5 Terribles errores en la vida mágica

Por Carolyn Elliott.

Si acabas de empezar a explorar el mundo de la magia, quiero ofrecerte un mapa de algunos de los escollos y peligros para que tu sendero sea más rápido y fácil que el que yo he transitado.

Hay una razón por la que la magia nos pone algo nerviosos y tiene cierta  mala reputación. Incluso en épocas anteriores a que los dogmas del cristianismo institucional y posteriormente el materialismo científico, se convirtieran en los paradigmas dominantes de la sociedad occidental, se sabía que la magia era potencialmente mortal, no porque sea intrínsecamente errónea o mala, sino porque involucra relaciones con energías que son mucho mayores que aquello con lo que nuestros insignificantes cerebros humanos están acostumbrados a tratar.

Me di cuenta de que las soluciones y estrategias para enfrentar estos escollos están un poco más allá del alcance de un ensayo, por lo que las enseño en INFLUENCE.

Mucho está en juego en la magia. Cuando estás alterando tu mente y tu cuerpo y tu relación con fuerzas profundas, estás incrementando tus posibilidades de iluminación y también tus posibilidades reales de daño, locura y muerte.

Sin más preámbulos, aquí hay algunos escollos importantes de los que quiero que tomes consciencia a medida que recorras el camino mágico:

1. Inflación arquetípica.

El pionero psicólogo Carl Jung propuso el término «inflación arquetípica» para describir a alguien cuyo ego humano normal ha sido secuestrado por una fuerza arquetípica (por ejemplo el «trickster», el «anciano gurú» o la «madre tierra»). Es un fenómeno que las personas que realizan prácticas mágicas intensivas (trabajar con energía kundalini, practicar meditaciones tántricas, realizar rituales públicos) están especialmente predispuestas a experimentar. También puede suceder fácilmente a artistas y actores (las bellas artes, después de todo, se originaron en la humanidad como una dimensión de la magia en lugar de como un pasatiempo o profesión maravillosos).

El principal problema con la inflación arquetípica es que se siente tan increíble y es tan divertida que Jung descubrió que era casi imposible disuadir a alguien de lo contrario.

Quiero decir, gran parte del punto de la práctica espiritual / mágica es la pérdida del ego, ¿verdad? Entonces, si tu ego humano normal y sucio es reemplazado de repente por la conciencia arquetípica de un dios, es una absoluta ganancia, ¿verdad?

Bueno, sí. Sientes que estás triunfando, eso seguro, sólo que pierdes tu habilidad para hacer esas pequeñas tareas sucias y humanas que resultan ser muy necesarias para un funcionamiento normal y saludable – cosas como leer, escribir, hablar con personas –no en pentámetro yámbico-, pagar las facturas de la electricidad, ir a trabajar.

Los dioses no tienen que hacer esas cosas, así que cuando te encargan uno, tampoco lo haces. Y eso se convierte en un problema, porque, de hecho, no eres un dios, ni un arquetipo. Eres un pequeño y sucio humano como el resto de nosotros (bendito seas) y, si quieres prosperar, la conciencia que está habitando tu cuerpo debe estar en armonía con ese hecho.

La inflación arquetípica me tomó por sorpresa en el verano de 2013, después de una primavera de intensa práctica de kundalini. Mi yo, generalmente de modales corteses, fue poseído por una diosa de la tormenta. No voy a mentir, me sentí muy bien: definitivamente fui una con Ella. No percibía distinción entre mi cuerpo y emociones, y la lluvia, el trueno, el relámpago o el viento. Cuando hablaba, lo hacía en de una forma profética impresionante. En lugar de seguir mi regla anterior de «si no puedes decir nada agradable, no digas nada en absoluto», hablé a algunas personas de mi círculo social con toda audacia.

Mis ojos brillaban con la abrasadora chispa del cosmos. Casi todos los que se encontraban conmigo me ofrecían regalos y alabanzas. Estaba feliz y llena de poder. Pero aquello también me dejó en un estado casi infantil a la hora de cuidar de mí misma.

Hacia el final del verano, había convertido mi vida financiera en un gran caos y también había hecho estallar algunas amistades de la manera adecuada. En retrospectiva, la experiencia de ser poseída por una divinidad valió la pena en última instancia, pero definitivamente fue un viaje muy difícil y no es algo que quiera arriesgarme a experimentar de nuevo.

2. Resistirse a la noche oscura del alma.

La noche oscura del alma es una forma de depresión mágica en la que pierdes tu capacidad de disfrutar de los placeres sensoriales de este mundo. Incluso tus comidas favoritas no saben demasiado bien, la música no te conmueve, el sol brillante y las pequeñas flores alegres parecen completamente irrelevantes, y el sexo se queda en poco más que roce. Esto se debe a que tu alma es la parte de tu ser energético que está conectada con el mundo sensorial y terrenal. Por lo tanto, cuando se “oscurece” y pierde su iluminación, es imposible disfrutar del mundo sensorial.

La noche oscura del alma es áspera, y también es una parte previsible y necesaria para experimentar el crecimiento mágico. En el proceso alquímico de integrar y refinar tu ser, hay períodos en los que tu sistema apaga la iluminación del alma para transferir esa energía a otros procesos evolutivos.

La resistencia es inútil. Simplemente hace que dure más tiempo.

3. Resistirse a la noche oscura del espíritu.

La noche oscura del espíritu es en realidad mucho más dolorosa que la noche oscura del alma. En la noche oscura del alma, son solo tus placeres sensoriales los que se debilitan. En la noche oscura del espíritu, generalmente son tus placeres sensoriales y tus placeres espirituales los que también se oscurecen; lo que resulta mucho más aterrador y desolador.

Esto significa que incluso los libros espirituales más duros te aportan poco consuelo. Tus oraciones no te confortan ni te alivian. Tu meditación se siente carente de sentido. Te sientes solo en el universo, sin propósito y derrotado.

Sin embargo, lo que sucede en la noche oscura del espíritu es muy similar a lo que sucede en la noche oscura del alma. Tu ser está desviando la energía que usualmente ilumina tu percepción espiritual y, en cambio, la está aplicando al proyecto evolutivo de expandir e integrar tu yo mágico.

Al igual que con la noche oscura del alma, resistir la noche oscura del espíritu solo prolonga la lucha.

4. Pensamiento grupal y abuso.

Técnicamente, cada comunidad religiosa o espiritual no tradicional es un «culto». Los cultos no son necesariamente cosas horribles, son solo pequeñas culturas. Sé de algunos cultos que son inequívocamente impresionantes. Sin embargo, al igual que las comunidades religiosas tradicionales, pueden joder seriamente a la gente (¿Has hablado con algunos excatólicos últimamente?) las pequeñas comunidades religiosas también pueden joder seriamente a la gente y, a menudo, incluso de maneras más profundas, dado que actúan a una escala más reducida e íntima.

Un delicado efecto secundario de la marginación de la magia en nuestro mundo actual es que muchas de las personas que pretenden enseñarla son simplemente peligrosos victimistas. Si has visto los documentales de Jonestown y David Koresh, puedes creer que estás a salvo, que sabes a qué se debe prestar atención, no serás víctima de un grupo liderado por un tipo barbudo y de ojos locos que quiere convencerte de que es la reencarnación de Jesús.

Bueno, la mala noticia es que los grupos espirituales abusivos son más sofisticados en estos días. Tienen un marketing mucho mejor y no empujan el suicidio tan directamente. Por ejemplo, ¿qué pasaría si en lugar de un tipo barbudo de ojos enloquecidos, la maestra que encontraras fuera una dama sexy y elegante de Los Ángeles?

Piensa en esto: ¿qué sucedería si te encontraras con el supuesto maestro y el grupo se viera realmente unido y atractivo, si esas personas tuvieran todo lo que tú crees que pudieras querer y muchos de tus amigos se estuvieran involucrando por completo en el grupo? ¿Qué pasaría si el grupo fuera exclusivo,   tuviera un lenguaje y una visión del mundo propios y te hiciera sentir privilegiado e importante por formar parte de la manada?

Es posible que pronto te encontraras sujeto a abusos emocionales y espirituales tan envueltos en un  velo mágica y espiritual que son muy difíciles de detectar hasta que todos tus recursos físicos y espirituales se han agotado y estás prácticamente muerto. Te descubrirías repetidamente haciendo cosas que realmente dañan tu salud y felicidad solo porque tu maestro lo dijo. Vi cómo esto le sucedía a una amiga cercana este invierno, y fue algo devastador. Estuvo a punto de morir a causa del estrés y requirió descanso intensivo y atención médica para recuperarse.

Por favor mantén esto en mente: incluso las brujas y los magos con maravillosas intenciones (declaradas en voz alta y con elocuencia) pueden causar terribles efectos. Las buenas intenciones no equivalen a buena magia. Buenos resultados equivalen a buena magia. Una vez quedas atrapado en una organización mágica que se dedica más a controlarte que a empoderarte y liberarte, el proceso rescatarte y recuperarte puede ser largo. El proceso de volver a reunirte con los tuyos puede ser difícil.

(Un buen consejo del Siglo de las Luces)

5. Efecto retroceso de la magia pública.

El efecto de retroceso de la magia pública es la reacción fascinante, y, a menudo, dramática, a la que te vuelves vulnerable si sigues adelante y haces magia de forma pública. Me ha ocurrido dos veces, tras las grandes celebraciones rituales públicas del solsticio de verano. El efecto de retroceso de la magia pública se produce cuando tu magia se encuentra con los campos de la creencia y los campos de la incredulidad de varios espectadores. Todos tenemos campos de incredulidad y campos de creencia; la cuestión es que nuestros campos pueden ser muy diferentes de los de las otras personas que nos rodean.

Debido a que estos campos de creencia / incredulidad son en sí mismos fuerzas mágicas, cada vez que hacemos magia pública (la magia teatral se realiza frente a una gran cantidad de personas con las que no estamos íntimamente familiarizados, quienes pueden tener estructuras de creencias muy diferentes a las que nosotros tenemos) se produce un choque bastante inevitable que puede ser contraproducente y herirte.

Una vez, avivé un poco de ira con mi magia pública que terminó en una auténtica caza de brujas, implicando  una calumnia increíblemente inventiva y amenazas de muerte. No he realizado un ritual público desde entonces. Es triste, porque echo de menos todo el teatro y el drama, pero también aprendí mi lección sobre las virtudes de ser sutil con mi trabajo mágico .

(Mi magia pública probablemente se parecía a esto para los espectadores. Estaba desnuda y había fuego. Ya sabes, lo usual).

 

En conclusión

Como puedes ver, hay un buen número de escollos que debes tener en cuenta en la vida mágica. Con el fin de ayudarte a navegar más allá de ellos y alcanzar un empoderamiento mágico próspero, he creado un curso que comenzará este otoño.

INFLUENCE es un curso de inmersión profunda en la dimensión más básica (¡y sin embargo desafiante!) de la vida mágica práctica, tal como la conozco: la capacidad de cambiar nuestras vidas por el mejor camino habitando y relacionándonos con el mundo y otras personas a través de nuestra profunda autoridad interior y conocimiento.

NOTA: El curso estará orientado explícitamente a aquellos que recién comienzan, pero también se diseñará para que sirva como un curso de actualización inteligente y poderoso para veteranos de la vida mágica, o para aquellos que buscan aprender más sobre el estilo WITCH de Magia y participar más en nuestra comunidad.

Debido a que quiero que este curso de inmersión profunda, INFLUENCE, sea accesible a una amplia franja de la comunidad, la inversión será modesta (sobre el precio de llevarte a ti y a un amigo a cenar y tomar una copa en una ciudad de EE.UU).

Aquí tienes un vistazo de lo que obtendrás si decides cursar INFLUENCE:

  • Eliminación de capas gigantes de vacilación, conflicto y vergüenza en torno a tu poder
  • Una prudente sabiduría sobre cómo fusionar mejor la acción mágica y práctica (esto es algo de lo que normalmente solo hablo con mis clientes privados)
  • habilidades para reclamar con confianza y ejercer su identidad y herencia en la magia, ¡el final de la duda!
  • La pertenencia a una red de practicantes sorprendentes y comprometidos de todo el mundo
  • Una práctica mágica diaria simple que produce enormes beneficios notables tanto de forma inmediata como a largo plazo
  • Capacidad de interpretar de manera confiable tu guía interna (es decir, la intuición) y actuar de acuerdo con ella para que puedas vivir la mayor parte de tu vida en un estado de fluidez y facilidad.
  • Una dosis gigante de inspiración y motivación para ayudarte a habitar tu magia.

… Como puedes ver, terminarás con muchos más beneficios duraderos que lo que la cena y las bebidas pueden ofrecer. De hecho, mi objetivo es que a través de INFLUENCE des un salto masivo en tu nivel de habilidad: lo suficiente como para permitirte llevar a tus amigos a cenar con mayor frecuencia.

NOTA: INFLUENCE definitivamente no es una clase de Wicca o brujería tradicional o Magia ceremonial o Hoo Doo o Magia del caos o lo que sea que tengas en mente, aunque podemos involucrarnos con elementos de algunos o todos estos. Esencialmente, INFLUENCE es un curso de inmersión profunda en lo que yo considero como “magia práctica contemporánea”, cuyos fundamentos se encuentran sobre todo en el arte, la imaginación, la acción estratégica, la autoridad interna y la diversión.

Artículo original


Autoría:

© BELLATRIX PHOTOGRAPHY | CAMILA MENDES

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.

 

 


 

 

3 dolorosas dificultades para la gente mágica y qué hacer con ellas

Por Carolyn Elliott.

En los años que llevo trabajando con gente mágica, me he dado cuenta de que tendemos a batallar con problemas similares.

Hoy voy a tomarme algún tiempo para hablar de ellos en caso de que alguno de vosotros, lectores habituales, pueda necesitar unas palabras de ánimo.

1. Obsesionarse con el amor no correspondido

La gente mágica generalmente profundiza abrazando mitologías elaboradas, interpretando símbolos ocultos, realizando adivinaciones y deteniéndose en los recuerdos de vidas pasadas que se agitan en los sueños.

¿El amor saludable y correspondido es especialmente atractivo para tales ocupaciones?

No, en realidad no. Está demasiado abarrotado de cosas humanas normales, como las relaciones reales y la intimidad.

Sin embargo estar obsesionado con un amor no correspondido … ¡eso sí que brinda amplias oportunidades para todas nuestras actividades favoritas!

He pasado muchas horas fantaseando con personas que no querían tener nada que ver conmigo, meditando en la sinastría de nuestras cartas, sacando cartas del Tarot y reflexionando sobre el significado oculto de aquello que me dijeron esa vez.

Si alguna vez ha pronunciado las palabras «Alma gemela», es probable que haya estado en estas aguas turbias.

(Hecho divertido pero impopular: toda la noción de «almas gemelas» surge de una parte del Simposio de Platón narrado por Aristófanes, un comediante famoso por sus obras de teatro que involucraba a personas practicando sexo con burros …

… en otras palabras, las Almas gemelas, en su contexto original, fueron vistos como una broma cruel).

Si esto es algo con lo que batallas, debes saber que es un efecto secundario natural de ser una persona intuitiva e imaginativa.

No estás solo en esto, y tampoco te hace único.

De hecho, es un pasatiempo muy absorbente y de gran calidad.

El inconveniente es que tiende a evitar que estés abierto a asunto humanos ordinarios como las relaciones reales y la intimidad.

El único remedio que conozco para esta aflicción, cuando es grave, es ir a toda velocidad a la búsqueda del objeto de amor no correspondido.

En otras palabras, no te quedes callado, no seas tímido, cántalo desde los tejados. Publica anuncios en los periódicos.

Es probable que el dolor resultante de la humillación te despierte del trance.

Y es probable que con esta herida venga una mayor disposición a abrirse …

… al arduo trabajo de estar en relaciones reales y recíprocas con personas que no son fantasías idealizadas.

2. Crear identidades entorno al victimismo

Las costuras de la historia estallan con injusticias de todo tipo, y las injusticias contra la gente mágica y las brujas son abundantes.

Incluso al margen de los eventos históricos, muchas personas mágicas sufrieron abusos en su infancia.

Esto es algo que me sucedió, y de hecho es algo que sucedió a casi todas las personas mágicas que conozco (excepto unos pocos afortunados).

Es muy importante reconocer, entristecerse, enojarse y buscar la curación de las heridas. Y saber que el proceso de curación puede ser largo.

Eso es una cosa.

Otra cosa es detenerse constantemente en el propio dolor, sentirse perpetuamente resentido hacia el mundo, sentirse obligado a ello, ver traidores en todas partes y aferrarse a una identidad construida por entero entorno a ser los más oprimidos o abusados.

En pocas palabras, el primer modo es mágicamente eficaz y el segundo, no lo es. Lo sé por experiencia de primera mano.

Dicho de otro modo, la primera ruta conducirá a que las cosas en tu vida mejoren, mientras que la segunda perpetuará el mismo estado asqueroso de las cosas, al tiempo que logrará atraer a tu alrededor a un conjunto completo de amigos y amantes que también se consideran víctimas. …

… y, por desgracia, las personas que se ven principalmente como víctimas tienden a sentirse totalmente justificadas en dañar a otros, así que, no hace falta decir más.

Hay un cierto tipo de justificación exultante al identificarse como víctima, acariciando tiernamente la orgullosa lista de heridas.

Puedes ir por ahí fuera cargando contra todos los victimarios, y seguro que hay millones contra los que cargar.

Pero… Esa exultante justificación es todo lo que obtienes.

Tal vez no sea justo … pero es verdad que experimentas sucesos que significan más de lo mismo en la línea del significado que atribuyes a los eventos de tu vida.

¿Por qué? Porque la magia y la sincronicidad funcionan en una máquina de sentido.

Es por esto que el perdón es una práctica mágica tan poderosa:

… Cambia todo el contexto de significado en el que te ves a ti mismo y los eventos de tu vida, y cuando cambia tu contexto de significado, cambia el tipo de sincronicidades que se muestran para ti.

3.Sentirse alienado de la propia magia

En un mundo de trabajos diurnos y fregaderos llenos de platos sucios, es muy difícil sentirse «mágico» todo el tiempo. Incluso la mayor parte del tiempo.

Entonces, acudes a Instagram a por algo de información y te desesperas aún más porque tu colección de cristales no es tan buena, además tu casa está desordenada y no tiene ese glamur de “la bruja chic californiana”.

… a lo que se suma que cuando tu vas a visitar los cementerios bajo los árboles épicamente antiguos, sabes que tu aspecto es mucho más cercano a alguien de luto ordinario que a una Stevie Nicks de resplandor sobrenatural maquillada a la moda de 1975.

No temas.

Tu potencia mágica  no depende de si te sientes o pareces mágico; más bien, todo depende de la disposición que tienes para seguir entrando en aguas peligrosas y desconocidas.

Por difícil que sea creerlo a veces, todos tenemos magia en nosotros, y todos estamos configurando mágicamente nuestros mundos a cada momento,

… Sólo que la mayoría de la gente hace magia muy aburrida, una y otra vez.

Hacen la magia aburrida de aceptar como «verdaderas» determinadas creencias sobre ellos mismos y el mundo que heredaron de la familia y la sociedad …

… y así recrean los mismos resultados tristes y aburridos para ellos mismos, día tras día, año tras año.

Lo que nos hace únicos a las brujas es que estamos dispuestos a asumir activamente la responsabilidad de nuestra magia, abriéndonos una y otra vez a profundizar en el trabajo con lo desconocido.

Si te sientes un poco adormecido y alejado de tu propia magia, no te preocupes por obsesionarte con tu colección de cristales o la decoración de interiores … (a menos que eso sea irresistiblemente divertido para ti) …

… en lugar de eso, date una auténtica dosis de lo desconocido.

Prueba algo de esto:

Ve a realizar un pacto con un espíritu en una encrucijada a medianoche – sugerencia: ofrece algo a cambio de los servicios del espíritu que no sean tu alma, como una ofrenda, arte o licor.

Visita un grupo de encuentro espiritual local que aún no hayas agraciado con tu presencia.

Inscríbete a un curso de medicina herbaria y empieza a crear tus propias tinturas.

Comprométete a una práctica de sueño lúcido de 30 días e intenta hacer un ritual onírico.

Empieza a tomar un té legal visionario todas las noches como Artemisa o Calea Zacatechichi y fíjate en qué sucede (s plantas fuertes, investiga antes las contraindicaciones)

Memoriza y aprende a pronunciar correctamente una invocación a tu deidad antigua favorita en su lengua original.

Usa la imaginación activa / viaje para iniciar un diálogo con un gran mago muerto. Aleister Crowley es una opción popular perenne, pero Dion Fortune o Jack Parsons probablemente serían mucho más amigables.

… Hagas lo que hagas, prueba algo fuera de tu zona de confort que realmente te asuste un poco.

Es la ruta más rápida para subir el nivel mágico que conozco.

Artículo original


Autoría:

© BELLATRIX PHOTOGRAPHY | CAMILA MENDES

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.

 

 


 

Eros y el Sendero de la Magia II

Por Carolyn Elliott.

Segunda parte de Eros y el Sendero de la Magia I

El dolor de la alienación

Aparentemente somos individuos separados, sin ninguna relación particular con otras personas o con el mundo salvo una relación de acción causal (i.e., Karma).

Apaentemente llegamos al mundo por la acción de nuestros padres (concepción y nacimiento) y que interactuamos con éste basándonos en elecciones de acción propias.

(La rueda karmica del Samsara)

 

Da la impresión de que no tenemos más que una relación de acción causal (karmica) con el mundo. Parece que podemos actuar sobre cosas, situaciones y otras personas y que ellos pueden actuar sobre nosotros, y ya está.

Eso es todo lo que tenemos.

Cuando pasamos un tiempo bajo este punto de vista (o incluso la mayor parte de nuestras vidas, tal y como fomenta el Encuadre), empezamos a percibir una sensación de futilidad. Nos damos cuenta de que nuestro impacto causal en el mundo parece ínfimo, mientras que el impacto causal del mundo sobre nosotros es enorme.

Esto provoca un sentimiento de cinismo e impotencia conocido como “depresión”, un mal que hoy en día afecta a un porcentaje gigantesco y alucinante de la población mundial.

Esta depresión es una consecuencia inevitable de sentirse alienado del mundo y atascado en una relación dualista de sujeto-objeto con éste. La apariencia de ese mundo alienado, dualista, de sujeto-objeto es el Samsara, la rueda del sufrimiento.

La cúspide de la sabiduría tántrica budista es que “el Nirvana es el Samsara” — en otras palabras, “el Reino del Cielo se encuentra sobre nosotros”.

El Paraíso ya está aquí, pero no nos damos cuenta, porque estamos en una relación alienada, de explotación, cosificada, de Encuadre con respecto él. El sendero de la magia es esencial porque es el camino que nos saca de dicha alienación y nos vuelve a reconectar con él.

 

Deseo vs. apego

El deseo (es decir, Eros) tiene mala fama porque se lo confunde fácilmente, por quienes no lo conocen, con el apego.

Son, sin embargo, inmensamente diferentes. Mientras que Eros tiene cualidad de viveza volitiva, calor, diversión, chispeante, el apego tiene cualidad de melodrama estático y de miedo.

No hay nada mágico en el apego. El apego es un pequeño gancho narrativo que dice que “si no tengo esto me voy a sentir fatal”. El gancho narrativo es una amenaza, así como una falsa conclusión.

El Eros por otro lado no te lleva a falsas conclusiones, sino que mantiene la curiosidad.

Dice, “si no tengo esto me pregunto que pasará después”.

El apego, al igual que la lujuria, forma parte de Thanatos. Es un impulso por tener todo asentado, terminado, concluido. El apego es el deseo de terminar con Eros, de no tener que lidiar con el pálpito de la emoción y la nostalgia jamás.

El arte de separar el deseo del apego es el arte de la magia, la alquimia, el tantra.

A la diosa budista de los encantamientos y de la magia, Kurukulla, se la conoce como aquella que es “absoluto magnetismo y desapego”.

La magia es básicamente el trabajo de separar Eros de la excesiva influencia embotadora, adormecedora y dañina de Thanatos.

Existe una ignorancia respecto al hecho de que Thanatos quiere terminar con todo este conflictivo mundo, para sacárselo de encima.

Esta ignorancia a menudo se enmascara como cierta urgencia por la trascendencia en las espiritualidades que enfatizan la incorporeidad y el más allá como una especie de meta.

(Kurukulla)

Esta ignorancia también se manifiesta como un énfasis en la exclusiva orientación y búsqueda de objetivos. Cualquier enseñanza que sostenga que la iluminación es como un “punto final”  que nos libra de las dificultades en un intenso suspiro final, está participando de este tipo de ignorancia.

Es ignorante porque literalmente ignora o pasa por alto el evento del presente que se despliega continuamente ante nosotros, el universo está haciendo el amor consigo mismo, y nosotros formamos parte de la fiesta.

El tantra, la magia y la alquimia son la participación consciente en el coito que es la celebración del deseo.

Es el cultivo de la conexión y la relación con el propio ser, el mundo y la otredad en lugar de la extracción de mercancías ultra-valiosas basadas en la rectitud y en la iluminación.

Es principalmente un trabajo sustractivo, en vez de aditivo: restamos nuestras actitudes habituales de Enmarcar, extraer, objetivizar y lo que descubrimos es que ya estamos profundamente entrelazados dentro de una red sensible de magia (conexión, Eros).

Si te preguntas si has superado el apego en tus propias interacciones, hay una prueba de fuego bastante simple: pregúntate, ¿me pongo celoso de mi pareja en situaciones románticas y sexuales? ¿Quiero controlar las acciones de mi pareja y tener su atención únicamente en mí?

Si es así, es muy probable que sufras de apego.

(Eros y apego juntos pueden ser peligrosos)

El despertar, al estilo Simposio

En el Symposium de Platón los personajes se van turnando bebiendo y dando discursos acerca de la naturaleza del amor (Eros).

Cuando llega el turno del gran Sócrates, alega que él no sabe nada sobre el amor, excepto lo que su maestra, Diotima, le enseñó.

Se ofrece para recitar la enseñanza de Diotima y así lo hace. Es importante destacar que Diotima fue no sólo una filósofa muy venerada sino que era también mujer, y (así lo piensan los historiadores) probablemente una hetaira, o cortesana griega, de éxito.

Según el Sócrates de Platón, Diotima le enseña que el Eros se mueve a través de tres estadios a lo largo de la vida de un sabio:

(Diotima, pasando el rato)

1. Eros hacia un individuo, i.e. el enamorarse.

Esto normalmente ocurre en la juventud. Nos encontramos con alguien seductor y nos enamoramos de su belleza spiritual y física. Esta temprana experiencia del Eros implica mucho apego y posibilidad.

2. Eros hacia varias personas.

Este es un desarrollo posterior del enamorarse. Conforme vamos madurando nos damos cuenta de que hay más de un atractivo amado en el planeta y nos abrimos a apreciar la belleza de varias personas. Podríamos participar en lo que se denomina monogamia serial o poliamor.

3. Eros hacia el Tao en sí mismo.

Por supuesto Diotima no lo llama Tao. Ella lo llama la “belleza que ni es hermosa ni fea” que permea el mundo. Pero para cualquiera que esté familiarizado con los textos místicos del mundo, resulta muy evidente que aquello de lo que habla Diotima es de la naturaleza fundamental no dual de la realidad, que se denomina por muchos otros nombres — Tao, Naturaleza Búdica, Divinidad, Brahma, etc.

Así pues, en la base del pensamiento Occidental (los escritos de Platón), existe integrada la profunda enseñanza sobre el poder del Eros de una mujer con una mente y una sexualidad liberadas.

Y lo que ocurre es que nuestra sociedad de Encuadre ha ignorado ampliamente esta enseñanza.

Es una noción muy desconocida para nosotros, que Eros pueda llevar a una forma de despertar que es esencialmente el estar enamorado de todo lo que existe, de “la belleza que no es hermosa ni fea”.

Esta enseñanza de Diotima tiene mucho en común con las enseñanzas hindúes, budistas y sufíes sobre las posibilidades divinas del deseo.

El punto de la magia

 

El punto de la magia y del trabajo alquímico — crear sigilos y hechizos, acceder a estados de éxtasis, realizar adivinaciones, invocaciones, cultivar energía, etc. — es alinearse gradualmente con la verdadera voluntad mágica de cada uno, i.e. el Eros más profundo, el Eros hacia la realidad misma.

Cuando consigues alienarte con lo que llamaremos el Eros Profundo, eres un Buddha completamente despierto. El Espíritu Santo está contigo. Posees la piedra filosofal. Puedes convertir el plomo en oro porque has entrado en una profunda relación con la substancia de la existencia misma.

El hechizo más insignificante para el deseo más trivial forma parte de este trabajo porque conforme das energía a esos pequeños deseos y los manifiestas en sus variadas formas, gradualmente ganas en conocimiento (a veces dolorosamente) sobre cuál es tu deseo más verdadero, tu Eros Profundo.

Imagen
Artículo original


Autoría:

© BELLATRIX PHOTOGRAPHY | CAMILA MENDES
Carolyn Elliott

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y coach de peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.

7 Características de la gente mágica

The Mad Magician, 1954.


1. Sabes que eres mágico.

Esta es la importante. En el centro de su corazón, todo el mundo es mágico. Pero la mayoría no lo sabe. Es muy triste, y no es culpa suya. La conciencia de esto ha sido expulsada de su camino de una manera u otra. Nuestra sociedad en general es muy anti-mágica.

La gente mágica siempre tiene una misión. Y parte de esta misión consiste en ayudar a la gente que aún está anclada a la tierra (que es mi manera de decir “gente que está anclada en un materialismo infantil y no es consciente de su propia magia”) a entender que la magia es real y está también en ellos.

Así que, básicamente, si sabes que eres mágico, llevas ventaja. Lo que significa que realmente no necesitas este artículo, pero mira, es internet y nos divertimos.

2. Encuentras toneladas de sincronicidades.

Y tienden a incrementarse cuando dedicas mucho tiempo a la meditación, el arte, el ritual, el movimiento consciente o la plegaria. A veces estas sincronicidades son simplemente bonitas o estúpidas, pero a menudo cambian la vida de forma dramática.

La mayor sincronicidad que le puede ocurrir a una persona mágica es conocer a otra persona mágica, o a un grupo entero de ellos. Es emocionante. Es abrumador. Es amor.

Cuando montones de sincronicidades están ocurriendo, me gusta decir que la red enjuyada se está moviendo. ¿Por qué?

Porque todos somos joyas en una gozosa red de seda infinitamente conectada. A veces la red se mueve replegándose sobre sí misma y de repente encontramos otras joyas. Y es genial.

3. Eres sensible a las estaciones y los ciclos lunares.

Cuanto más mágico eres (y recuerda, ser mágico es simplemente una cuestión de… ¡saber que eres mágico!) más afectan tus asuntos las energías de la luz y las dos grandes luminarias cósmicas de nuestra región (el sol y la luna).

Puedes descubrir que no puedes dormir las noches de luna llena (toda esa energía, ¡tan despierta!) y que pasas a través de los mitopoéticos ciclos emocionales de nacimiento y muerte del mismo modo que la primavera se convierte en verano, el verano se convierte en otoño y el otoño se convierte en invierno.

4. Tienes sueños realmente vívidos.

La gente mágica tiene cuerpos etéricos al menos parcialmente desarrollados. Esto significa, en última instancia, que uno o más de sus chakras (Rudolf Steiner los llamaba «flores de loto») están abiertos y activos.

Tal vez seas una persona mágica con un chakra del corazón gigante, vibrante y altamente empático. O tal vez tu tercer ojo está abierto y te resulta fácil percibir la fluida danza visionaria de todas las cosas.

Al final de este espectro, la gente mágica posee cuerpos etéricos completamente formados que pueden navegar libremente por los planos astrales.

Pero tener abiertos los sentidos de percepción etérica, aunque sea solo un poco, significa que puedes ver el mundo onírico de forma más vívida que otros. Así que esto funciona para ti. Lo cual es bueno.

5. Tu enamoramiento es psicodélico.

Olvida lo de “contigo pan y vino”. Cuando una persona mágica se enamora (muy probablemente de otra persona mágica), es más bien como “contigo ácido, e infusión de setas”. Y no estoy diciendo que las drogas están involucradas.

Me refiero a que la intensidad de dopamina y la oxitocina que se precipita en los cerebros mágicos tiende a producir algo más que un simple apego sexual. Tiende a desencadenar también fenómenos de percepción psíquica (puedes leer los pensamientos de tu amante, de verdad, no sólo «¡Estaba pensando en ti!» «Sabía que estabas pensando en mí, nena”), encuentros con tu amante en el mundo de los sueños, sexo extático que rompe los límites de tu identidad y otras cosas divertidas.

También, ten cuidado con todo eso. Puede volverse peliagudo si tu amante es una de esas personas mágicas que no son demasiado sanas o estables. De los cuales hay bastantes.

La gente mágica se enamora, y todo es como, ¡Increíble!.

7. Tienes abundante prana.

O energía creativa. O genio, como quieras llamarlo.

Wilhelm Reich lo llamó orgon. Kant lo llamó geist. Emerson lo llamó alma. Mesmer lo llamó magnetismo animal. Es energía sexual que se transmute en diferentes tonos de sensación cuando se centra en diferentes chakras y canales en el cuerpo.

En otras palabras, aunque es energía sexual, tu abundante prana no tiene porqué sentirse necesariamente sexual (aunque probablemente ocurra en primavera y verano). Puede sentirse como algo vibrante o una urgente necesidad creativa.

Te obsesionas con la necesidad de escribir ese poema, planificar ese ritual, grabar esa canción, hacer esos brownies picantes de fondant de jengibre. Es implacable.

Además, no importa tu aspecto, te dicen que estás radiante. Y es verdad. Lo estás. Irradias la luz y el calor del cosmos. ¡Eres una estrella, querida criatura mágica!

8. Adoras esparcir la magia en el mundo.

Tu principal motivo para dedicarte al arte, cocinar grandes recetas, cuidar de tu jardín, lo que sea… no es ser rico o famoso, aunque esto estaría bien.

Si eres mágico, tu mayor motivo es difundir la magia a tu alrededor, porque simplemente no soportas no hacerlo. La magia es tan divertida, tan hermosa, tan cálida, tan real.

Esto significa que te desquicias cuando puedes ver claramente la magia en alguien, y ellos no pueden verla en sí mismos. Te desquicia incluso más cuando puedes ver claramente la magia en el mundo, y el mundo en general parece no apreciar su propia magia y cuidarla con ternura.

Por lo tanto, pon tu esfuerzo diario en hacer cosas que aumenten la suma total de magia y maravilla y alegría y amor y deleite en el mundo.

Sube el volumen de todo lo hermoso para que no pueda ser ignorado.

En conclusión,

Eres magia, y yo también, y te amo. Espero que te unas a mí y a un montón de otras personas mágicas en el grupo de Facebook Dreamer’s Tantra , donde hablamos de este tipo de cosas.


Autoría:

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.


 

10 Rasgos de una bruja

Hay muchas, pero muchas, más brujas que aquellas personas que se identifican como tales de forma consciente, deliberada o pública.

Permíteme dejar esto bien claro: para ser bruja uno no necesita ser Wicca, nisiquiera Pagano. En absoluto. Yo misma, soy una extraña especie de bruja híbrida budista-cristiana-existencialista dedicada a la magia folk en internet, así que imagínate.

Una bruja es una persona (de cualquier género o creencia) que vive desde su propia validación interior e inspiración creativa en lugar de buscar la aprobación de los poderes establecidos.

La reina Elizabeth I, Jesus de Nazareth, Cleopatra, Yeshe Tsogyel, Juana de Arco, y John Lennon fueron todos grandes brujas con enormes poderes de fascinación, que ejercían gran influencia a través del uso del símbolo y la pompa. Podría nombrar muchos más, pero seguramente ya captas la idea.

Ser bruja es una cualidad inherente al ser, como ser profundamente compasivo o tener buena mano para las plantas. Aunque la brujería venga de nacimiento, precisa del cultivo deliberado para alcanzar su máximo potencial. Se trata de un tipo particular de encarnación espiritual y emocional, no necesariamente una colección de creencias conscientes.

Dicho esto, vamos a ver cómo la propia brujería es algo maravilloso.

Una vez has aceptado y reconocido que eres una bruja, se abre un vasto campo de juego.

Cuando has aceptado que eres una bruja, puedes empezar a cultivar deliberadamente tu poder, puedes dar un sentido al mundo y a tu vida a través de una nueva visión, y puedes empezar a buscar conexiones con otras brujas.

Así que aquí van algunos rasgos comunes que he percibido en las brujas, prueba a ver si los reconoces en ti mismo; es posible que desees empezar a considerarte bruja.

Dado que nuestra forma de ser ha sido perseguida durante milenios, el hecho de considerarse bruja a uno mismo en este momento de la historia tiene gigantescas y positivas ramificaciones políticas e históricas. Podría decir mucho más acerca de esto, pero creo que basta con considerarlo un momento para entenderlo.

Así que, pasemos a los Rasgos de una Bruja.

1. No te importa una mierda.

La cualidad más sorprendente y notable de las brujas es que ellas están en contacto con un nivel de poder intuitivo e imaginativo que les confiere autoridad interior.

Se mueven por su propio genio y no por ningún dogma o fuerza externos. Pueden usar una amplia variedad de herramientas tradicionales o institucionales, pero su poder no depende de autoridades tradicionales o institucionales.

Han despertado la magia dentro de sus propios corazones y está viva y palpitante.

Las brujas son a menudo ofensivas para…  bueno, para casi todo el mundo. Las brujas tienden a ofender tanto la sensibilidad de las personas convencionales, no orientadas mágicamente, y también la de las personas involucradas con la magia que tienen ideas rígidas sobre lo que la magia debe ser.

Casi todo el mundo se alarma ante la presencia de una verdadera bruja como ante un cable de corriente suelto.

Esto incluye a mis controladores ex-novios magos más-sagrados-que-tu. (¡Hola, caballeros! No os preocupéis por mí, ¡mi magia está funcionando a lo grande, aunque jamás haga el Ritual Menor de Destierro del Pentagrama! ¡Espero que sigáis disfrutando de vivir con vuestra mamá! Sí, Bali es genial en esta época del año, y no os echo de menos! Xoxoxoxo, Carolyn)

Si estás muy comprometido con la práctica mágica y el desarrollo espiritual y no tienes ningín interés en cumplir con las expectativas de cualquier otra persona acerca de lo que tu magia o espiritualidad debería ser, entonces puedes ser simplemente una bruja.

2. En serio, no te importa una mierda.

Probablemente en tu vida has tenido un montón de experiencias de personas que han perdido los nervios ante tu característica extraña forma de estar en el mundo, y aunque esto es a veces triste o desafiante, en última instancia, no importa.

Tienes un trabajo que hacer –arte que realizar, gente que sanar, casas que construir, rituales que llevar a cabo, historias que escribir – y simplemente no tienes tiempo de estar calmando constantemente a aquellos que esperan de ti que te adhieras a algún estándar ajeno al de tu propio genio y autoridad interior.

Esto puede significar que eventualmente pasas al modo sigiloso para evitar crear una alarma continua, pero no porque te escondas o evites nada. Lo haces porque tienes cosas que hacer y sólo una cantidad limitada de tiempo disponible aquí, en la tercera dimensión.

3. Pones nerviosa a la gente.

Sin importar lo discreto que te permitas ser en tu apariencia o comportamiento, pones a la gente nerviosa con tu sola presencia. Hay cosas que se pueden hacer para mitigar esto, pero posiblemente sea inevitable.

Para aquellos que buscan a autoridades externas que les digan lo que es bueno y hermoso y está bien, tu presencia – la presencia de una persona inherentemente salvaje totalmente ligada a su autoridad interior-, resulta perturbadora.

Tu presencia es inquietante porque los demás pueden sentir que hay algo en ti que es impredecible e incontrolable. No estás siendo dirigido por los programas convencionales, así que no eres inmediatamente legible para las personas que todavía se dejan dirigir.

4. La gente dice que tus ojos son “hermosos” (lo que quieren decir es que son penetrantes).

La mayoría de personas no encuentran palabras para describir tus ojos. Sólo perciben que hay algo diferente y atractivo en ellos. Ese algo es que tus ojos ven.

Puedes mirar a alguien y ver qué programas se están ejecutando, ver cómo están bloqueándose a sí mismos, ver también aquello a lo que están atados, ver cómo malinterpretan su propia energía sexual y su poder, ver su potencial de liberación. Simplemente es evidente para ti cuando miras a alguien porque tú ya has hecho este trabajo de liberación en ti mismo.

5. Puedes decir siempre cuando alguien está lleno de estas cosas.  

Volviendo a lo anterior. Tu visión penetrante es una especie de percepción psíquica. Puedes ver cómo la gente se engaña a sí misma porque has desentrañado muchos de tus propios engaños. Puedes oír cuando alguien está mintiendo porque puedes percibir que su ser no está en plena resonancia con sus palabras.

6. Has sido perseguido al menos una vez en tu vida.

Como pones nerviosa a la gente nerviosa y no te importa una mierda y probablemente no empezaste en el modo sigiloso, es muy probable que -si eres una bruja- hayas atraído la persecución real en algún momento. Esta podría adoptar la forma de acoso y burlas crueles en la infancia, o la persecución en el ámbito jurídico y profesional como un adulto.

A menudo la persecución se produce forma de rumores maliciosos de antiguos amigos que no pudieron mantener el ritmo de tu crecimiento mágico y luego se sintieron envidiosos. La bondad y la compasión en la práctica de brahmavihara son grandes antídotos a la persecución energética, así como los hechizos tradicionales para protección y una práctica constante en el desarrollo de tu comunicación y habilidades de relación.

7. Encuentras toneladas de sincronicidades y no siempre llevan a lugares bonitos.

Las brujas son básicamente bodhisattvas tántricas; su alma está comprometida a la liberación de sí mismas y de todos los seres lo más rápido posible, idealmente en una vida, utilizando la transmutación alquímica.

Esto significa que están en la autopista kármica, y la vida a menudo se les echa encima de formas muy rápidas y difíciles para ellas. Esto significa que incluso seguir magníficas sincronicidades puede llevar a las brujas competentes a lugares aparentemente oscuros – y esta visita a los lugares oscuros y sucios forma totalmente parte del viaje.

En otras palabras, la vida no es un pastel de “amor y luz” newagero para brujas, a veces puede ser un recorrido por los reinos del infierno.

8. Tu desaprobación maldice visiblemente a la gente.

Una de las razones por las pones nerviosa a la gente es que tienes tanto poder personal que si alguien te disgusta, lo insultas o desapruebas, lo sentirá, y mucho.  Su día quedará arruinado, y puede que también toda su confianza.

Cuando la gente es maldecida por una palabra o una mirada tuya, pierde la conexión con su propia orientación. Parecen aturdidos porque, en sus cabezas, sus pensamientos corren asustados en círculo.

Tu desaprobación afecta tanto a las personas por la misma razón que éstas pueden sentir que tu percepción es penetrante. Este es el «mal de ojo» que ha sido tan temido en tantas culturas a través de la historia.

Por supuesto que se resiente y teme a alguien que tiene el poder de aplastar con una mirada tu confianza porque sabes que, claramente, te está viendo.

Por lo tanto, como bruja, es una buena idea practicar continuamente la consciencia al respecto y transmutar tus propios resentimientos y miedos de forma que no andes salpicando a todos con mal juju sólo porque tienes un mal día.

9. Has experimentado tu magnetismo salvaje en acción.

Tú sabes que tienes el fuego. Has experimentado en abundancia tu habilidad mágica para magnetizar parejas, amigos y otras cosas hermosas.

En ocasiones la gente simplemente se acerca a ti y te dice lo fascinante que eres o cómo tu trabajo los ha conmovido profundamente.

Eres magnético y tienes montones de pruebas de ello, así que simplemente, acéptalo de una vez.

10. Tu experiencia de la cuarta dimensión es más vívida que la experiencia de la tercera dimensión de la mayoría de personas.   

“La cuarta dimensión” es una manera llamar al mundo del espíritu, la emoción, el deseo, la vibración, el sentimiento, la intuición y la imaginación. Es todo aquello invisible que puede tener el poder de afectar dramáticamente aquello que vemos.

En general, para las brujas resulta mucho más fácil navegar en las realidades de la cuarta dimensión que en las de la tercera dimensión.

La tercera dimensión es dura, literalmente. Incluye materia: patas de mesa en las que puedes golpearte los dedos del pie, coches que pueden chocar si no conduces bien, agua que se filtra través de los techos, cuentas que hay que pagar.

Para las brujas, integrar su destreza en la cuarta dimensión con la realidad cotidiana de la tercera dimensión es un desafío importante. La tercera dimensión es más difícil para nosotros que para otros por el simple hecho de que nuestras mentes y corazones en gran medida están habitualmente ocupados por la cuarta dimensión.

Las brujas tenemos menos poder de procesamiento para dedicar a cuestiones de la tercera dimensión, y por esto tenemos que dedicar deliberadamente una parte de nuestra práctica espiritual a tratar con la realidad material – de ahí la magia práctica.


Autoría:

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.


 

7 Asombrosas verdades que me hicieron ganar 18.000$, vía internet

Afortunadamente este mes he conseguido suficientes contratos  para sumar dieciocho mil gordos y sucios dólares americanos.

Estoy que me salgo. Se siente genial.

No estoy diciendo esto sólo para presumir (¡sólo en parte!).

Te lo hago saber porque durante mucho tiempo, de verdad, de verdad no he tenido éxito alguno, ni económico ni profesional, en absoluto. Me encontraba miserablemente desconcertada pensando en qué hubiera hecho cualquiera para encontrar una solución.

Solía leer artículos fatuos de autofelicitación, como uno que hablaba de cómo lograr grandes ingresos  desde el portátil en Bali y pensaba cosas como:

“Sí, pero sólo eres capaz de hacer eso porque eres un imbécil y de alguna manera todos los demás imbéciles de este asfixiante mundo asqueroso quieren comprarte cosas.”

Pues resulta que eso es lo que se conoce en el mundo empresarial como «una mentalidad no ganadora».

Para ayudarte a que no te quedes estancado en ese estado mental tan confuso, como me pasó a  mí durante mucho tiempo, quiero compartir contigo algunas verdades impactantes que he aprendido sobre lo que realmente necesitas para llevar a cabo la transición de la bancarrota a montarse en el dólar.

Y por cierto (sólo para que lo sepas), en verdad a menudo en mi vida sigo siendo una imbécil.

Me esfuerzo por intentar arreglar las cosas y hacerlas mejor, pero muchas veces no puedo conseguirlo. Así que si estás buscando a una imbécil que trabaje desde lugares chulos y exóticos para odiarla, ¡felicidades! Me acabas de encontrar.

¡Hola!¡Soy Carolyn Elliott!

Esta es mi cara de «Acabo de ganar $18,000 desde la cama!».

Pero primero ,  ¿hasta qué punto era una fracasada?

Bueno, en 2013, me pasé el año durmiendo en los sofás de mis amigos, y comiendo de los bancos de alimentos para sobrevivir.

Sip, no tenía casa, ganaba unos 500$ al mes haciendo trabajos como escritora freelance. Nada divertido.

Y ese fue solamente el bajón después de una década entera viviendo bajo el nivel de pobreza como escritora y profesora.

Un diciembre casi me muero a causa de una estúpida infección de muelas por qué no tenía ni seguro médico ni dinero para pagar un dentista.

Vale, suficiente plomazo sobre lo malditamente pobre que era –vamos a por las verdades chocantes que tuve que aceptar gradualmente y que me llevaron a conseguir hacer 18.000$ en un mes como empresaria solitaria.

1. A internet le interesan una mierda tus credenciales.

Resulta que yo tengo muchas credenciales. Tengo un doctorado en Estudios Críticos y Culturales, y un máster en Inglés, y un grado en Artes y Escritura Creativa.

Y a nadie en absoluto le importa dos mierdas esto cuando estoy vendiendo productos y servicios en internet.

Esto es el Salvaje Oeste, amigos.

Seré vuestra guía.
Seré vuestra guía.

Lo único que importa, antes de que alguien te suelte su dinero, es si confía (o no) en que puedas hacer el trabajo tal como ellos lo quieren.

Ya sea que ese «trabajo» les esté ayudando a aclarar sus vidas amorosas, leyéndole las cartas de tarot, diseñando cubiertas de libro o, como en mi caso, enseñándoles a escribir en las redes sociales, aumentar su audiencia, y cobrar…

…lo que sea, no importa. Lo más importante es: ¿confían en ti?

Y las credenciales no son la clave para ganarte esa confianza.

Enfatizo esto porque a veces cuando hablo con mis amigos cercanos y les cuento que no es tan difícil crearse una presencia y vender cosas online, y que yo les podría enseñar cómo hacerlo, ¡y podrían venirse conmigo a Bali!, me sueltan tonterías del tipo:

“¡Ay, yo nunca podría hacerlo! ¡No tengo un doctorado como tú!”

Y me quedo en plan, “¿Cómo? Probablemente solo el 10% de la gente que se convierte en cliente sabe lo del doctorado. No les importa.”

Decir “Oh, ¡yo nunca podría hacerlo! ¡No tengo un doctorado como tú!” es como decir “Oh, ¡yo nunca podría hacerlo! ¡No estoy obsesionada con Benedict Cumberbatch como tú!”

Porqué si bien es cierto que tengo un doctorado y una obsesión un poco hardcore con Benedict Cumberbatch, ninguna de estas cosas es en absoluto relevante en mi capacidad para ganarme la confianza de la gente online.

Entonces, ¿qué es lo relevante?

Mostrarse. Dejar que la gente te vea, escuche y te sienta de distintas formas: escribiendo, en fotos, vídeos, podcasts.

Compartiendo con ellos lo que sabes y lo que crees, y cómo la has cagado también.

La confiabilidad y la excelencia en la presentación de lo que ofreces a las primeras personas que te dan la oportunidad, de modo que tengas testimonios llamativos que compartir.

Así es como se construye la confianza. Y requiere tiempo, pero se puede hacer.

El Salvaje Oeste de Internet es bastante sorprendente, ya que realmente te ayuda a que el proceso de negocios se vuelva similar a lo que solía ser en los pueblos y en las ciudades pequeñas:

Sirves a una comunidad; a medida que la vas sirviendo para bien, la comunidad aprende a confiar en ti y con gusto te avalan, y entonces las personas que visitan «la ciudad» deciden confiar en ti porque pueden ver que ya hay toda una comunidad de gente que lo hace, así que tiene que estar bien.

Es un ciclo virtuoso.

2. La mayoría de emprendedores cobran de menos porque tienen una relación de codependencia con el mundo.

He pasado 12 años en rehabilitación por adicción a la heroína, así que sé algunas cosas acerca de la adicción y las relaciones codependientes.

En un patrón de relación clásico entre un adicto y su socio codependiente, el adicto va a salir, usar drogas (o se va a dar al juego, o exprimir al máximo las tarjetas de crédito, o ir de prostitutas, o lo que sea), provocar consecuencias terroríficas (conducción bajo los efectos del alcohol, enfermedades de transmisión sexual, y todo el catálogo de horrores de la vida), mentirá sobre ello, y se negará a aceptar la responsabilidad real de sus acciones.

Mientras tanto, el socio codependiente del adicto se esforzará por tratar de encubrir las transgresiones del adicto, e intentará manipularlo para que se comporte mejor.

La dinámica en una relación así no es intimidad.

Es más parecido a algo echado a perder que más bien tendría lugar en un dueto entre Rihanna y Eminem.

[EMINEM – LOVE THE WAY YOU LIE FT. RIHANNA]

Ambos en un patrón que evita la intimidad consigo mismos (el adicto la evita mediante la obsesión con las drogas, el codependiente mediante su obsesión con el adicto), la intimidad entre ellos, y la intimidad con el mundo. La relación estará basada en el control y la violencia (emocional, verbal, financiera, si no física).

En lugar de una intimidad real, los dos individuos aceptan el drama de perseguir la fugaz sensación sentirse en control. Son co-dependientes porque están co-laborando en su dependencia a buscar algo que les ayude a evitarse a sí mismos.

La mayoría de nosotros, gente con buen corazón e inclinaciones espirituales, interesados en construir un negocio online, tendemos a convertirnos en la puta codependiente del mundo.

Toda la sociedad es el adicto en esta relación. Y el adicto hace lo que el adicto siempre hace: recibir.

Como codependientes, dejaremos que el adicto reciba y reciba, y reciba de nosotros eternamente porque tenemos miedo de que nos deje. No queremos estar solos, porque entonces no tendremos a nadie que nos distraiga de nosotros mismos.

Así que manipulamos al adicto para que se quede con nosotros. Nos hacemos responsables de cosas que no nos atañen.

Y haremos cualquier cosas por ella, queremos su aprobación, queremos su amor, y estamos dispuestos a hacer lo que haga falta para tener una muestra de ello.

Eso significa que: nos devaluamos a nosotros mismos y nos agotamos con la esperanza de volverla como nosotros.

Le pedimos mucho menos de lo que nos haría sentir bien compensados, y a veces hasta nos llegamos a sentir culpables por cobrar.

Tratamos de hacernos responsables de proteger al mundo (nuestra audiencia y clientes potenciales) de sentir la intensa sensación de intimidad real con nosotros y lo que somos, y lo que en verdad valemos.

Así que te reto a acabar con la relación de codependencia disfuncional con el mundo.

Deja de intentar manipular al mundo, de obligarlo a que le gustes y a que se quede contigo a base de devaluarte a ti mismo y trabajando tan duramente.

3. La fuerza de voluntad es la cosa más atractiva del universo.

Decide en tu corazón que mereces que te paguen bien por lo que haces, y que no importa que le gustes o no a la sociedad (el adicto).

Cuando llegas a este punto, ocurre algo curioso: te vuelves radicalmente muy atractivo (tener fuerza de voluntad es salvajemente atractivo) y a la gente empieza a parecerle bien pagarte lo que pides…

…porque ya no estás proyectando esa vibración rara del «¿Te gusto?¿Te parece bien que te cobre esta cantidad?¿Apruebas lo que hago?¿Me quieres?¿Piensas que puedes llegar a quererme?”

Cuando me di cuenta de que al cobrar precios tan bajos por mis servicios lo que estaba haciendo era participar en la sórdida dinámica de codependencia y búsqueda de aprobación de todo el jodido mundo entero, fui capaz de parar, y empezar a poner sin miedo precios a mis servicios que me nutrieran de verdad.

Hacerlo da miedo, porque significa tener intimidad conmigo misma: tengo que volverme íntima y completamente consciente de quién soy y de lo que necesito para dar lo mejor en mi trabajo.

Entonces, con mucho dolor (va contra todos mis instintos adictivos y codependientes) tengo que mantenerme firme en la realidad de esa intimidad conmigo misma y mi autoestima.

Mantenerse firme en la realidad de esa intimidad conmigo misma y mi autoestima, es exactamente lo que da miedo y lo que la mayoría de nosotros pasamos la vida evitando.

Por eso, cuando consigues el coraje suficiente para dominarlo, te convierte es un faro brillante, y nunca te faltarán clientes, u oportunidades para crear redes de contactos.

Si crees que vas a tener que aprender esta lección, te recomiendo que veas la Leyenda del Viejo Gregg.

Mientras que la identidad trans marinera de Old Gregg, amante del Bailey’s irlandés es maravillosa, su necesidad al estilo codependiente y el rapto es una estrategia ineficiente para conseguir el amor que desea.

[BEST OF OLD GREGG]

¿Me amas? ¿Crees que podrías llegar amarme?

Aprender a salir del ciclo de evitar intimar con uno mismo es algo que trato en INFLUENCE: el curso en el dominio de la magia práctica que cambiará tu vida.

4. Estás fingiendo que no sabes cómo ganar un montón de dinero.

Oigo lo siguiente todo el tiempo: “Me encantaría trabajar online, pero no sé qué vender o a quién.”

Pamplinas.

Sí, sí que lo sabes.

Sabes perfectamente lo qué venderías y a quién. En lo más profundo de ti, hasta sabes cómo conseguir rápidamente la atención de todas esa gente que se convertirían en tus mejores clientes.

Y mientras lees estas palabras que te dirijo, sientes como se despierta esa sensación, la parte de ti que lo sabe.

¿Qué dices? “Oh, pero Carolyn, no, de verdad que no lo sé, estoy confundido.”

Bueno, pues no te creo.

Creo quelo sabes, pero que en estos momentos no estás dispuesto a dejarte saber que lo sabes.

Esto puede sonar algo loco, pero piensa en ello por un momento.

Hay una parte de ti que ya sabe todas las respuestas de esta complicada y pegajosa maraña sobre cómo crear y hacer crecer una audiencia online y lanzar una empresa.

Pero normalmente no escuchas a esa parte de ti, porque tienes cosas mejores que hacer, como mantener tu relación de codependencia con el mundo, ganarte la aprobación de la gente (te recuerdo rápidamente: la aprobación no paga las facturas de ningún modo que no te absorba hasta el alma) y preocuparte por tu falta de credenciales.

Así que te sugiero que te pongas manos a la obra con el proyecto de permitirte saber lo que sabes.

Empieza a escuchar a esa parte de ti que normalmente silencias, porque está llena de verdades incómodas.

5. Debes familiarizarte con tus propios secretos de oro.

Tus “secretos de oro” son esas incómodas verdades que has encerrado bajo llave en tu inconsciente porque te dan miedo.

Estos secretos son parte de lo que Jung llamaba “la sombra de oro” — esos conocimientos y cualidades asombrosas en nuestro propio ser que reprimimos y proyectamos en otros porque sentimos que no nos merecemos poseerlos.

¿Cómo entramos en contacto con nuestros secretos de oro? He aquí ejercicio rápido que a mí me sirvió:

Abre tu diario. Rellena los espacios en blanco de estas afirmaciones:

“Esto es lo que en secreto sé acerca de cómo crear un negocio online divertido, muy rentable que de ninguna manera me permito saber que lo sé __________________________________.”

“Esto es lo que en secreto sé sobre cuál es la audiencia a la que me quiero dirigir, que de ninguna manera me permito saber que lo sé __________________________________.”

“Esto es lo que secretamente sé sobre lo que quiero vender, y que de ninguna manera me permito saber que lo sé __________________________________.”

Dejarnos saber que sabemos exactamente cómo tener un éxito rotundo, es algo que los humanos evitamos rigurosamente porque el hecho de tener ese tipo de conocimiento conscientemente conlleva una disrupción dolorosa para nuestras identidades presentes como personas que no saben y que no tienen ningún éxito rotundo.

La identidad es lo más precioso para los seres humanos.

Lo que odiamos por encima de todas las cosas, es que se desafíe nuestra identidad. Luchamos guerras por nuestra identidad todo el tiempo, así de importantes son para nosotros. Más importantes que la vida misma.

Moriríamos antes de cambiar profundamente lo que creemos que somos.

Y aún así, ese fundamental, desorientador y doloroso cambio de identidad es exactamente lo que necesitamos para mutar en alguien que experimenta el éxito de manera rotunda, consistente y satisfactoria.

¿Sabes quien no tenía miedo de hacer cambios de identidad pública dramática y profundamente? San David Bowie. Él mismo.

[DAVID BOWIE – CHANGES (OLYMPIA)]

6. Sí, vas a tener que ensuciarte y aprender a tener conversaciones de ventas.

Pertenezco a bastantes grupos de emprendedores en Facebook, y siempre veo gente que tiene como plan «atraer cliente» sólo a través del marketing.

En mi experiencia, los clientes no se atraen. Las oportunidades se atraen. Los clientes se hacen.

Y los clientes solo se hacen mediante conversaciones de ventas, y a mí me parece que pocos aspirantes a emprendedores solitarios saben cómo encararlas.

Cuando era una niña, mi padre vendía seguros de salud a largo plazo desde una oficina en el ático de nuestra casa. Tenía multitud de libros con títulos espeluznantes como Ventas Hipnóticas Instantáneas, y Vender para ganar!

Y como yo crónicamente leía todo lo que se me pusiera delante, leía los libros de mi padre, una parte de mí estaba fascinada (¡es posible influenciar a la gente!, ¡con palabras!, ¡para ganar dinero!), mientras que la otra parte de mí estaba asqueada.

(video)

Alec Baldwin hablando muy intensamente sobre ventas en Glengarry Glen Ross, con un rítmo funky.

Odiaba la idea de vender. La odiaba. Principalmente porque es algo muy vulnerable, el pedir a alguien que te compre algo! ¡Cómo si tu fueras el Primark! ¡Qué horror!

Mi odio y mi miedo a vender se hacía muy evidente también: a los 11 años de edad era una Chica Scout, y era pésima vendiendo galletas.

¿Y sabes qué? Es muy difícil ser mala vendiendo galletas de Chicas Scout. A la gente le encantan las galletas, y además les encanta comprarlas a las Chicas Scout, porque el valor de la causa que representan compensa el sentimiento de culpa por comerte todas las galletas. Es una apuesta segura.

Aún así, era pésima vendiendo galletas de Chica Scout.

Odiaba sentirme expuesta pidiendo a la gente que me comprara algo. Cada vez que lo hacía me sentía como si estuviera poniendo mi valía como ser humano por medio para que me juzgaran.

A los veinte años, cuando firmé para obtener un doctorado en Inglés, formaba parte de una campaña para evitar mancharme con la suciedad del comercio y la vulnerabilidad de las ventas y los negocios.

Quería vivir muy, muy por encima de la refriega del mundo orientado al mercado, apartada, segura y limpia, en una torre de marfil llena de puras y brillantes ideas.

Poco a poco me di cuenta de que el mundo de la academia estaba tan sucio y manipulado por el mercado como cualquier otro rincón del planeta. No sólo eso, sino que se me ocurrió que mi intelecto era el principal recurso que la brillante torre de marfil estaba diseñada para explotar sin piedad.

Y me niego a vivir la vida como un recurso de explotación ajeno.

Así que decidí que si me iba a ensuciar pasara lo que pasara, podría igualmente ensuciarme y ser rica al mismo tiempo.

(video)

«Que le paguen es su punto fuerte», no muy cierto para mi hasta hace relativamente poco 😉

Lo cual significaba, que tenía que volverme humilde y aprender cómo tener conversaciones de ventas.

Y así lo hice. Pagué cientos de dólares para que gente muy buena en eso me enseñara.

Ahora es extraño: actualmente tengo una tasa de conversión del 90% en conversaciones de ventas. Eso significa que el 90% de las personas con las que tengo conversaciones para explorar una venta acaban comprando mis servicios.

Claro que esa tasa de conversión tan alta es una combinación de varios puntos:

  1. Lo que vendo es increíble y creo totalmente en su efectividad.
  2. Hago marketing (la mayoría son ensayos que escribo) lo cual atrae clientes potenciales.
  3. Me he ganado la confianza de la comunidad (por escribir ensayos, y por algunos vídeos y podcasts), de modo que la gente de mi comunidad está dispuesta a pedir cita para tener sesiones conmigo.
  4. Soy muy selectiva en las conversaciones  — mi criterio es que sólo hablo con gente cuyas solicitudes me energizan genuinamente.
  5. Realmente no me importa si hago la venta o no  — lo hago por el placer del proceso — y requirió mucho trabajo interior el poder llegar a este punto.
  6. Trato cada conversación de ventas como una oportunidad para dar a la persona con la que estoy hablando una experiencia completa de lo que significa tener toda mi atención sin ataduras y liberada.

Y mi atención es exquisita.

La atención exquisita es el lujo más raro en el mundo a día de hoy, y si acaso lo dudas, piensa en ¿cuándo fue la última vez que alguien puso toda concentración en ti sin ninguna agenda, simplemente para apreciarte en tu totalidad, con compasión y cariño?

Por lo tanto, el tema es: conversaciones de ventas. Debes aprender a tenerlas.

Y exactamente a cómo tenerlas de manera excelente, es lo que voy a tratar en la próxima ronda de THRILL: un curso acerca de la escritura en redes sociales, construir tu negocio y que te paguen por ello.  Mientras tanto, he aquí un consejo: la forma más rápida de entusiasmarte para hacer ventas cuando te aterroriza por naturaleza, es pretender que eres un gángster.

7. De verdad está bien contratar a un mentor.

Siempre pensé que solamente las personas patéticas tendrían que contrar un mentor.

Quiero decir, ¿no es un mentor alguien que solo parece que te guía, al estilo de Obi Wan, atraído por tu obvia y predeterminada extraordinariez?

Y si no has atraído ya a un mentor poderoso, probablemente signifique que no estás destinado para grandes aventuras y no eres tan extraordinario y que en verdad sólo deberías sentar cabeza de una puta vez, y volver a centrarte en tu patético trabajo diario, ¿no?

Pues no. De ningún modo.

Como muchas cosas malas e inútiles que a mi cerebro le gusta decir, esta línea de pensamiento no es de ninguna manera verdadera o útil.

Para empezar, tradicionalmente a los mentores siempre se los pagaba. La misma palabra «mentor» proviene de un personaje llamado Mentor en la Odisea de Homero, que era amigo del rey Odiseo, y el tutor pagado de su hijo, Telémaco.

Básicamente, si eras el hijo del Rey, se te adjudicaba un mentor. ¿Y si no fueras el hijo del rey?

Bueno, en la Antigua Grecia, si eras un chico adolescente atractivo sin contactos con la realeza, todavía podías encontrar un mentor sabio y útil (que esperaba tener relaciones sexuales contigo a cambio de su tiempo y sus excelentes consejos).

Lo cual, si piensas en ello, realmente es sólo otra forma de «pago» más, aunque de un naturaleza más íntima, ¿no?

Entonces.

La cuestión es que, es poco probable que las personas exitosas y ocupada en el mundo de los negocios online que no están en la nómina de tu grupo o familia, tengan  tiempo de hacerte de tutores a menos que les pagues (puede que consigas encontrar a uno con quien tener sexo, si te va eso), lo cual está genial en verdad.

Esto significa que no tienes que sentarte a la espera de que algún holograma de Obi Wan aparezca en tu vida.

En su lugar, puedes buscar por ahí, decidir de quién quieres aprender, ponerte en contacto con esa persona, y contratarla.

Eso es lo que yo hice cuando contraté a mi mentora y coach Christina Berkeley a principios del 2015 , y acabé consiguiendo cinco veces más dinero en 2015 de lo que había hecho en cualquier año anterior. Eso es, fue pasar de ganar 20.000$ al año a 100.000$.

Así que, estoy feliz de poder ofrecerte un servicio de coaching y mentoría yo misma  — sé de primera mano lo valioso que es.

En Resumen

Si estás planeando escapar de cualquier enredo en el que estés metido (corporativo, académico, o simplemente la dura rutina del desempleo), te deseo la mejor de las suertes.

Quiero que sepas que es posible hacer una vida maravillosa trabajando para ti mismo online.

El proceso para convertirse en el tipo de persona con una audiencia de miles, es una enorme aventura que puede expandir y hacer crecer excelente y dolorosamente cada faceta de tu ser — emocional, física y espiritual.

Y porque estoy muy agradecida por la vida que tengo hoy día y quiero que mucha gente pueda aprender exactamente cómo dar un salto similar, te ofrezco  THRILL: un curso acerca de la escritura en redes sociales, construir tu negocio y que te paguen por ello. 

Imágen de portada de aforestfrolic.com, encontrada en Flickr Creative Commons.


Autoría:

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.


 

Cómo ganar tus primeros 100$ Online como Emprendedor Ocultista

Siempre que pienso en el espíritu emprendedor en el área de los servicios ocultistas, pienso en Liz Taylor en su papel de Cleopatra. Tal cual. Probablemente debido a la impresionante sombra de ojos.

Nota: Lo que sigue a continuación concierne al tipo de negocio ocultista online proveedor de servicios de consultoría / coaching / entrenador / mediapreneur, ya que es esto en lo que tengo experiencia: He creado un negocio centrado en mi coaching y enseñanza de magia práctica, que me reportó 100.000$ en ingresos en 2015, y está en camino de traer por lo menos el doble en 2016.

Si tu negocio se centra en la venta de productos físicos, se trata de una criatura un tanto diferente, y probablemente prefiera buscar consejo de alguien que haga cosas por el estilo.

He escrito recientemente acerca de las actitudes y creencias que implican la creación de un negocio online exitoso, pero hoy quiero ser super-pragmática y específica respecto a  la situación para aquellos de nosotros que ofrecemos servicios ocultistas (lecturas de tarot, astrología, sesiones psíquicas, coaching espiritual o mágicamente orientado, hechizos, etc.).

Pensaba en escribir hoy algo así como: «Detrás de las cámaras de un lanzamiento de 27.000$», ya que eso es lo que ha sucedido este mes en mi negocio con el lanzamiento de INFLUENCE: el curso sobre el dominio de la magia práctica que cambiará tu vida.

Pero recuerdo que cuando aún intentaba establecerme en el mundo de los negocios en línea, tratando de convencerme a mí misma de que trabajar desde mi portátil era una opción realista era algo que realmente podría hacer, que en realidad pagaría la renta y llenaría la nevera …

…bueno, por aquel entonces, cuando aún estaba empezando, títulos como «Detrás de las cámaras de un lanzamiento de 27.000$» me sonaban súper intimidantes, abrumadores e irreales.

Así que, si bien quiero que llegues al punto en el que tengas meses con ingresos de 27,000$ en tu negocio, sé que el camino para que llegues a ese punto pasa por mí ayudándote a que te entusiasmes mucho en ganar 100$.

100$ es una cantidad significativa de dinero.

Puede pagarte una cena de lujo con tu amor, más de una semana de comida, alguna pieza de elegante ropa nueva (o 10, si eres un adicto a las tiendas de segunda mano, como yo), o pizza para ti y unos cuantos amigos.

100$ son una pasada, y es algo muy factible. Además puede cambiar absolutamente tu vida. Quiero decir, ¿cuán maravilloso es aprender que puedes crear dinero en efectivo real sin necesidad de un empleo? Es casi infinitamente maravilloso. Nunca me canso de ello.

El placer de contratarte a ti mismo

Después de terminar el máster en literatura inglesa y de dar vueltas entre escribir currículums para autónomos y presentar candidaturas para montones de otros trabajos “mejores” en los que se negaron rotundamente a contratarme, me venía a la cabeza este miserable pensamiento de frustración una y otra vez: «Soy incontratable».

Y estaba en lo correcto. Los empresarios contratan gente cuando creen que la persona que están contratando va a mejorar de alguna manera su balance.

También sucede que yo no sirvo para cumplir instrucciones de otros para cumplir con un propósito que no sea el mío. Pero hablaremos de esto otro día en que profundicemos en la filosofía del espíritu emprendedor.

El punto es que con mi ilustre currículo como profesora de poesía y estudiante graduada, no tenía nada que demostrara que podía mejorar en algo el balance de alguna compañía, ni de lejos.

Quiero decir, piensa en ello: ¿Qué iban a ver en mí los potenciales empleadores? «¡Oh, esta mujer entiende de verdad a Chaucer! ¡Rápido, métela en el equipo! ¡Págale 50.000$ al año con beneficios! ¡Necesitamos a alguien que entienda las formas verbales del Inglés antiguo, stat

Sí, pero no.

Estaba completamente jodida.

De hecho, las cosas se pusieron tan mal que resultó que sólo había una persona en la tierra lo suficientemente loca como para asumir un riesgo tan salvaje y contratar a mi ser desprovisto de historial: yo misma.

Sí, así es: me contraté a mí misma para ganar algún dinero.

Buenas noticias: Si estás desempleado o estancado en algún otro tipo de penosa situación laboral, puedes contratarte a ti mismo también.

Muy bien, volvamos a hablar de las maravillas de los 100$.

Si llegas al punto en el que confías en que puedes ganar 100$ con tu negocio de servicios ocultistas online en cualquier momento, esta confianza puede crecer con el tiempo (¡antes de lo que crees!) hasta convertirse en el tipo de audacia y eficacia en la que sabes que puedes ganar 27.000$ en tu negocio online en cualquier momento.

Lo cual, debo admitir, es una sensación absolutamente fantástica.

Así que ponerte en marcha para ganar ese tipo de dinero mientras vives en cualquier lugar del mundo que te apetezca y trabajando en algo que te llene, ¿no suena interesante?

Vista de campos de arroz en Ubud, Bali, donde estuve el invierno de 2015-2016 pasando el rato, estando tranquila y trabajando.

Está bien si al mismo tiempo si suena interesante y también muy cursi y pedante, como si se tratase de una especie de fantasía de Tim Ferris que implicara hacer trampas en competiciones tailandesas de Kickboxing y jactarse de cómo ganar haciendo trampas.

¿Sabes que?

Es un poco cursi y pedante seguir hablando sobre vivir donde queramos. Es el Gran Sueño del Nómada Global Digital, del cual quizás estés harto de oír elogios en todas partes. A veces me canso de oír hablar sobre ello.

Aunque continúo hablando de ello a riesgo de parecer cursi y pedante, porque -no voy a mentir- aunque suene un poco estúpido y sea un cliché mencionarlo, es también una especie de maravilla infinita vivirlo, y quiero que tú también tengas acceso esta infinita maravilla.

«¡Pero Carolyn!”, podrías objetar. “¡No todos podemos ser emprendedores ocultistas y vivir donde queramos! ¿Qué hay de todos los otros trabajos que hay que hacer?  ¿Quién va a comprar los servicios que vendo online si todo el mundo lo está haciendo?»

Bueno, antes que nada: los robots van a ocupar todos esos empleos muy pronto. Los coches se conducirán solos, etc., etc.  Y no son sólo los trabajos de bajo salario los que van por ese camino. El programa de inteligencia artificial Watson de IBM ya está diagnosticando el cáncer mejor que los médicos y argumentando casos mejor que los abogados.

Así que lo mejor es crear otra opción para ti mismo, pronto, una que esté construida en base a ti y a tus talentos mágicos más profundos, una que un robot no pueda duplicar, una en la que tú y tu alma humana y sus poderes sean indispensables para operar.

Y, en segundo lugar: no te preocupes. Pese a que si das una vuelta por algunos grupos de Facebook pueda parecer que todo el mundo y sus madres son aspirantes a emprendedores ocultistas, en realidad no es así.

Incluso entre el pequeño porcentaje de personas que tienen el talento innato, muchos no tienen la dedicación o el estómago para ello.

Así que puede sonar algo frío, pero ahí va: la dedicación de otra gente mágica a vivir negando la apocalipsis del trabajo robot en curso, es tu oportunidad.

Además, no es necesario vivir en las playa de Thailandia y hacer trampas en las competiciones de kickboxing para disfrutar la vida de los negocios online deslocalizados.

Puedes permanecer exactamente donde estás, viviendo tu vida con tus amigos y familia, y simplemente vivir a tope el placer de no tener que acudir a ningún pésimo trabajo robot, jamás.

Muy bien, pues ahora vamos a ensuciarnos las manos. ¿Cómo vas a ganar tus primeros 100$?

Empieza con trabajo personalizado.

 

¿Por qué empezar con trabajo personalizado?

 

Un montón de inteligentes ocultistas interesados en contratarse a sí mismos para ganar dinero online quieren ir directamente a la enseñanza de cursos virtuales o vender infoproductos digitales.

Es comprensible, porque los cursos e infoproductos son rápidamente escalables (por ejemplo, una vez una vez le vez le coges el tranquillo, puedes atraer un mayor volumen de clientes que siempre va en aumento y por lo tanto conseguir más ganancias por aproximadamente la misma cantidad de trabajo) mientras que el trabajo personalizado no es escalable en absoluto.

Tú sólo eres uno solo y el día sólo tiene un número determinado de horas, así que hay un número finito de personas con la que puedas trabajar de forma individual. 

Sin embargo, si estás empezando a meter los pies en las aguas de la creación de una audiencia y un negocio online, es mucho, pero mucho más fácil generar ingresos consiguiendo clientes que paguen por el trabajo personalizado que vendiendo cursos.

¿Por qué? Bueno, para los principiantes:

1.a) Ofreciendo servicios de coaching, consultoría, mentoría o trabajos personalizados (como hechizos, curación energética, lecturas de tarot) permites que te paguen para aprender los entresijos de exactamente aquello con lo que luchan tus clientes y cómo puedes resolver sus problemas.

Hacer trabajo individual te permite determinar con qué tipo de personas disfrutas más trabajando, y también te permite determinar a quiénes estás más preparado para ayudar.

He aquí un ejemplo de mi propia vida: cuando empecé por primera vez a hacer coaching, creí que me gustaría trabajar con cualquiera que estuviera interesado en la magia. Resultó que no era verdad.

Conforme iba ocurriendo, me di cuenta de que con quien más disfrutaba trabajando era con gente como líderes, innovadores y emprendedores en temas de magia. Probablemente porque soy Capricornio con Marte y Pluto en conjunción en Escorpio: tengo esa intensa fascinación por la innovación y el poder. ¿Quién lo hubiera dicho?

Aún así, nunca lo habría comprendido del todo si no hubiera realizado un montón de trabajo personalizado al principio de mi negocio. El trabajo personalizado te permite obtener el pago conforme resuelves esta gigantesca cuestión existencial de negocios de «¿a quién quiero servir más que nada?»

1.b) Con el tiempo, conforme vas haciendo tu trabajo personalizado, te verás repitiendo las mismas cosas una y otra vez a varios clientes. Las mismas sugerencias, los mismos ejercicios, las mismas observaciones.

Las irás repitiendo porque te darás cuenta de que son los brillantes fragmentos de sabiduría que ayudan a tus clientes a experimentar grandes resultados (i.e., grandes resultados en cualquiera que sea el ámbito de la vida para el que te contrataron para que les consiguieras grandes resultados: la curación de sus problemas de intimidad, averiguar las mejores fechas para su próximo movimiento de negocios, el desbloqueo de su suerte, la mejora de su vida de pareja, etc., etc.).

¡Y eso es maravilloso!

Porque aquellas cosas que te escuchas repitiendo a ti mismo, justo éstas, son las claves que debes enseñar a una mayor audiencia. Esta es la materia alrededor de la cual puedes crear un programa de estudios y que puedes ofrecer como curso.

Bien, genial, ahora que ya estamos de acuerdo en que vas a empezar con trabajo personalizado, quizás te podrías estar preguntando:

P: ¿Cómo diablos voy a conseguir mi primer cliente?

Gran pregunta. Aquí están mis respuestas:

1. Compra el servicio que estás vendiendo al menos a dos o tres personas más.

Se trata de un paso crucial y que a menudo se pasa por alto.

Cuando experimentas el proceso de compra de servicios de coaching / hechicería / astrología / trabajo energético / (o cualquier tipo de servicio que vayas a vender) de otra persona, aprendes cómo otras personas lo hacen, cómo venden, cómo ofrecen, cómo manejan el servicio al cliente.

Aprendes lo que te hace sentir bien y lo que no.

También, practicas el valorar lo que estás vendiendo.

Si pretendes vender servicios de coaching, por ejemplo, y nunca has pagado a un coach, estás enviando un intenso mensaje a tu propia mente inconsciente de que no vale la pena invertir en coaching y que los coaches no merecen que les paguen.

Y este mensaje a tu mente inconsciente será un gran obstáculo para tí cuando salgas al mundo a tratar de conseguir clientes.

Así que, primero lo primero: busca un coach que te guste y paga bien a ese coach por sus servicios. Empieza adquirir el hábito de mantener y actuar según la creencia  de que “el coaching es muy valioso y vale la pena pagar por ello.»

Toma nota en especial del  tipo de resultados maravillosos que surgen en tu propia vida como resultado de tu inversión en el coaching. Personalmente, cuando invertí para que me orientara Christina Berkeley, conseguí ganar 5 veces más en mi negocio que antes (pasé de ganar alrededor de 20.000$ al año a 100.000$.)

Es más, en el proceso aprendes cómo otra persona se maneja en una conversación sobre ventas contigo.

Lo cual me lleva a mi segundo punto…

2. Elimina cualquier aversión que puedas tener respecto a las conversaciones de ventas.

Algunos ocultistas imaginan que “negocio online” es sinónimo de “no tener que lidiar con gente real” y parecen preferir actividades agradables como bloggear y crear  imágenes divertidas para las redes sociales (marketing!) para ahorrarles el tener conversaciones de venta.

En mi experiencia esta no es una estrategia demasiado sostenible.

Sí, puedes hacer que la gente compre tus servicios a través de un marketing de correo electrónico bien hecho y páginas de ventas y demás – y por alguna interesante ley kármica, he descubierto que es probable que no puedas conseguir que funcionen…

hasta que hayas construido tu presencia y tu confianza y tu mojo poniendo tu culo real en la línea real en conversaciones de ventas reales con seres humanos reales.

El negocio implica ventas. Punto, fin de la historia. Sin ventas, no hay ingresos, no hay ganancias, no hay negocio.

Ya que te acabas de contratar a ti mismo… ¡adivina qué!

Ahora eres tu vendedor número #1!

Bienvenido al trabajo duro.

3. Ten conversaciones de venta. Las que sean necesarias.

Sé que el término «conversación de ventas» puede sonar un poco intimidante, o como si estuvieras tratando de cerrar un negocio basado en aspiradoras, pero en realidad una «conversación de ventas» es sólo una conversación en la que buscas conocer a tu potencial cliente y lo que quieren, tu potencial cliente te empieza a conocer a ti y tus servicios, y al final de la charla decidís si trabajar juntos o no.

La única parte que da miedo en verdad es la posibilidad de que tu potencial cliente te diga “no, gracias”.

Sé que el rechazo no es agradable, pero como te habrás dado cuenta, muchas cosas de aquí del planeta Tierra no son agradables.

Te sugiero que empieces a emocionarte con la idea de experimentar el desagradable rechazo en conversaciones de ventas, porque es solo a través de la experiencia de esa incomodidad sensacional que supone escuchar un “no”, que eventualmente empiezas a escuchar montones de “síes” que construirán tu negocio.

 Enjuagar, repetir.

…Hazlo las veces que sea necesario (probablemente no serán más de 5 como mucho)… y habrás ganado tus primeros 100$ online!

Para concluir

Hoy hemos aprendido que el trabajo personalizado es el camino más rápido para obtener ganancias en tu negocio ocultista online, y que probablemente tendrás que estar cómodo con las consultas / conversaciones de venta para hacer que las ganancias se manifiesten.

Lo que quiero que hagas a continuación es que salgas ahí fuera y pongas esto en práctica.

Esos 100$ no van a caer del cielo, cariño. Ve a ganártelos.

Y una vez más, si quieres algo de ayuda para aprender cómo tener conversaciones de venta, te invito a introducir tu correo electrónico en el formulario de arriba para recibir mi guía de inicio rápido sobre el tema.


Autoría:

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.


[Nota de Traducción: en la web de Carolyn puedes encontrar un formulario para recibir una guía de inicio para localizar clientes potenciales y sostener conversaciones de ventas.]

7 Apuntes acerca del Amor Fati

  1. Amor fati es una expresión latina que significa: “Amor por el propio destino”.

Amor fati  es una expresión latina que describe a la perfección el resultado de haber logrado la integración de la sombra.

La integración de la sombra –el abrazo inquebrantable de lo desconocido y de lo que ordinariamente se reprime, del tabú o de lo que se intenta evitar– es la raíz de toda magia eficaz.

Por lo tanto,  amor fati es un término poético y útil que podríamos emplear para sustituir la engorrosa expresión: “el estado mágico empoderado que resulta del éxito en la integración de la sombra”.

Nietzsche dijo acerca del amor fati en Ecce Homo:

“Mi fórmula para expresar la grandeza en el hombre es el amor fati: el no querer que nada sea distinto, ni en el futuro, ni en el pasado, ni en toda la eternidad. No sólo soportar lo que es necesario, y aún menos ocultarlo –todo idealismo es mendacidad frente a lo que es necesario–, sino amarlo.”

Y en La Gaya Ciencia:

“Quiero aprender cada vez más a ver como algo bello aquello que es necesario en las  cosas: entonces seré uno de aquellos que hacen bellas las cosas. Amor fati: ¡Que sea éste a partir de ahora mi amor! No quiero hacerle la  guerra a lo feo. No quiero acusar, no quiero ni tan siquiera acusar a los acusadores. ¡Que mirar a otro lado sea mi única negación! Y en general y en definitiva: ¡quiero, algún día, ser tan solo un afirmador!”

De la entusiasta descripción de Nietzsche deducimos que el amor fati puede constituir la “grandeza en el ser humano” ya que es sinónimo de la habilidad de estar plenamente presente en todas las dimensiones de la vida, incluyendo las más terribles, sin una reacción aversiva.

  1. El Amor fati constituye un acercamiento a la vida absolutamente libre de vergüenza.

El miedo, dice Frank Herbert en Dune, es el asesino de la mente.

La vergüenza es la asesina de la magia. Lo que es aún peor.

La Magia, o la fuerza bruja, es un tipo de poder que emana de dentro, que no puede ser comprendido de forma racional u objetiva, sino sólo de forma poética y subjetiva.

El poder que emana de dentro, la habilidad de efectuar cambios en el mundo a través de la numinosa cualidad del propio ser y las propias acciones, es distinto del poder que se impone, el uso de la coerción o la amenaza para alcanzar un fin deseado.

Hablando poéticamente, podemos decir que la fuerza bruja es un campo electromagnético de sincronicidad que rodea a una persona, el tono y la intensidad del cual está dramáticamente influenciado tanto por su experiencia de vida como por su reacción/respuesta a ésta.

La fuerza bruja de una persona a menudo actúa de forma semi-autónoma, funcionando sin intención deliberada por parte de su ego.

Con la integración de la sombra y su cuidado intencional a través del símbolo y el ritual,  la fuerza bruja de un individuo se puede aprovechar e integrar a una relación dinámica con la mente consciente.

Este trabajo de cultivo e integración de la fuerza bruja inconsciente con la intención consciente es la finalidad de todas las alquimias, tantras, iniciaciones chamánicas y mágicas que encontramos a través de todos los tiempos y culturas.

En la existencia humana, la vergüenza a menudo coincide con el dolor y el sufrimiento, y los prolonga.

En los últimos dos mil años de historia la dogmática religión organizada (incluyendo la dogmática religión organizada que es la ciencia materialista) ha sobrecargado incesantemente de vergüenza a todo el mundo.

Esta vergüenza y sus dolorosas consecuencias han sido promulgadas y dirigidas muy violentamente hacia las mujeres, las personas de color y las personas de género no conforme / LGBQT; si bien también hay que tener en cuenta que los hombres, incluidos los hombres blancos, sanos y cisgénero (que históricamente han tenido el nivel más elevado de privilegio dentro de la jerarquía de la vergüenza) también han sufrido traumas emocionales y espirituales en este estado de las cosas.

Básicamente, nadie gana realmente en la jerarquía de la vergüenza, porque incluso los “ganadores” –los hombres blancos privilegiados que acabamos de mencionar– reciben los beneficios de su “victoria” (prosperidad material, influencia política) al alto coste de su empatía, capacidad de conexión y acceso a su propia intuición y fuerza bruja, por ejemplo, desde la adhesión a una idea de “masculinidad” convencional, imparcial, que debe mantenerse en orden para conservar sus privilegios.

  1. El Amor fati connota la ausencia de contracción energética y la presencia de una fuerza bruja renovada.

La vergüenza que rodea cualquier aspecto de tu experiencia vital, las energías instintivas o cualidades personales, es una herida que causa una especie de contracción de tu fuerza bruja.

La vergüenza, lamentablemente, es un contagio social. Es una enfermedad únicamente humana, transmitida de persona a persona. Los monos, notoriamente, carecen de ella.

Esta contracción energética de tu fuerza bruja ocasionada por la herida de la contagiosa  vergüenza crea una especie de “cojera” energética. Cuando tienes esta especie de cojera a nivel mágico – como la mayoría tenemos – el campo de sincronicidad que te rodea se ve obstaculizado en su habilidad para provocar manifestaciones felices.

En lugar de esto, de forma bastante molesta, tu campo circundante de sincronicidad provoca manifestaciones que simplemente recrean una y otra vez (con varios matices de finura simbólica y un humor realmente oscuro) la situación original de daño.

Esto es muy poco divertido, y algunos dirían que «injusto» y, sin embargo, me atrevería a decir que es realmente un acto de amabilidad; es la manera del universo de enfrentarnos una y otra vez, con un aspecto jodidamente doloroso de la vida en la tierra que no hemos querido sentir y abrazar completamente, hasta que finalmente estemos dispuestos a querer abrazarlo.

Está de moda despotricar acerca del común y reconfortante dicho «Todo sucede por alguna razón», porque queremos enfatizar que el dolor, la tragedia, el pesar y la violencia no tienen sentido. Esto es también algo bueno y diplomático a tener en cuenta cuando empatizamos con alguien que recientemente ha sufrido algún daño o está de luto. Por supuesto el dolor se percibe absolutamente carente de sentido.

Sin embargo, a riesgo de parecer extremadamente antigua y ofensiva, de hecho mi propuesta es que Todo Sucede por alguna Razón.

La razón no tiene por qué ser particularmente agradable, o algo que se pueda reconocer automáticamente como benevolente, pero parece haber un principio evolutivo alrededor del cual se construye la experiencia humana: el retorno de lo que ha sido reprimido.

No consigues ir más allá de ningún tono de dolor que este planeta ofrezca hasta que estás dispuesto a enfrentarlo con valentía y sin vergüenza.

¿Por qué es la falta de vergüenza un requisito? Porque la vergüenza es el elemento que causará que inconscientemente recrees ese patrón doloroso. Experimenta el dolor sin vergüenza y habrás interrumpido con éxito el patrón.

Este sombrío proceso de recreación de patrones funciona tanto en los niveles individuales como sociales.

Pero no es demasiado útil frotarnos las manos pensando en la disfunción social que se encuentra más allá de nuestro control inmediato –la forma más directa en que la disfunción social llegará a sanarse, eventualmente, es a través de individuos que primero hagan este trabajo para sí mismos y que apoyen a sus amigos y familias en esta labor.

En otras palabras, no hay una salida, sino una vía que recorrer.

Ami James, artista tatuadora

Ahora volvamos a la “cojera”.

Del mismo modo en que el cuerpo físico compensa una herida “robando” energía de otros sistemas, la psique genera estrategias de resentimiento, culpa, codicia, agresión, compulsión, adicción –la panoplia completa del vicio humano– como compensación a la “cojera” energética, sincrónica, generada por la herida de vergüenza en la fuerza bruja.

Estas estrategias también conocidas como vicios –resentimiento, codicia, agresión, compulsión, adicción– funcionan como mecanismos apropiadores de energía.

En otras palabras, debido a que la herida de vergüenza crea una contracción que te deja temporalmente incapacitado para acceder a dimensiones clave de tu propia energía eléctrica-espiritual-sexual interna, los vicios tratan de “apropiarse” de la energía de fuentes externas –la aprobación de otras personas, las drogas, el alcohol, el sexo alienado, el juego, el trabajo compulsivo– para abastecerte.

Este mecanismo de “apropiación” del vicio es la raíz de lo que la gente a veces llama “vampirismo energético”. Todos somos vampiros energéticos, en cierta medida, siempre y cuando mantengamos estos vicios operativos en nosotros.

También estamos todos en una relación codependiente y adictiva con el mundo, otras personas, y con la vida, en la medida en que nos mantenemos en esta situación.

Si te gusta la astrología y te preguntas dónde puede estar tu herida más profunda y tu contracción más intensa, una estrategia simple es echar un vistazo a tu carta natal en astrolabe.com, y buscar la casa y el signo en los que se encuentran tu Saturno y tu Plutón. El libro de Liz Greene Saturn: An New Look at an Old Devil y el de Steven Forest’s The Book of Pluto: Finding Wisdom in Darkness with Astrology son fuentes excelentes para este tema.

  1. El Amor fati nos indica el significado real de la integración de la sombra.

El trabajo de integración de la sombra, tal como se describe en prácticamente todas las fuentes contemporáneas, se explica a menudo como un esfuerzo por “poseer” o responsabilizarse de las cualidades negativas (como por ejemplo las estrategias de compensación/los vicios) que uno preferiría negar que posee.

En este discurso, es común hablar de “poseer la propia codicia” o “poseer la propia agresividad”.

Esto me parece una versión débil y bastante patética de la integración de la sombra.

Porque aunque salir de la negación al contemplar nuestras estrategias compensatorias y sus consecuencias es un movimiento clave para el trabajo con la sombra, según mi experiencia en realidad éste es sólo el primer paso.

En otras palabras, si simplemente te quedas en la fase de dejar de negar tu codicia,  agresividad o resentimiento, aún permanece el hecho de que estás lleno de codicia, agresividad y resentimiento.

Por lo tanto, has logrado reconocer los efectos de tu sombra no integrada, pero todavía no has llegado a integrar tu sombra y su poder.

Esto es debido a que el contenido esencial de tu sombra no es esa codicia, agresividad o resentimiento, o cualquiera que sea el tipo de vicio que tu psique prefiera.

Como hemos señalado, estos vicios son sólo estrategias compensatorias que te ayudan a sobrevivir “apropiándote” de energía.

El contenido real de tu sombra, lo que realmente estás reprimiendo y evitando, es el abrumador recuerdo-sensación del encuentro con energías tabú.

A menudo estas energías tabú son aquellas del deseo sexual (eros), y su más esotérico e inseparable gemelo, el deseo de muerte (thanatos).

Estas energías son tabú por la sencilla razón de que sus efectos son realmente abrumadores para la psique y, si no se contienen, son perjudiciales para las relaciones sociales.

La mitad del trabajo en la magia efectiva consiste en el esfuerzo de crear sólidos contenedores simbólicos y rituales en los que encontrar y abrazar estas abrumadoras energías tabú. Si te fijas, en casi cualquier tradición indígena chamánica se puede ver este trabajo de creación de contenedores.

En la sociedad civilizada dirigida por los Saturninos dogmas gemelos de la religión y la ciencia materialista, prácticamente nadie tiene acceso a contenedores simbólicos y rituales para el encuentro con estas abrumadoras, pero inevitables, energías.

Así que, en ausencia de contenedores mágicos deliberados, el limitante mecanismo contenedor de comprobación por defecto para las experiencias abrumadoras del deseo sexual y el deseo de muerte, de la sociedad civilizada, es la vergüenza.

Y, como hemos señalado, la vergüenza daña. Es básicamente el mecanismo contenedor más jodido y perjudicial que ha existido jamás.

En otras palabras, a pesar de que Freud tenía una severa ceguera centrada en sí mismo que afecta en gran medida su interpretación de la experiencia psicológica (especialmente  su interpretación de la experiencia femenina del trauma), yo diría que estaba muy en lo cierto en su atribución de casi la totalidad de las neurosis (la “cojera” energética de la que hablábamos) a la represión y la vergüenza hacia las sensaciones de deseo sexual y del deseo de muerte.

La teoría de la sombra de Jung (en la que se basan casi todas las débiles versiones modernas del trabajo con la sombra) no tomó en plena consideración la escandalosa base de vergüenza sexual y respecto a la muerte de la sombra, probablemente debido a la propia necesidad de Jung, comprensible pero egoísta, de distanciar su trabajo del de Freud, su mentor convertido en rival.

Como resultado de esta evasión de la sensacional naturaleza vergonzante de la sombra, el propio proceso de integración de Jung, el cual practicó en su ahora famoso Libro Rojo y aplicó con sus clientes…

… si bien es un proceso hermoso y a menudo efectivo a la larga…

… resulta innecesariamente oblicuo, arduo, largo y arcano.

En otras palabras; el símbolo, el sueño, el ritual y la imaginación siempre serán elementos de comunicación efectiva con el inconsciente –Jung estaba en lo cierto al respecto– pero yo diría que la total dependencia de Jung de estas herramientas para llevar a cabo el trabajo de integración también se debió, en parte, a su falta de voluntad para sencillamente confrontar sin rodeos  la sombra y todas sus escandalosas sensaciones.

Freud, a pesar de todos sus fallos de interpretación provocados por su narcisismo, tenía la virtud de una incesante voluntad de confrontar y denominar al contenido de la sombra como lo que es: sexo y muerte, eros y thanatos, el reino del tabú.

  1. Amor fati significa abrazar toda sensación sexual y sensación de muerte, pasada y presente.

Cuando uno está dispuesto a confrontar de forma consciente, deliberada (podríamos decir “ritual») y sin vergüenza alguna y sentir plenamente toda sensación, incluyendo las abrumadoras  sensaciones del recuerdo del encuentro con el tabú, el eros y el thanatos, uno alcanza el amor fati afirmando la esencial y misteriosa “bondad” de la experiencia vital de uno mismo en su totalidad, incluyendo experiencias muy dolorosas y traumáticas.

Quiero ser clara: no estoy hablando en absoluto de una visión fluffy-bunny, de un bypass espiritual, de una “aceptación” pasiva de las dificultades de la vida o de una resignación a la violencia y a la miríada de opresiones de nuestra sociedad.

De lo que estoy hablando es de una forma de crear una “interrupción del patrón” masiva y sanadora en el doloroso ciclo de la vergüenza y sus viciosas estrategias compensatorias, las cuales siempre crean… más dolor y más vergüenza.

Esta “interrupción del patrón” está en el corazón del tantra y la alquimia, los senderos “del rayo” hacia el despertar no-dual. Los caminos del rayo se reconocen ampliamente por ser tan rápidos como potencialmente peligrosos –dado que la simple indulgencia en la sensación del tabú no provoca la iluminación.

El proceso de confrontar con sabiduría, sin vergüenza alguna y sintiendo plenamente  la abrumadora sensación del tabú, obviamente no es fácil. Si fuera fácil y divertido, no nos habríamos dedicado durante miles de años a invertir nuestras energías colectivas en evitarlo.

En mi experiencia, se trata de algo tremendamente desafiante, y requiere un inmenso coraje, fuerza  y una gigantesca y urgente voluntad de despojarse de estrategias compensatorias.

Algunas personas son capaces de hacer este trabajo en solitario, algunas requieren apoyo. Yo no aconsejo intentarlo a menos que tengas una mente sana y estés realmente preparado para tomar máxima responsabilidad como adulto para aceptar el trabajo en toda su extensión.

Yo enseño un método meditativo para realizar este tipo de integración de la sombra al que llamo Existencial Kink (Kink Existencial), y aunque es súper intenso y no apto para cualquiera, también puede ser inmensamente rápido y efectivo, como muchos de mis clientes y participantes de mis cursos pueden atestiguar.

  1. El Amor fati es el estado mágico más eficiente que se pueda experimentar.

Amor fati, el total y extático amor por el propio destino, incluyendo sus dimensiones más dolorosas, es una condición liberada.

Es la condición que Jung llamó “individuación” –porque, para experimentar el amor fati, debes realizar el trabajo de separarte (individuarte) a ti mismo de la vergüenza familiar o social respecto al eros y el thanatos.

También es una forma bastante valiosa y dinámica de conciencia no dual.

El Amor fati otorga a un poder mágico inmenso, primero, porque es la habilidad de tener una relación no-contracturada (no emocional, dañada, aversiva, reactiva) con el dolor y la adversidad.

Piensa en ello durante un minuto. Imagina que tienes el poder de conocer cualquier circunstancia, cualquier emoción, desde una atención despreocupada y sensible.

Imagina que no existe nada ante lo que te tengas que encojer, nada que tengas que evitar.

Es relativamente fácil ver cómo esta capacidad confiere una apertura hacia la vida, hacia otras personas y hacia lo desconocido, que es la condición ideal para la «buena suerte».

La Fortuna favorece a los valientes, reza el dicho.

Arcano de la Rueda de la Fortuna del tarot de SoftAnatomies

Y es muy cierto, cuanto más valiente eres en tu voluntad de sentir de forma plena y de estar presente incluso en las sensaciones más extremas, más abierto estás al amplio campo de la vida y, por lo tanto, estás mucho más expuesto a que la buena fortuna te encuentre.

La buena fortuna no puede contactar fácilmente a los que se pasan la vida evitando el eros y el thanatos, cojeando con los vicios compensatorios.

De hecho, la buena fortuna en sí misma es sumamente sensacional, y si habitualmente bloqueas la sensación con vicios compensatorios, también estarás rechazando inconscientemente los dones de la buena fortuna, porque tu ser ni siquiera los verá como algo bueno: los verá simplemente como algo sensacional, y tu ser ha aprendido a considerar la sensación intensa como algo inaceptable y peligroso.

Así que una clave para obtener un alto nivel de buena fortuna, salud, prosperidad, etc., es este tipo de trabajo intenso con la sombra, en el cual aprendes a recibir sensaciones fuertes.

En segundo lugar, el amor fati proporciona un inmenso poder mágico, ya que corresponde a tener un campo energético sincrónico sano, no debilitado por la vergüenza, y que no recrea la escena original, tristemente dolorosa, para obligarte a lidiar con ella.

En otras palabras, en el amor fati, tu fuerza bruja está capacitada para llevar a cabo una función más alegre, generando relaciones y situaciones positivas a tu alrededor. En esta condición no necesitas estrategias compensatorias para “apropiarte” de energía, por lo que eres capaz de tener una relación no abusiva y comprensiva con la realidad.

Cuando tienes amor fati como fuerza bruja, resultas mucho más atractivo a los aliados de todo tipo que te rodean; humanos, deidades, animales, elementos, –por la sencilla razón de que ya no estás aprovechándote de su fuerza, sino que estás arraigado en tu propia fuerza.

Considera lo siguiente: “vir” es una raíz latina que significa literalmente “fuerza”. Cuando eres “virgen”, te fertilizas a ti mismo, estás lleno de tu propia fuerza. Cuando eres “virgen” también eres “virtuoso” en vez de “vicioso” porque no estás robando energía inconscientemente de otras personas o sustancias.

En términos mágicos, ser virgen y virtuoso no tiene ninguna relación con ninguna forma específica de conducta sexual o inexperiencia o con ser un santurrón/na. Tiene relación con estar en una condición de amor fati, unido con la propia, fuerza divina.

  1. El Amor fati es una afirmación de la identidad divina.

¿Quién crees que eres?

Quiero decir, en verdad. ¿Qué revelan tus actos, elecciones, relaciones, respuestas a las situaciones de la vida, acerca de quién, en lo más profundo de ti mismo, crees que eres?

Si eres como la mayoría de nosotros los humanos, es probable que en algún punto te creas profundamente incapaz de encontrarte cara a cara con la vida y la muerte.

Eso es mentira, y es una parte importante del contagio social de la vergüenza. La vergüenza, como mencionamos anteriormente, es un esfuerzo realmente pobre por crear contenedores para el abrumador encuentro con las sensaciones de eros y thanatos.

Parte de lo que hace a la vergüenza tan pobre como estrategia de contención es una actitud de “Uh, ¡yo no puedo lidiar con esto! ¡Fuera! ¡Fuera!” en lugar de asumir una actitud de “esta experiencia realmente intensa es parte de la vida, vamos a ver qué puedo hacer para encontrarme sabiamente con ella sin volverme loco”.

Mientras creamos profundamente que somos incapaces, es inevitable que nos hundamos en la autocompasión.

Puesto que la sincronicidad es un patrón de significado, y la identidad es lo que nosotros «significamos», cuando nos identificamos con esta ilusión de lamentable incapacidad, generamos circunstancias sincrónicas en nuestra vida que significan: lamentable incapacidad.

De modo que una manera de entender el valor del amor fati es reconociendo que el abrazo del amor fati es una actitud divina.

Y cuando practicamos de todo corazón esta actitud divina, pasando de una postura de autocompasión a una de capacidad de clara visión, alteramos fundamentalmente aquello que creemos que somos, nuestro «significado». Cambiamos este significado, y la firma energética de nuestro ser.

Dado que la sincronicidad, de nuevo, es un patrón de significado, cuando nos identificamos con esta verdad divina de poder asombroso para recibir cualquier cosa con un profundo abrazo dentro de un contenedor de sabiduría, generamos circunstancias sincrónicas que significan: poder asombroso.

En Conclusión

Ahí lo tienes. El menú de hoy: Amor fati. Es impresionante, ve a buscarlo, enciende tu fuerza bruja.

Además: Nietzsche y Freud, como muchos de nosotros, eran imbéciles a veces pero también resultaban estar totalmente en lo correcto en algunos puntos importantes.


Autoría:

Carolyn Elliott es editora de WITCH magazine y una coach con una peligrosa reputación. Es autora de Awaken Your Genius: A Seven-Step Guide to Uncovering Your Creativity and Manifesting Your Dreams.  Es conocida por su extraña e incómoda habilidad para sonsacar a personas mágicas realmente inteligentes y de alto rendimiento y conseguir que hagan las cosas que en realidad quieren hacer.


Imagen destacada: Amor Fati rings, Jason Alton