¿Luna roja o luna blanca? Diferentes tipos de ciclos lunares.

Por Kelli Hansel Haywood

Advertencia importante: No asumas que si no eres una persona que sangra o ha sangrado con un ciclo mensual, no tienes uno. Personas de todos los géneros tienen un ciclo mensual. Es nuestra naturaleza. Estás vivo (posiblemente, LOL)… tienes un ciclo. Más sobre cómo determinar tu ciclo en el artículo.

Has trabajado duro para aprender y crear una práctica del Espíritu y fluir en tu vida a través de la alineación con la sabiduría de la luna.

O, estás trabajando hacia eso como una meta personal. Y, si no, tal vez deberías.

De cualquier manera, es probable que te hayas dado cuenta de cuán equilibrado e intuitivamente bueno parece acompasarse al ciclo lunar, al menos en teoría.

Durante la luna menguante, oscura y nueva nos enfocamos hacia adentro.

Y comenzando el día de la luna nueva y durante la luna creciente y la luna llena, nos enfocamos en la acción, llevando las ideas a su realización.

Es un ciclo increíblemente hermoso.

Es decir, a menos que no tengas en cuenta tu ciclo corporal personal, y te encuentres tratando de forzar tus energías en las descripciones comunes, tradicionales, de los libros de texto del ciclo lunar, ya sea que te parezca natural para ti o no.

Lo principal a recordar es que, independientemente de tu identidad de género, las energías y hormonas en tu cuerpo crean homeostasis, o estabilidad, de la mejor manera por medio del equilibrio de períodos de actividad seguidos de periodos de recuperación.

La forma más fácil de aproximarnos a lo que nuestros cuerpos hacen de manera natural es teniendo en cuenta el ciclo menstrual.

Aquellas que experimentan el patrón de ovulación mensual bastante regular, seguido del desprendimiento del revestimiento interno del útero (su “período”) dos semanas más tarde más o menos, probablemente estén en cierto nivel en sintonía con la forma en que este ciclo afecta la energía de su cuerpo y su estado de ánimo personal.

Para algunas de nosotras, el ciclo menstrual es como estar en una montaña rusa.

Para otras, es una comunicación sutil, como un ligero dolor de cabeza porque estás más cansada de lo normal al final del día.

La mayoría de las descripciones básicas que encontrarás sobre la correlación entre el ciclo lunar y el ciclo menstrual humano hablarán de la alineación del ciclo menstrual con la sabiduría de la luna, y sobre los tipos de magia recomendados durante las distintas fases lunares.

El tiempo de la luna menguante/ oscura / nueva es para mudar la piel, desterrar, magia oscura, dejar ir y sangrar.

La luna creciente y la luna llena es el tiempo “más fértil” para plantar semillas, hechizos y rituales de manifestación, cargar energéticamente nuestras herramientas de magia, crear y ovular.

La última experiencia con la luna nueva me llevó a revisar por completo el hecho de que el ciclo de mi cuerpo es y casi siempre ha sido (cuando apareció más o menos normalmente) el polo opuesto al ciclo lunar.

Intuitivamente, sabía que no había nada intrínsecamente incorrecto en el ciclo de mi cuerpo, pero quería profundizar en mi comprensión de lo que eso podía significar para la forma en que programo la actividad, el cuidado personal, el trabajo con hechizos / rituales e incluso qué tipos de trabajo mágico pueden ser naturalmente más efectivos para mí.

¿Qué significa sentirse fuerte y vivo durante la luna nueva y vulnerable y caótico durante la luna llena?

Para aquellas de nosotros que sangramos (todavía tengo un ciclo, pero mi útero ya no sangra debido a una cirugía de ablación uterina), ¿qué significa sangrar durante los días más fértiles de la tierra y la luz más plena de la luna?

Aquellos cuyo ciclo corporal no está marcado por sangrado mensual, sensaciones de ovulación o calambres uterinos, pueden determinar sus propios flujos y reflujos tomando notas de cómo se siente en su cuerpo, emocional y mentalmente alerta. Tres meses de notas deberían darte suficiente información para determinar un patrón claro. Toma nota de las fases de la luna también. Es posible que ya tengas una idea intuitiva de tu patrón.

De vuelta a esta pasada luna nueva. Mientras trabajaba en mi ritual de destierro, me sentí llena de vida, con la cabeza clara, y sólidamente conectada a tierra en la noche oscura.

Estaba segura de la efectividad de mi magia. El poderoso zumbido de la energía se movió a través y alrededor de mí.

Ahora, sin embargo, a medida que se acerca la luna llena, estoy agotada física y mentalmente.

Mis emociones se intensifican. Me siento muy vulnerable ante la luz.

Mientras considero en qué trabajos me enfocaré en esta luna llena, estoy aprendiendo algunas cosas importantes sobre mi ser y mi magia.

Existe un conocimiento tradicional acerca de aquellos que tenemos un ciclo opuesto al asociado con la fertilidad y manifestación óptimas.

De acuerdo con la autora Miranda Gray, en su libro “Luna roja: comprender y usar los dones creativos, sexuales y espirituales del ciclo menstrual”, nuestro ciclo es lo que se conoce como Luna Roja.

Los ciclos de la Luna Roja se asociaron comúnmente con curanderos, parteras, intuitivos, oráculos y magia, aquellas personas que estaban menos enfocadas en dirigir sus energías hacia la procreación, tanto en cuanto a maternidad como llevando a cabo proyectos y empresas.

Las personas con ciclo de Luna Roja tendían a trabajar redirigiendo hacia el interior la energía que ya existe, para apoyar más eficazmente la vida exterior.

Y, al descubrirlo, el patriarcado no nos valoró porque no fuimos vistos como fértiles.

Christie Craft escribió en 2015, en su artículo para Nylon llamado Sacred Menstruation 101: How to Reclaim Your Period about the Red Moon cycle :

“Se dice que las mujeres que tienden a menstruar con la luna llena enfocan sus energías menstruales “más oscuras” y más creativas hacia el exterior en lugar de hacia el interior, nutriendo y enseñando a otros desde su propia experiencia. Muchas veces, las mujeres con este ciclo estarán más centradas en el crecimiento personal, el desarrollo, la tutoría y la creatividad”.

Una vez más, quiero señalar que los hombres, las personas con fluidez de género, los hombres trans y las mujeres trans, todas las personas tienen ciclos. Aprende el tuyo sintonizándote con él.

Así es como esto da forma a nuestro enfoque de trabajo, magia, práctica espiritual e incluso relación.

Mientras que alguien con ciclo de  Luna Blanca (sangrando con la luna menguante o nueva) podría centrarse en la creación o manifestación externa de una solución a un problema, es decir, si necesita más ingresos, manifestar un empleo remunerado o el trabajo soñado, y encontrar este enfoque altamente efectivos, aquellos con ciclo de  Luna Roja podríamos encontrar nuestra magia más efectiva cuando la realizamos bajo la luna nueva.

Podríamos optar por dedicar más energía a desterrar comportamientos que refuerzan una mentalidad de carencia.

Podríamos usar la adivinación para decidir una estrategia para manifestar el resultado a través de nuestras acciones.

También podríamos optar por explorar en profundidad el lado oscuro del problema para investigar los bloqueos que nos impiden realizarnos de forma natural, porque ¿acaso no estamos completos en nuestro interior?

Mientras que las personas con ciclo de Luna Blanca pueden manifestar una brisa en un día caluroso, a las personas con ciclo de Luna Roja les puede resultar beneficioso reconocer por qué se sienten incómodos con el calor.

Lo importante es que nunca dejemos de darnos cuenta de que hay más de una forma de hacer las cosas y de entendernos a nosotros mismos en relación con nuestra realidad, con la Tierra, entre nosotros y con la magia.

La información que encontramos en los libros o en internet no es definitiva. Debemos aprender a confiar más en nosotros mismos para saber.

La magia no es más que una exploración del yo.

No debemos juzgar quiénes somos o nuestra eficacia basándonos en un meme, una definición o una opinión.

Somos el Universo.

Aquellos de vosotros que lleváis vuestra magia de la luna llena hacia el interior para el siguiente momento, ¡un placer conoceros! ¡Bienvenidos al club!

Artículo original 


Autoría:

Kelli Hansel encuentra lugares seguros y productivos en la oscuridad, en medio de un mundo espiritual que finge acerce de luces blancas y positividad. Es escritora, guía intuitiva, profesora de auto capacitación y ávida bruja del yoga. Al hacer su hogar en las montañas de los Apalaches de Kentucky, su brujería y enfoque están impregnados de las tradiciones montañesas. Como Registered Yoga Teacher-200 y con  más de 15 años como yogini e instructora, el yoga y la filosofía yóguica dan forma profundamente a su magia. Conéctate con ella por Facebook, Instagram, o a través de su sitio web: www.kellihansel.com.

You May Also Like

El Ascenso del Fénix. Títeres, Prisiones y Dolores del Despertar

Por Karolina Boldt. ¿Cuántas veces has rogado misericordia? ¿Cuántas veces has muerto hasta ahora? ...

9 Plantas Esenciales en tu Jardín Mágico

Por Quinn K. Dyer. ¿Quieres iniciar tu propio jardín brujo la próxima primavera? Aquí ...

Medicina Lunar

Por Nandi Hetenyi. Cuando era pequeña, solía hablar con la luna todo el tiempo. ...