¿Tu práctica New Age promueve la opresión y la meritocracia?

Por Angela Kaufman

Tal vez pensaste que adentrarte en el misticismo y la espiritualidad de la «Nueva Era» te mantendría a salvo de las actitudes críticas expuestas por las religiones descaradamente patriarcales.

Has trabajado duro para deshacerte de cualquier pensamiento o juicio negativo acerca de otros.

Estás tremendamente iluminado y ni se te ocurre juzgar a alguien por su tono de piel u orientación sexual. Adoras la diversidad, por eso vas a clase de Yoga y lees a Rumi.

Quieres seguir aprendiendo y creciendo, por lo que sigues a los Gurús que tienen las vibraciones más elevadas, sin miedo a decírtelo.

¿Qué pasaría si resulta que la búsqueda por liberarte de cualquier pensamiento “negativo” te ha cegado ante las injusticias que sufren aquellos que te rodean? Esas injusticias que otros no tienen el privilegio de poder ignorar.

Sí. Es una afirmación molesta. Y habrá más.

Porque, aunque no soy la única que habla de estos asuntos, el hecho es que aún hay demasiada gente vendiendo un estilo diluido de meritocracia y opresión.

Uno que se ha vestido con pantalones de yoga y cristales.

Del mismo modo, hay aún demasiada poca gente llamando a estos abusos espirituales por lo que son.

Es posible que estés sacudiendo la cabeza, insistiendo en que eres un ser de luz y amor y nunca oprimirías a otros.

Y posiblemente estés en lo cierto con esa afirmación.

Excepto por el daño que no sabes que estás haciendo.

Creo que quieras ser un catalizador de cambios positivos para otros.

Creo que realmente quieres abrir tu mente y tu corazón y conectar con otros a niveles más profundos.

Creo que tu deseo de no hacer daño es sincero.

Así que sigue leyendo, porque algunas de las cosas que te han enseñado son tóxicas y sin darte cuenta, tu perpetuación de algunas creencias comunes en la New Age puede estar contribuyendo a la opresión de otros.

Y ambos sabemos que no es eso lo que quieres.

¿Manifestación o Meritocracia?

Antes de que “Manifestación” se convirtiera en una palabra popular en el vocabulario de la Nueva Era, la práctica tenía otro nombre.

Magia(k).

Y sí, funciona. Aunque la extrema comercialización de la espiritualidad ha distorsionado el concepto de Magia(k) y manifestación en una nueva forma de abuso emocional.

Hay muy poca diferencia entre un Gurú de la Nueva Era que dice a otros que no han alcanzado aún la estabilidad financiera porque ellos no han trabajado lo suficientemente duro para manifestarla y un teleevangelista que dice a otros que no han logrado la independencia económica porque no han contribuido con suficientes donaciones a la iglesia.

Exacto, este es un suplemento herbal difícil de tragar.

Pero si prestas atención la próxima vez que oigas hablar acerca de la manifestación y podrás escuchar el trasfondo rezumante del Calvinismo y la meritocracia.

Escucharás a la gente decir, por ejemplo, que una persona que vive en la pobreza simplemente no ha aprendido a elevar su vibración lo suficiente

Tal vez la persona que dicta esta opinión ha levantado su propia vibración con la ayuda de una herencia, de una beca o de los ingresos de una esposa.

Aunque creo que necesitamos sintonizarnos con la energía de aquello que deseamos atraer, hay ciertos factores que no pueden ser ignorados.

Generaciones de desigualdad salarial entre hombres y mujeres, gente blanca y no-blanca, por ejemplo, crean barreras reales a la estabilidad económica.

Una persona de color en EEUU que no ha tenido el privilegio de movilidad de clase hasta épocas recientes debido al racismo institucional y a la denegación de créditos o seguros, por ejemplo, no ha fallado en “elevar su vibración”.

Ha sido mantenido en lo más bajo de la cadena salarial por un sistema de supremacista.

Considerando el contexto, esto hace que la vibración de la gente en lo alto de esta cadena alimenticia racista se vea algo… bien… “negativa” …

Por supuesto las personas pueden trascender la opresión, y por supuesto transformar la energía para alinearse con resultados positivos, puede tener cierto impacto incluso ante los desafíos, pero ignorar la opresión para promover la idea de que aquellos que no han alcanzado el éxito es porque no han trabajado suficientemente duro en el ámbito espiritual es peligroso.

Es peligroso porque contribuye a la misma opresión que mantiene a otros marginalizados. Crea una excusa conveniente para los desequilibrios de poder en nuestra sociedad.

Si realmente creo que he ganado por mí misma todos los recursos de los que dispongo (no lo he hecho) nunca veré honestamente cómo mi privilegio reserva para mi cuanto menos algunos de esos recursos, al mismo tiempo que priva de ellos a otras personas que no disfrutan de tal privilegio.

Si me suscribo a la versión comercializada de la espiritualidad de la Nueva Era, permaneceré ciega ante mi privilegio, y lo que es peor, a la opresión que priva a otros de “manifestar” estabilidad.

He aquí una muestra de mensajes de los gurús de la Nueva Era que perpetúan la opresión.

La pobreza es resultado de una baja vibración personal

Sin duda en algunos casos una actitud negativa nos mantendrá estancados en el círculo vicioso del autosabotaje.

Sin embargo, a mayor escala, ¿por qué no estamos examinando el papel que juegan en esto el estancamiento salarial, los préstamos abusivos, la destrucción de los sindicatos y la explotación de la clase obrera debidos a políticas influenciadas por las donaciones de campañas corporativas?

Parece que el uno por ciento ha manifestado una vida cómoda para ellos mismos a nuestras expensas, y no creo que esto tenga algo que ver con que su vibración sea más alta.

Esta creencia es la contraparte de la Meritocracia en el reino espiritual de la Nueva Era.

Dios/la Diosa/El Universo quiere que seas rico

Esta afirmación es un pariente demasiado lejano de la mentalidad de Monarquía por Derecho Divino que lleva a dictadores y reyes a creer que su ascenso se debe al poder de Dios o a un Plan Divino, que en principio parece inocente.

Se siente cálido y agradable creer que el Creador quiere que todos seamos ricos.

En algún nivel, creo que es cierto que nuestro Creador quiere que crezcamos, prosperemos y experimentemos lo que necesitamos para cumplir nuestra misión en esta vida. Incluso lo llamaría ‘abundancia’.

Pero uso este término con cautela porque las palabras abundancia y riqueza han sido distorsionadas por el comercialismo.

¿Quiere Dios que tengas un auto deportivo?

No lo creo.

Si tu misión requiere que tengas acceso a medios de transporte seguros y el Creador quiere que cumplas tu misión, entonces sí, el Creador te ayudará a manifestar medios de transporte.

El resto es tu ego hablando.

Honestamente ¿Cuál crees que sería la prioridad para un Creador benevolente, ver a un puñado de gente entregándose a la opulencia mientras las masas son empobrecidas o ver la riqueza distribuida de manera que cada quién pudiera prosperar y cumplir su misión?

La gente escoge la pobreza para aprender “lecciones”

Creo que escogemos un plan para nuestra encarnación con el fin de aprender lecciones. Aunque también es importante observar, en un contexto más amplio, qué estamos enseñando y aprendiendo los unos de los otros.

¿Es el sintecho alguien que manifiesta una vida de humildad y sacrificio porque es parte de su Karma?

¿O es parte de mi Karma ver al hambriento en la calle y reexaminar porqué estoy contribuyendo a un sistema que incumple nuestro deber social hacia aquellos que sufren económicamente?

¿Qué hay de las lecciones que nos rodean acerca del desequilibrio de poder, la desigualdad en el reparto de la riqueza y los salarios en nuestra sociedad?

Tal vez todos hemos encarnado en esta corrupción del materialismo para poder hacer elecciones conscientes que provoquen cambios significativos en el sistema.

Tal vez sea parte de nuestra lección ayudar a los desahuciados en lugar de contarnos a nosotros mismos entre los justos porque de alguna manera hemos escapado de ese destino.

Por ahora.

Sí, la gente encarna en ciertas circunstancias y papeles para aprender lecciones.

¿Cuál es la lección acerca de responsabilidad social que estás aprendiendo de tus privilegios?

¿Y qué vas a hacer para contribuir a empoderar aquellos cuyas circunstancias te recuerdan las ventajas sociales y económicas de las que disfrutas?

Ya es difícil hablar de dinero en círculos mundanos, aún lo es más explorar honestamente las finanzas y desigualdades en conversaciones espirituales.

El dinero es una medida de energía. ¿Qué dice esto de la energía que nuestra sociedad y cultura si permitimos que pervivan las desigualdades extremas?

¿Qué dice acerca de nosotros como individuos si sólo estamos dispuestos a llevar el dinero a la conversación espiritual cuando ésta está centrada en cómo manifestarlo en mayor cantidad? ¿Cuándo veremos la compulsión como el origen, en vez de la consecuencia, de la vieja guerra de clases?

 

Artículo original
Fuente de la imagen


Autoría:

Angela Kaufman

Angela Kaufman es Intuitive Empowerment Coach, y autora del libro, Queen Up! Reclaim Your Crown When Life Knocks You Down- Unleash the Power of Your Inner Tarot Queen (2018, Conari Press). Su especialidad es  combinar lo místico y lo mundano para ayudar a las mujeres en la encrucijada a conectarse con sus fuentes principales de poder para superar los obstáculos. También es activista y artista. Para obtener más información, visita intuitiveangela.com/inner-queen/ 


Tags:

You May Also Like

Chamanismo, Brujería y Psicología

Por la Dra. Catherine Winther. Se han escrito muchos artículos excelentes sobre enfermedades mentales ...

Conoce a tus Guías Planetarios: La Metáfora Náutica en la Astrología Antigua I

Por Matthew Kenney. Los antiguos astrólogos diseñaron la astrología para revelar verdades profundamente esotéricas ...

¿Luna roja o luna blanca? Diferentes tipos de ciclos lunares.

Por Kelli Hansel Haywood Advertencia importante: No asumas que si no eres una persona ...