenido tus propias experiencias, esas que te hacen estremecer con sólo pensar en ellas.

El Universo tiene una habilidad especial para interactuar con tu alma (también conocido como el Universo experimentándose a sí mismo en forma humana) de maneras muy efectivas, brindándote un poco de amor duro, sacudiéndote despiadadamente para que despiertes.

A menudo hay una ruptura antes de un avance.

Del mismo modo que la pequeña semilla no sabe que se convertirá en un poderoso árbol cuyas ramas besarán los cielos, no sabes lo que la vida tiene para ti en el futuro.

La prueba es real, y a veces puede sentirse como un golpe definitivo y mortal.

Pero no te va a matar. Renacerás por enésima vez, gracias a tu ardiente alma de Fénix .

El desasosiego de la muerte y el renacimiento pueden hacer que quieras regresar corriendo a la seguridad de tu prisión, especialmente si eres un Fénix con amnesia (¡No es tan inusual!).

Fuente de la imagen

Pero una vez que se vislumbra la luz, es prácticamente imposible retirarse y volver a la piel de la semilla.

Tienes que expandirte y crecer. Puedes hacerlo de dos maneras diferentes:

O bien eliges regar el suelo en el que estás creciendo, dedicas tiempo y esfuerzo, dices a la vida, a tu transformación y a toda esta locura de experiencia.

O eliges la negación y resistencia, porque quieres que el proceso se detenga. Ya has sufrido lo suficiente y no quieres seguir luchando. Ya sientes que de todos modos no habrá fin. ¡No, esto no es para ti!

Te diré un secreto:

Vas a convertirte en ese maldito árbol de todos modos.

No puedes resistirte a la vida. Bueno, puedes, es tu elección vivir o no vivir, pero serás devuelto una y otra vez, hasta que hayas aprendido aquello que tu alma vino aquí a aprender. Depende de ti.

Al menos no puede escapar de los planes de tu alma, de una manera u otra te llevará donde quiere que vayas.

Pero puedes arreglártelas para mantenerte en un nivel que no vaya más allá de la supervivencia.

Tus ramas no llegarán a lo alto. Estarás tan concentrado luchando contra lo que estaba destinado a salvarte y servirte; te perderás todo lo que significa estar vivo.

No aprenderás lo que es prosperar. Esto es trabajar contra tu alma, viviendo una vida agotadora y vacía. No alineada con tu alma.

Una batalla de por vida.

Y lo peor de todo: como en tu caja de títeres, tu alma estará completamente despierta. Serás consciente del desastre y sabrás lo que sería posible si abandonaras tu defensa.

Aquello que te enjauló y torturó en el pasado ya no tiene poder sobre ti.

Sobreviviste. Tiraste de las cuerdas, se volvieron delgadas, invisibles al final. Esos lazos no te frenan físicamente.

Solo son energía almacenada. La memoria de los títeres.

Puedes cortar los lazos de una vez por todas y liberar el sufrimiento y la sensación de impotencia que has estado arrastrando detrás de ti como una capa húmeda y embarrada, durante siglos.

Una pesadez que te ha estado agotando. DÉJALA IR.

Arranca la constricción, el sabor a hierro y polvo, que habita tu garganta.

Quema el papel arrugado, la caja completa y observa cómo las llamas devoran tu prisión, mientras bailas de forma gozosa y salvaje.

Eres un Fénix, el fuego es tu elemento. Permite que queme la basura. Deja que arrase y consuma los últimos restos de tu infierno interno.

No tienes que olvidarte del infierno para seguir adelante. Pero recuerda tu nombre y el hogar que llevas dentro de tu corazón.

Es el hogar del amor, el pozo de tu tremenda energía y tu fe inquebrantable. Recuerda tu misión. El sufrimiento ha cumplido su propósito.

Es posible que hayas sentido que te empequeñecía y te hacía más débil, cuando, en realidad, ha sido todo lo contrario.

Solo las almas excepcionalmente fuertes son puestas a prueba a través de los intensos procesos de martillado, pulido y purgado.

La fortuna te favorece, de lo contrario no estarías aquí, no habrías llegado tan lejos. Es una afirmación desafiante, lo sé.

Ahora es el momento de reconocer la completa, aterradora e inmensa magnitud de tu poder y magia.

Has pasado por el infierno. Eso es porque estás aquí para compartir lo que has aprendido en tu viaje.

Cae el telón final. Aquí está, el fin de los títeres. Eres libre.

El mundo no necesita títeres y robots, necesita desesperadamente seres humanos reales con corazones vulnerables y almas poderosas.

Fuente de la Imagen

 

Resulta que eres un alma extraordinariamente sabia y fuerte y estás súper cargado de energía, compasión e intensidad.

Tus heridas son tus reservas de sanación : pueden verter oro líquido en las grietas de las almas de los demás.

Es posible que no se sientas preparado, aunque puedes escuchar tu llamado alta y clara.

Créeme, si lo oyes, estás listo. Sin idea o no, sigue adelante, paso a paso. El pasado se ha ido para siempre y estás recibiendo sugerencias y señales a cada momento.

Déjate guiar por tu alma, ella sabe. ¿Puedes oír su largo suspiro?

«Por fin» , dice, «Por fin escuchas. Confía en mí, querido. A partir de aquí, avancemos”.

 

Artículo original 
Fuente de la imagen principal


Autoría:

Karolina Boldt

Karolina Boldt es Coach, Sanadora, y Escritora.  Tiene un récord Ninja de supervivencia  (i.e. cáncer en etapa final), y, a menudo, se la puede encontrar en medio de un trabajo de transformación profunda, lo que  le ha permitido ganar bastante experiencia en fracasos y avances. Siente un gran amor por los cristales y los sigilos, y no puede vivir sin el chocolate. Puedes conectar con ella a través de su web Disobey With Grace o en Instagram.


 

 

Tags:

You May Also Like